Partir de un cambio significativo.
Aunque el objetivo es el mismo de siempre: presentar la vocación y la misión
vicencianas, concretamente la de la Hija de la Caridad y la del Paúl.
El cambio fundamental está en concebir toda la campaña centrada en los
Centros Educativos Vicencianos. De ahí que se haya pasado de catequesis a
unidades didácticas que pueden realizarse en otros ámbitos (parroquias, obras
sociales, grupos juveniles, comunidades…
Requerirán de cierta adaptación, pero en el apartado “Para creer”, ya se facilitan
recursos y materiales para poder realizarla.
Además los materiales parten de una situación real, de una
problemática global: el hambre que azota a millones de seres
humanos en el mundo.
Desde esta realidad, vemos cómo Dios sigue
llamando, mostrando el ejemplo de la Hija de la Caridad
y del Padre Paúl, e invita al
compromiso personal y social.
Toda vocación cristiana es una respuesta vital a la llamada del Señor que
invita a seguirle. Esta llamada encuentra infinidad de cauces para llegar a
nosotros y provocar esa respuesta que el Señor espera.
Por eso proponemos, en esta Semana Vocación-Misión Vicenciana,
reflexionar sobre cómo la pobreza extrema y el hambre son cauces por los
que el Señor puede llamar a seguirle.
De ahí que la pobreza extrema y el hambre, por ser males que Dios no
quiere, puedan ser llamadas del Señor para que nazcan vocaciones de
servicio a los más pobres.
Lo fueron para san Vicente de Paúl, santa Luisa de Marillac, santa Catalina
Labouré, Federico Ozanam… cuya sensibilidad hacia los pobres les permitió
comprender la llamada de Dios a servirles. Ellos hicieron del servicio a los
pobres la causa de su vocación. Y ellos pueden guiar en ese abanico de
posibles y variadas respuestas (voluntariado, entrega total…)
Ante toda esta realidad,
urge preguntarse:
¿y yo qué puedo hacer?
Objetivos:
-Concienciar a los niños y niñas de la importancia de
la alimentación para crecer de una forma global y
saludable.
-Hacerles sabedores, aunque de una forma muy general, de la
situación en que se encuentran muchos
niños del mundo en cuanto al hambre que conlleva la
pobreza.
-Hacerles conscientes de que existen desigualdades
e injusticias en el mundo que les ha tocado vivir.
-Aprender a valorar y compartir con los demás las
cosas que tienen.
-Entender y vivir la experiencia de que otro mundo
es posible con la ayuda de todos (y que la de cada
niño y niña es muy importante).
-Implicar a los padres y madres en el desarrollo de la
unidad, para de esta forma, concienciarlos a ellos
también y que sean un ejemplo a seguir para sus
hijos.
-Conocer el mensaje de amor de Jesucristo que nos
trae esperanza y justicia, y nos alienta a luchar para
mejorar este mundo.
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Carta de un niño Rellenar el mural
Mapa del mundo Poema
Galería de fotos
Cuento
Músicas del
Mundo
Canción
Ficha de las
Comidas
Cartel corazón
Poesía
Canción
Ensayo bailes
Plato lleno/
plato vacío
Visita enfermero
o médico
Merendola
Ensayo bailes
Completamos
galería de fotos
Máscaras
Repaso poema
Disfraces y bailes
Oración
Recogida alimentos
1ª sesión:
La alimentación, el hambre y sus consecuencias
Objetivos:
-Comprender por qué necesitamos alimentos.
-Saber que necesitamos muchos alimentos diferentes.
-Saber quienes padecen hambre en el mundo.
2ª sesión
Todos podemos ser héroes en la lucha
contra el hambre
Objetivo:
-Tratar de entender que todos podemos y debemos
actuar para erradicar la pobreza extrema y el hambre.
Los objetivos se pueden resumir en descubrir la necesidad de una alimentación
adecuada, entender qué es el hambre y quienes la padecen, conocer sus causas y
consecuencias, comprender que todos podemos y debemos actuar para erradicar la
pobreza extrema y el hambre, y que éstas son cauces
por los que el Señor nos llama a seguirle.
Los contenidos se encuentran divididos en algunas de las
diferentes materias: C. Naturales, C. Sociales, Lengua y Literatura,
Inglés, Educación ética-cívica
Las oraciones de la mañana tendrán color de
alegría, vida, cielo. A cada uno de los personajes
(S. Vicente, Santa Luisa…) los vamos a imaginar de
un color, los pintaremos de ese color.
Pondremos “Una caja de pinturas” como símbolo y
cada día, cartulinas, rotuladores, papeles del color
del personaje… destacando sus cualidades,
también nuestras propias cualidades.
AZUL. VIOLETA . VERDE. ANARANJADO. ROSA .
verde
rosa
naranja
En esta sección se pueden encontrar algunos recursos
para la catequesis, la oración y la celebración,
relacionados con el tema del hambre.
Son materiales de apoyo, para unir a los que se encuentran
en las unidades didácticas y en las otras secciones de
esta publicación.
Cualquier catequista y agente de pastoral puede estructurar
una catequesis o reunión de grupo usando un artículo, una
poesía, una actividad de las propuestas y estos recursos.
Descargar

hijascaridad.org