Cien años
de estudios
sobre la
Regla de
Santa Clara
F. Uribe ofm
Objetivo:
hacer un balance
de los estudios publicados
durante los últimos cien años
sobre la Regla
de santa Clara
Punto de partida:
año 1912, cuando L. Oliger
publicó un amplio artículo
sobre el origen de las Reglas de S. Clara
que marcó el inicio de un camino
seguido después por otros
Criterios de la selección:
Estudios que presenten datos suficientes en relación con
los parámetros escogidos para esta evaluación y su
calidad científica.
No sólo los comentarios
que se han hecho de toda la RegCl,
sino también otros estudios parciales sobre la misma.
Estudios examinados: 41
Ordenación de los trabajos examinados
en dos grandes apartados:
uno para los enfocados desde la
perspectiva histórico-jurídica
y otro para los que lo hacen desde la
perspectiva teológico-espiritual.
Un tercer breve apartado para los
estudios que sólo se ocupan de un
aspecto de la Regla.
I. La perspectiva
histórico-jurídica
Uno de los
principales
intereses de
quienes se han
ocupado de la
RegCl a lo largo
de los últimos
cien años ha
sido precisar la
génesis de su
composición.
La motivación:
proponer una solución a las discusiones
sobre el origen jurídico de la Orden de
santa Clara, tenida como una derivación
de los Ermitaños de san Agustín
o como una institución benedictina.
L. Oliger se propone corroborar los aportes positivos que
dieron los estudiosos que lo precedieron y corregir algunas
de sus interpretaciones erróneas.
Su presupuesto: en la evolución de las Reglas de la Orden
de las Clarisas hay dos elementos concomitantes que se
entremezclan a lo largo del mismo: la decisión de salvar la
pobreza extrema y la solicitud por atender a las
necesidades fundamentales de la vida.
La evolución está marcada por 7 documentos: la FormViv,
el Priv. Paupertatis (1215), la Regla de Hugolino (1218/19),
la Regla de Inocencio IV (1247), la RegCl (1253), la Regla
de la Bta. Isabel (1259-1263) y la Regla de Urbano IV
(1263).
E. Grau estudia la dependencia que presenta la Regla de
Clara con relación a la Regla bulada de san Francisco.
Z. Lazzeri estudia la fecha de composición de la RegCl y
hace una propuesta diversa de quienes, de manera
explícita o implícita, proponen una fecha que suelen
colocar a partir de 1247, es decir, en los últimos cinco
años de la vida de la abadesa de S. Damián.
A. Boni estudia la RegCl desde la perspectiva jurídica.
Analiza la legislación clariana desde cuatro aspectos: 1) la
profesión de obediencia de Clara; 2) la vida comunitaria
(regulare propositum); 3) las disposiciones del Concilio IV
de Letrán; 4) las “instituciones de religión monástica”. Para
su investigación toma en cuenta los cinco principales
documentos ya mencionados en los estudios precedentes,
desde la FormViv que le dio Francisco a Clara y sus
hermanas alrededor de 1212 hasta la Regla urbaniana de
1263.
II. La perspectiva teológico-espiritual
Trata sobre los trabajos que se han
ocupado la RegCl como tal desde
parámetros teológico-espirituales,
pero también desde otros, como sus
fuentes, o su estructura literaria.
L. Iriarte: Letra y espíritu de la Regla de S. Clara. Primer
comentario a toda la RegCl aparecido en los últimos cien
años. Su trabajo nació como una contribución al esfuerzo de
renovación que hacían las hijas de santa Clara, según las
exigencias del Concilio Vaticano II.
Javier Garrido: La forma de vida de santa Clara. Recoge un
ciclo de conferencias dictadas por él a las clarisas del
monasterio de Soria. Más que un comentario orgánico, es un
conjunto de reflexiones a propósito de la RegCl, enfocadas
prevalentemente desde una visión teológica de la Regla, que
no toman muy en cuenta el texto o, si lo hacen, es casi como
un pretexto.
J.-F. Godet: Proyecto evangélico de Clara hoy. Esfuerzo
digno de atención por el método esbozado y las
observaciones, que reflejan un buen bagaje cultural del autor.
H. Schneider: Comentario a la Regla de santa Clara:
No es un trabajo científico sino un subsidio para
ayudar a las Clarisas a vivir su vocación en la Iglesia.
Ch.A. Lainati: Novus Ordo, nova vita. Se trata de
una colección de apuntes sobre la RegCl de grande
utilidad para profundizar en ella y un instrumento de
trabajo de gran valor por la abundancia de
informaciones que ofrece.
M. Conti: Introducción y comentario a la Regla de
santa Clara. Es un comentario bíblico, teológico y
jurídico que tiene todas las características de un
comentario formal y completo.
Clarisas Federación Umbría y Cerdeña: El evangelio como forma de
vida. A la escucha de Clara en su Regla. Comentario formal, serio y
sustancioso que busca la comprensión objetiva de la RegCl según las
categorías histórico-jurídico-espirituales de su lenguaje, mediante un
acercamiento histórico-exegético. Hacen sólo la lectura de la Regla como
punto de partida para una futura relectura de la misma.
Theresia Maier: Forma vitae. Una interpretación de la Regla de santa
Clara de Asís. Es un extracto del trabajo doctoral de la autora. Su finalidad
es tratar de entender e interpretar el significado vital y teológico que tiene la
Regla de santa Clara.
D. Papa: Las Hermanas pobres de S. Clara. Forma de vida e identidad . Su
objetivo: conocer los fundamentos de las CC.GG. de la O.S.C. para poder
asumir más conscientemente la identidad original de las Hermanas pobres,
tratando de superar así la distancia entre la Regla de santa Clara y las
actuales CC.GG.
III. Aspectos particulares
Breve alusión a los estudios que
se han ocupado de una parte o de
un aspecto de la RegCl.
Clarisas Federación Umbría-Cerdeña: Clara de Asís y sus
fuentes legislativas. Sinopsis cromática. Comparación
sinóptica de la RegCl de 1253 con cinco fuentes legislativas:
la Regla de san Benito, la Regla de Hugolino, la RegNB, la
RegB y la Regla de Inocencio IV.
S. Brufani - A. Bartoli Langeli, La Bula Solet annuere de
Inocencio IV. Estudio sobre el pergamino que contiene la
copia original de la RegCl y sobre el uso que se hizo de él
hasta finales del siglo XVII y comienzos del XVIII, según las
anotaciones que se encuentran en el lado exterior. A partir de
entonces se convirtió en una de las reliquias de la santa,
conservada en un estuche y no, como se decía, entre los
pliegues de su hábito.
M. M. Tersoni: Los dos textos de Francisco
insertados en la Regla de Clara: amplio análisis de
los dos textos sanfranciscanos conservados en el
capítulo 6º de la RegCl. Somete a examen el pasaje
de la 2Celano 204 comparándolo con la
introducción a este capítulo 6 y con el TestCl 24ss;
concluye afirmando que el texto de la Regla es
anterior cronológicamente al de Celano.
C.A. Lainati: La clausura de S. Clara y de las
primeras clarisas en la legislación canónica y en la
práctica, estudio que ha resultado una especie de
clásico sobre el tema de la clausura, uno de los más
debatidos entre los contenidos en la RegCl.
Algunas consideraciones
finales
En la medida en que avanza la investigación, la fisonomía
histórica y espiritual de S. Clara aparece cada vez menos
como la simple versión femenina del carisma de san
Francisco y cada vez más como un pensamiento y una
espiritualidad que, aunque de inspiración franciscana,
comienza a ser definida mejor tanto en la especificación
de su problemática como en el desarrollo de la misma.
Los estudios desde la perspectiva histórico-jurídica han
permitido definir con mucha claridad los documentos que
intervinieron en la génesis jurídica y espiritual de la RegCl
y establecer el deslinde del carácter benedictino que se le
atribuyó a la Orden de Santa Clara durante varios siglos.
Se ha aclarado que, a pesar de los paralelos que tiene el
documento de 1253 con la RegB, las intervenciones de
Clara presentan elementos que permiten ver con evidencia
cómo la abadesa de S. Damián logró adaptar varios de los
aspectos inspiracionales específicos del carisma de
Francisco de Asís a las exigencias de una forma de vida
religiosa monástica.
El complicado itinerario legislativo-institucional y la
presencia de las varias fuentes en el contexto de ese gran
mosaico que es la RegCl, pone en evidencia que no es un
documento imaginado desde un escritorio, sino el fruto de
una experiencia de vida que supo superar dificultades de
diversa índole.
Entre los muchos y valiosos
aportes que se han dado a lo
largo de estos cien años para
conocer y valorar mejor la
RegCl, hay algunos que
merecen una especial mención,
como el de Andrea Boni por su
lectura del canon 13 del Concilio
Lateranenese IV, quizás todavía
no suficientemente conocida,
pero que bien vale la pena que
fuera tenida en cuenta en el
debate que se ocupa de la
diferencia entre la primera y la
segunda Orden fundadas por
Francisco de Asís.
La suposición común de que la RegCl fue hecha en los
últimos cuatro o cinco años de la vida de la santa parece
ignorar dos datos importantes: por una parte, que el
análisis de las fuentes que intervinieron en la RegCl refleja
la minuciosa selección y adaptación de expresiones y de
términos que supone un tiempo largo y la cuidadosa
intervención de una mente atenta; este tipo de
intervenciones no puede ser otra cosa que el fruto de la
experiencia (la praxis) y no el resultado de un simple
trabajo de escritorio. El otro dato que parece ignorarse es
el del manuscrito colocado por L. Wadding en el año 1224
de sus Annales. Por tanto, el tema de la fecha de
composición de la RegCl continúa como un problema
abierto; todavía no se ha dicho sobre él la última palabra.
Ha quedado claro que el pasaje de la 2Celano 204 no le sirvió
a Clara de fuente para la introducción del capítulo 6 de la
Regla sino que sucedió todo lo contrario, es decir, que Celano
se debió inspirar en el testo clariano para su presentación
sintética de las dificultades que debieron afrontar en sus
comienzos las Damianitas. Según esto, si la 2Cel fue escrita
entre 1246/47, ya para esta fecha existía al menos la
introducción a RegCl 6.
En los estudios sobre la Regla, se está dando una progresiva
y cada vez más cualificada intervención de las mujeres, entre
las cuales tienen un puesto especial las hermanas de la
Segunda Orden. Este hecho es de capital importancia, pues
está indicando un nuevo rumbo en el que, como debe ser, son
las mismas mujeres las primeras llamadas a interpretar los
documentos que inspiran su vocación específica y su razón de
ser en el mundo y en la historia.
Algunas constantes de los trabajos
reseñados:
a) varios de los estudios sobre la
Regla, en especial los comentarios,
son fruto del trabajo pastoral o de la
docencia de sus autores;
b) sólo algunos comentarios afrontan
el texto total, según el orden de los
capítulos;
c) hay predominio de comentarios
histórico-jurídicos sobre los histórico
espirituales o teológicos;
d) falta unanimidad en la definición
de los núcleos temáticos de la RegCl.
Descargar

Presentación de PowerPoint - Escuela Superior de Estudios