(24 de septiembre 1880 – 13 de noviembre 1970)
Primera parte – Un hombre de verdadera Fe y de verdadera Ciencia
“A la mayor gloria de Dios” fue siempre su aspiración
y su convicción fue que entre verdades de fe ciertas
y datos científicos demostrados no puede haber contradicción
Hombre sencillo, modesto,
investigador de gran
humildad, uniendo
constantemente la oración
con el respeto absoluto
de la VERDAD, Crombette
consagró 35 años de su vida
a la ciencia.
Firmaba
“un Católico francés”
(cliquear para pasar las diapositivas)
Gracias a su fe en Dios y a la seguridad de que la Biblia no se equivoca,
ha descubierto datos que muchos estudiosos habrían podido descubrir si hubiesen
tenido fe en la Sagrada Escritura. El nunca admitía nada (excepto la Palabra
de Dios) sin antes analizarlo a la luz de fuentes de todas clases y de textos
que antes de él habían sido mal comprendidos o mal interpretados.
Crombette se atrevió a tomar la Biblia como base sería para sus investigaciones.
Sin embargo,
su enorme trabajo no buscaba
establecer una concordancia
estrecha o simplista.
Las ciencias geográficas,
históricas y linguísticas,
se ponen automáticamente
de acuerdo con la Sagrada
Escritura, cuando ésta es
leída en la forma apropiada.
Sin buscarlo expresamente,
ha encontrado el acuerdo exacto
entre la historia y la Biblia.
Su búsqueda demuestra
que la Fe católica es realmente
verdadera; que los Padres de la
Iglesia no se habían equivocado
y que la Sagrada Escritura
contiene toda la Verdad,
incluso las verdades científicas.
El no se ha inventado nada
ni ha imaginado,
no ha mitizado, sino que
ha constatado hechos con un
método puramente científico.
Se sirvió de dos instrumentos
fundamentales en los que era
maestro: la onomástica y la
traducción etimológica de textos
y jeroglíficos mediante el copto
A partir de Galileo la Iglesia ha echado dulcemente marcha atrás para no parecer
anticuada. Y sin embargo, era ella la que tenía razón. Crombette lo demuestra,
con todas las consecuencias. Esta disputa malvada entre “fides et ratio” ,
Fe y razón, fue ayudada por Darwin con el evolucionismo, tan necesario a Marx.
¡Ya no se cree a la Biblia! Y la ciencia oficial, desde hace unos siglos,
ha tratado y trata de poner en ridículo a la Sagrada Escritura.
¿Qué diría hoy Crombette?
¿Era más dificil a Dios
inspirar a Moisés la palabra
“evolución” más bien que
“creación”? ¿O decir que
el Diluvio fue tan solo
una inundación local?
Es evidente que si la Biblia
es Palabra de Dios, TODO lo
que en ella está escrito lo es
y que no puede contener
errores ni cosas inexactas,
incluso en cosas materiales.
El sabía que su obra
está destinada
a un tiempo mejor,
que seguirá
a la intervención
divina que cambiará
nuestro mundo y nuestras
ciencias agnósticas
gracias a una Fe,
no nueva
sino renovada.
El CESHE es una asociación internacional que tiene como objetivo
reconciliar la ciencia y la fe en las inteligencias y en los corazones, en
particular publicando y dando a conocer la obra de un hombre de verdadera
fe y de verdadera ciencia, Fernand Crombette (1880-1970) el cual, con el
seudónimo de "un católico francés", ha aclarado con nueva luz numerosos
campos del conocimiento, sobre todo la Geografía, la Historia de Egipto
y del mundo antiguo, la Astronomía y la Exégesis.
Además de las obras de F. Crombette, el CESHE publica en varias lenguas
obras subsidiarias de otros autores y miembros de la Asociación
CESHE FRANCE - B.P. 1055
59011 LILLE CEDEX (Francia)
La conexión a la página WEB en italiano es:
http://digilander.libero.it/crombette
y en ella se puede acceder a páginas
en francés, inglés, español y alemán
Descargar

Fernand Crombette - Libero - Community