EN EL TALLER DEL
ALFARERO
 (Isa.64:8) Ahora pues,
Jehová, tú eres nuestro
padre; nosotros barro, y
tú el que nos formaste;
así que obra de tus
manos somos todos
nosotros.
 (Jer.18:6) ¿No podré yo hacer de
vosotros como este alfarero, oh
casa de Israel? dice Jehová. He
aquí que como el barro en la mano
del alfarero, así sois vosotros en
mi mano, oh casa de Israel.
1. Para comenzar vierte
agua sobre el barro.
 - El agua representa la palabra de
Dios.
 (Ef.5:26) para santificarla,
habiéndola purificado en el
lavamiento del agua por la
palabra.
 (Ez.36:25) Esparciré
sobre vosotros
agua limpia, y
seréis limpiados de
todas vuestras
inmundicias; y de
todos vuestros
ídolos os limpiaré.
 - Pues la palabra nos limpia -
(Jn.15:3) Ya vosotros estais
limpios por la palabra que os he
hablado.
 -Y esta incluye
dejar entrar Su
Palabra, al leerla,
creerla y aplicarla a
la vida.
2. El barro se centra
propiamente.
 - Así mismo necesitamos centrarnos
propiamente en Cristo antes de
empezar a moldearnos.
 ¿Qué significa
estar bien centrado
en Jesús?
 - Significa estar bajo sumisión,
entregados por completo,
cediéndole el pleno control de ti y
de todos los detalles de tu vida.
 - Necesitamos estar fundamentados
en el (Lc.6:47-48) Todo aquel que
viene a mí, y oye mis palabras y las
hace, os indicaré a quién es
semejante. Semejante es al hombre
que al edificar una casa, cavó y
ahondó y puso el fundamento sobre la
roca; y cuando vino una inundación, el
río dio con ímpetu contra aquella
casa, pero no la pudo mover, porque
estaba fundada sobre la roca.
 - Debe ser el, el que edifica
nuestra vida (Sal.127:1) Si Jehová
no edificare la casa, En vano
trabajan los que la edifican; Si
Jehová no guardare la ciudad, En
vano vela la guardia.
3. El proceso es lento,
constante y progresivo.
 - De la misma manera, El proceso del
señor es lento, constante y progresivo.
 (Sant.5:7) Por tanto, hermanos, tened
paciencia hasta la venida del Señor.
Mirad cómo el labrador espera el
precioso fruto de la tierra, aguardando
con paciencia hasta que reciba la lluvia
temprana y la tardía.
 (Fil.1:6) estando persuadido de
esto, que el que comenzó en
vosotros la buena obra, la
perfeccionará hasta el día de
Jesucristo.
4. La mano personal
moldea y transforma.
 De la misma manera, la mano de Dios,
va al fondo de nuestras vidas.
 (Hech.11:21) Y la mano del Señor
estaba con ellos, y
gran número creyó y se
convirtió al Señor.
 (Lc.1:66) Y todos los que las oían
las guardaban en su corazón,
diciendo: ¿Quién, pues, será este
niño? Y la mano del Señor estaba
con él.
5. El alfarero sabe
exactamente lo que quiere
hacer.
 - De la misma manera, Dios, Dios
sabe exactamente lo que quiere
hacer de ti.
 - Sabe exactamente en lo que
quiere que nos convirtamos.
(Jer.29:11) (NVI) Porque yo sé muy
bien los planes que tengo para
 ustedes —afirma el
SEÑOR—, planes de
bienestar y no de
calamidad, a fin de darles
un futuro y una esperanza.
 - Debemos confiar
totalmente en el Señor al
permitirle moldear,
formar, y transformar
nuestra personalidad.
6. Los ojos del alfarero
están siempre sobre el
barro.
 De la misma manera, una vez que
nos rendimos, y le damos luz
verde para empezar a trabajar en
la forma que Él quiere, Dios nunca
quitara los ojos y la atención de
ti.
 (Job24:23) El les da seguridad y
confianza; Sus ojos están sobre
los caminos de ellos.
 - Siempre tendrás su completa e
integra atención (2Cro.7:15)
Ahora estarán abiertos mis ojos y
atentos mis oídos a la oración en
este lugar;
7. El alfarero corta
los sobrantes.
 De la misma manera, Dios
siempre estará cortando
asperezas que a el no le agradan.
 (Jn.15:2) (NVI) Toda rama que en
mí no da fruto, la corta; pero toda
rama que da fruto la poda para
que dé más fruto todavía.
 - Pueden ser algunos amigos que
afectan la relación.
 - Algunos malos hábitos.
 - Algunas malas actitudes.
 - Rencores.
 - Falta de perdón etc.
Descargar

En el taller del alfarero”