Llegar a los más vulnerables
En el mundo, los más necesitados son los niños y niñas, que en muchos
casos no cuentan con la atención de la salud, la alimentación, la
educación y la protección adecuadas. A veces resulta muy difícil prestar
ayuda o servicios a los niños y niñas que viven en las zonas más
apartadas o aisladas, o en situación de pobreza, o a quienes se discrimina
o margina por razones diversas, o a los que están en situación de
vulnerabilidad debido, simplemente, a desastres naturales o situaciones
de conflicto. Sin embargo, es necesario llegar a ellos, dondequiera que
estén, porque cuando se invierte en los niños en situación de mayor
desventaja se logran los resultados más positivos y duraderos. Las
siguientes fotografías retratan de cerca las disparidades e ilustran los
esfuerzos que se llevan a cabo para marcar una diferencia en favor de
esos niños.
© UNICEF/NYHQ2009-0231/Estey
Todos los niños tienen derecho a una educación de buena calidad,
independientemente de si pueden o no comunicarse en el idioma de la mayoría
de la población de su país. Los niños de un minoría étnica en Viet Nam asisten
a una escuela bilingüe, un método de educación de eficacia comprobada.
© UNICEF/ITAL2010-0072/Lombardi
En el Líbano, los niños palestinos refugiados, como esta alumna en su primer
día de clase, afrontan un futuro incierto. Con el fin de darles más
oportunidades de aprender y prosperar, UNICEF les suministra materiales
escolares y apoya los programas de educación compensatoria.
© UNICEF/NYHQ2010-1713/McBride
En Pakistán, las
“visitadoras de salud”
brindan a las mujeres de
las zonas rurales
información sobre temas
de salud y medicamentos.
Las agentes de salud, que
prestaron una ayuda vital
tras las devastadoras
inundaciones de 2010, le
enseñan a una madre a
proteger a su hijo de las
enfermedades y la
deshidratación.
© UNICEF/NYHQ2010-1641/Ramoneda
Como resultado de los desastres naturales, las embarazadas pueden
carecer de acceso a la atención médica. Varias futuras madres
desplazadas por las inundaciones de Pakistán reciben atención de la
salud que les seguirá protegiendo mucho después de que sus vidas
se normalicen.
© UNICEF/NYHQ2010-1036/Asselin
Debido a la pobreza, muchas personas no reciben atención de la salud en
Sierra Leona, que tiene una de las tasas de mortalidad maternoinfantil más
altas del mundo. Un nuevo programa gubernamental brinda atención médica
gratuita a quienes más la necesitan, las madres y sus hijos de corta edad.
© UNICEF/PHIA2010-0002/Dragaj
En la isla filipina de Mindanao, el acceso al agua potable protege la salud de una niña.
Es probable que el país conquiste la meta del suministro de agua de los Objetivos de
Desarrollo del Milenio, aunque no en todas las regiones. Dos terceras partes de las
familias de Mindanao aún carecen de ese servicio esencial.
© UNICEF/NYHQ2010-2612/LeMoyne
Haití es uno de los países más pobres del mundo, así como uno de los menos
preparados para recuperarse de los desastres naturales. Un año después del
terremoto de 2010, aún se sigue brindando tratamiento a los niños desnutridos de
ese país.
© UNICEF/NYHQ2010-1208/LeMoyne
Tras el terremoto de Haití, los equipos de respuesta de emergencia cubrieron
todo el territorio nacional, colaborando con la distribución de vacunas y
suplementos nutricionales para casi dos millones de niños vulnerables menores
de cinco años.
© UNICEF Angola/2010/ Williams
En algunos países, como
Angola, muchos niños no
reciben todas las dosis de
las vacunas necesarias
para protegerles de las
enfermedades. Uno de
ellos es Georgina,
paralizada por la
poliomielitis. La
vacunación es una
inversión sanitaria muy
eficaz con relación a su
costo, ya que puede salvar
las vidas de unos dos
millones de niños por año.
© UNICEF/NYHQ2010-2084/Markisz
Los comportamientos peligrosos fueron la causa de más de un 40% de las nuevas
infecciones con el VIH de jóvenes mayores de 15 años en 2009. En la Amazonía
peruana se ofrecen cursillos especializados que brindan a los jóvenes indígenas
conocimientos que pueden salvarles la vida.
© UNICEF/INDA2010-00302/Macfarlane
Madhamal (izq.), de 15 años de edad, sobrevivió al trabajo infantil y
logró evitar que le obligaran a casarse a una edad demasiado temprana.
Por tratarse de una niña india que pertenece a un sector minoritario
marginado, su futuro era sombrío hasta que tuvo oportunidad de ir a la
escuela.
© UNICEF/MLWB2010-567/Noorani
Algunos de los niños y niñas más vulnerables de Malawi viven en familias sin
parientes adultos. En el marco de un nuevo sistema social que trata de proteger a
los niños, UNICEF ayuda a identificar a esas familias y les suministra enseres y
elementos domésticos esenciales.
Para obtener más información, sírvase dirigirse a [email protected]
© Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)
Junio de 2011
Descargar

Document