Con mi cariño y mi amistad
Padre nuestro, mío, de mis hermanos y de
toda la Humanidad,
que estás en todas los seres de la tierra,
sobre todo en los sencillos y en los que te
quieren Amar.
Cada mañana, lo primero al despertar
pronuncio Tu Nombre para este nuevo
día, que me regalas poder comenzar.
Ayúdame, Padre bueno,
para no apartarme nunca
del camino, que hasta tu
Reino me puede llevar.
Y enséñame a aceptar
siempre Tu voluntad en el
dolor, en la gloria y en mi
soledad.
No permitas que me olvide
jamás de compartir con mi
hermano el pan, que cada día
me das.
Y perdóname cuando de Tí me
olvido y otra vez te dejo de
Amar.
Lléname de Ti, Dios mío, para
poder siempre perdonar.
Yo sé muy bien, Señor, que me Amas
mucho más cada vez que caigo en la
tentación
y cuantas veces me tiendes Tu mano
para librarme de tanto mal.
Siento que me
amas Señor,
cuando puedo
mirarte a los
ojos y que estás
en mí cuando
pronuncias
mi nombre.
Descargar

Padre Nuestro