Desde Abraham y Moisés hasta los primeros
tiempos del cristianismo, una serie de
acontecimientos influyeron profundamente en la
evolución del judaísmo.
En el año 70 de nuestra era, los romanos, que
dominaban Israel, destruyeron su Templo y los
judíos, sin tierra, sin patria y sin Templo, se
dispersaron por todo el mundo conocido.
En ese momento adquiere una gran importancia
el judaísmo rabínico, centrado en la figura del
rabino, maestro de la Ley y responsable de la
sinagoga, su centro aglutinado.
El judaísmo y el cristianismo se separaron
definitivamente a los pocos años del
nacimiento del cristianismo.
En los siglos X y XI, los judíos
colaboraron en el desarrollo cultural
tanto del mundo musulmán como del
cristiano. Nuestra cultura da testimonio
de ello. Pero la intolerancia, las
expulsiones de judíos de muchos países
y, ya en el siglo XX, el exterminio de seis
millones de judíos durante la Segunda
Guerra Mundial han marcado
profundamente su historia.
Actualmente, el pueblo judío
intenta reagruparse en el
actual Estado de Israel,
aunque ello lleva consigo
fuertes tensiones con el
mundo árabe
La mas antigua religión monoteísta es decir,
creyente en un solo Dios omnisciente, omnipotente y
providente. Como religión, el judaísmo se fundamenta
en su fe en un solo Dios, el Dios de Abraham, padre de
los judíos.
Lo que le diferencia al judaísmo de otras religiones
monoteístas ,radica en que en un mismo concepto
convergen no solo la religión judía, sino también el
judaísmo como pueblo o nación, y aun como tradición,
cultura, o etnia todos ellos independientes entre si, e
inseparables para la correcta comprensión de esta
religión.
El judaísmo ortodoxo presenta la religión como una unidad, sin corrientes alternas, y como
un estilo de vida regido por la Ley Suprema. Afirma que la la festividad de pésaj, el shabat
(sábado) y todos los preceptos de la Torá (tanto la parte escrita como la parte oral) que
conforman el comportamiento del judío fueron entregadas por Yahvé mismo a Moisés hace
unos 3.300 años.
Moisés a su vez enseñó estas leyes a todo el pueblo israelita, que como una sola entidad
aceptó cumplirlas antes de saber en qué consisten o el porqué de cada una de ellas, con una
disposición única de entidad indivisible. De aquí que se conozca como ortodoxo al judío que
cumple con todos los preceptos entregados, siendo que el significado de la palabra
ortodoxo es: "generalmente aceptado, posición de ideas que son aprobadas por todos".
También conocido como judaísmo
masortí o tradicionalista (del
hebreo masóret, tradición").
Formado en Estados Unidos a través
de la fusión de dos grupos distintos:
judíos reformados que se oponían
al rechazo de la ley judía, y judíos
ortodoxos que se habían alejado
de la ley oral. Enfatizan que los
judíos constituyen una nación, de
la misma manera que una religión
y su observancia de la ley es
limitada.
Los conservadores no siguen la ley
judía en su totalidad, sino que se
inclinan hacia una libre
interpretación, no siempre basada
en la tradición de los sabios
Los judíos seculares son aquellos que
pertenecen al pueblo judío por
ascendencia familiar
El judaísmo humanista secular es una
corriente que ve al hombre como
centro del mundo y de la vida judía, a
diferencia de las otras corrientes que
subrayan la centralidad de Dios. Para
los judíos humanistas seculares la
religión y sus leyes no
necesariamente deben regir el
comportamiento del individuo. Esta
corriente destaca los valores
humanistas universales
El judaísmo reformista (también llamado "reformado", "progresista",
"progresivo" y "liberal") defiende la autonomía individual en lo relativo a la
interpretación de los preceptos religiosos. Con todo, entre los judíos
reformados existen los siguientes planteamientos:
Rechazo de la segregación sexual y defensa de
los derechos de la mujer..
Ausencia de integrismo en su interpretación
de los preceptos religiosos.
Consideración del Mesías como símbolo de
una sociedad idílica en la que se cumplen los
principios de paz y fraternidad, y no como
una persona individual que instaurará dicho
orden.

Nata’j: La Biblia hebrea se la conoce popularmente como TaNa"J. Está formada

El Pentateuco (Torah): es una palabra hebrea que significa enseñanza,
instrucción, o más específicamente ley. En su sentido más amplio se utiliza
habitualmente para designar a la totalidad de la revelación y enseñanza divina
al pueblo de Israel. Comprende los cinco primeros libros de la Biblia (Génesis,
Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio).
Los cinco libros abarcan desde la creación del mundo, la historia de los
patriarcas, la entrega de la ley en el Sinai y la muerte de Moisés ante Canaán. En
el SV-IV a.C., la narración fue dividida en cinco partes y trascrita en cinco
volúmenes o rollos por motivos de conveniencia.
De ahí la denominación de Pentateuco.

Los Profetas ("noviim"): La Biblia Hebrea contiene dos secciones proféticas: los
"profetas anteriores" que dan una interpretación de la historia de Israel desde la
perspectiva de la enseñanza profética. Su relato es una continuación del
Pentateuco desde la entrada en Canaán después del éxodo de Egipto, hasta la
cautividad de Babilonia. Los "profetas posteriores". Constituye un conjunto de
obras que abraza un arco desde el siglo Vlll al V a.C., la formación y vicisitudes
de los reinos de Israel y Judá, el exilio de Babilonia y los comienzos del segundo
Templo.
solo por los escritos hebreos y se estructura en tres secciones: La Torá
("Pentateuco"), los noviim ("profetas"), y los ketuvim ("escritos").

MISHNA y TALMUD
Tras la destrucción del templo y sus ceremonias en el año 70 d. C, la identidad
judía se basó en la transmisión del saber judío y la transferencia de los símbolos
de la religión del templo a otros aspectos de la vida judía.
Pero la Tora se concibió para una práctica ruda en el desierto. Posteriormente se
construyó la sociedad. La Tora (ley escrita) se le fue añadiendo una ley oral que
se fue transmitiendo por generaciones.
El estudio de la Mishná constituye uno de los deberes que conducen a la
salvación, puesto que es el estudio de la voluntad de Yahvé.
Los rabinos desarrollaron un sistema de leyes y costumbres a través de una
intensa discusión sobre la tradición judía y su adaptación a las circunstancias
cambiantes. Estas decisiones rabínicas o "leyes orales", que abarcaban todos
los aspectos de la vida religiosa y secular, fueron codificadas hacia el año 200
d. C. en el Mishná ("La enseñanza"), que está dividido en seis "ordenaciones" y
subdividido en 63 "tratados".
La Mishná se convirtió en objeto de posteriores discusiones en las distintas
comunidades judías. Los amplios debates rabínicos sobre la Mishná, con
opiniones tanto mayoritarias como minoritarias, fueron compiladas en el Talmud
(«estudio»): Existen dos recopilaciones diferentes: el Talmud de Jerusalén y el
Talmud de Babilonia. El Talmud babilónico se convirtió en la colección de
tradiciones judías aceptada por la mayoría. Ambos Talmudes emplean el
mismo texto de la Mishná, pero difieren en el relato de los debates.
1-.No adorar a cualquier divinidad que no sea Dios.
2-.Prohibición de la idolatría.
3-.Prohibición de usar en vano el nombre de Dios.
4-.Observancia del sábado.
5-.Honrar a los padres.
6-.Prohibición de matar.
7-.Prohibición del adulterio.
8-.Prohibición de robar.
9-.Prohibición de prestar falso testimonio.
10-.Prohibición de codiciar la propiedad o desear la mujer del
prójimo.
• Rezan tres veces al día:
-por la mañana (shaharit),
-por la tarde (minjá)
-al anochecer (maariv).
• Los servicios religiosos concluyen con dos rezos mesiánicos: el primero se
llama Alenu; el segundo es una doxología aramea llamada Kadish. Como
señal de devoción a Dios, durante los rezos matinales de los días ordinarios
de la semana, los judíos adultos observantes llevan un chal de oración con
flecos llamado talit y unas filacterias.
• Ponen una mezuzá (caja de rezo) en la entrada de la casa, como una
manera de recordar que Dios está en todas partes. Como señal de respeto
hacia Dios, se cubren la cabeza para rezar.
• Recitan numerosas bendiciones.
• Los judíos no comen la carne de ciertos animales considerados impuros.
• No se puede tomar simultáneamente carne y leche
En el judaísmo, la oración es muy importante. Tanto como la Torá. En efecto es una
recitación de pasajes de la Torá y por lo tanto es un acto de adhesión a la ley de Yawé.
Es también un acto de presencia de Dios en la vida del piadoso judío o de su pueblo.
Sustituye también al templo por lo que equivale a un sacrificio, o sea un momento, una
parte del tiempo dado por Dios y que el hombre le devuelve.
El uso del talit (el chal de oración) es un significado de que la vida está consagrada al
servicio de Yahvé.
Hay tres oraciones que marcan los tres momentos del día.:
"Saharit" o la oración de la mañana (al empezar el día)
Celebra la salida de las tinieblas y del desierto.-Es cuando se usa el tefillim y el
talet.
"Minha" o la oración del mediodía.
Se da gracias al Yahvé que nos libera, nos perdona y reina en la luz.
"Arbit" o la oración del atardecer
Hace entrar en la paz nocturna, que es la de Yahvé
Las oraciones son siempre en plural: la que reza es la comunidad. Si se hacen en la
sinagoga, las suele dirigir el rabino y la asamblea asiente con su "amín
Las fiestas son la auténtica argamasa para la consolidación de la familia
judías. Y esta es la base del judaísmo. En la familia se forma y se transmite el
sentimiento de fidelidad y de pueblo elegido tan típico en el judaísmo.
SABBAT : Punto importante de la vida judía es el sábado. La vida familiar se
enriquece con dicha fiesta. El Sábado comienza al anochecer del viernes. Es
entonces cuando la señora de la casa rodeada de su marido y de sus hijos
enciende los cirios (tantos como miembros de la familia) y pronuncia la
bendición. Inmediatamente después el padre bendice el vino y corta el pan
del sábado. Así comienza un periodo de convivencia familiar donde toda la
familia ora y dialoga unida. Antes o después de la comida del sábado se
suele ir a la sinagoga donde hay culto especial con la lectura de la Sagrada
Escritura.
Cinco grandes fiestas van jalonado el año judío. Todas ellas tienen como fin
recordar ciertos acontecimientos pasados donde Yahvé intervino a favor de su
pueblo.
1ª) ROSH HASHANÁ
Es el comienzo del año (2ª quincena de septiembre, aprox.).
Es la ocasión para que el judío se juzgue a sí mismo. Es el momento de un gran
examen de conciencia.
Le siguen 10 días aptos para el arrepentimiento. "Los días terribles" Los 10 días
que siguen son días de penitencia. Recuerdan el pecado de la idolatría,
símbolo de todos los pecados, cuando el pueblo adoró al becerro de oro en
el desierto, negando al único Dios verdadero. Estos "días terribles" se piensa
que el mundo entero comparece ante Yahvé para pedirle perdón por los
pecados cometidos especialmente contra el prójimo.
2ª) YOM KIPPUR:
Es el día del perdón. El sábado de los sábados con que acaba la década
penitencial. Se celebra entre el 24 sep. al 12 de oct.
Es la fiesta más popular de todas. Este día muchos israelitas que no practican
asiduamente se acercan a la sinagoga. Es el día de la purificación y de la
extrema misericordia de Yawé. Este día se suelen llevar vestidos blancos para
recordar las palabras de Isaías "Yahvé blanqueará los pecados". El oficio es
largo y comienza con el "Kol Nidrei"(los votos) fórmula que anula todos los
juramentos hechos el año anterior y que no se pudieron cumplir. Es una especie
de absolución general. Así el creyente está dispuesto a emprender un año
realmente nuevo.
3ª) -SUCOT:
Es la fiesta de los tabernáculos o de las tiendas. Recuerda el tiempo que el
pueblo tras el Sinaí tuvo que pasar aun en el desierto. Se recuerda la
intervención protectora de Yawé.
Se celebra a mediados de octubre y dura 7 días. Los dos primeros son de paro.
Los judíos piadosos abandonan sus casas y se reúnen en tiendas o chozas,
manifestando que el pueblo es un pueblo "en camino", dispuesto a seguir la
llamada de Yahvé, sin fijarse el sitio donde están.
4ª) -PÉSAJ:
Es la pascua. La conmemoración de uno de los episodios capitales de la fe judía.
Es el recuerdo de la liberación de la esclavitud de Egipto. La fiesta en que Yahvé
libera a su pueblo.
Se celebra el 15 de Nisán (abril). La noche de la Pascua se celebra una cena
recordatorio de la liberación de Egipto.
5ª) -SHAVUOT:
La palabra significa semanas. Viene a corresponder con el Pentecostés cristiano.
Se celebran 6 semanas, 50 días después de la Pesah. Se llama también fiesta de
las primicias. Recuerda el don de la Torá en el Monte Sinaí. Es una fiesta
fundamental.
Además de las cinco fiestas básicas y del Sabat, el calendario judío
también está sazonado de otros momentos festivo-religiosos. Las familias
judías aprovechan los días de fiesta para enseñar a sus hijos la historia y
la religión de Israel.
Si prescindimos de los días de fiesta, el ceremonial judaico sigue el curso de
la vida humana.
•
•
•
•
•
Los "Purim" o recuerdo de la otra liberación del pueblo judío (por el
rey persa)
La "Hanuká" o fiesta de las luces que se recuerda la purificación del
templo gracias a los Macabeo.
La circuncisión: El día octavo después de haber nacido se circunda al
niño para recordar la Alianza concertada entre Yahvé y Abraham.
El "Bar mizwá": A la edad de trece años el niño es un "bar mizwá", un
hijo de la Ley y asume las obligaciones de una persona mayor. Dicho
día accede a la lectura de la Torá.
Las bodas es un punto culminante de alegría familiar.
La sinagoga es la asamblea de fieles judíos bajo la antigua Ley, para ejercer el ejercicio
de su religión. El término proviene del latín sinagōga, y éste griego sÿnagōgē, del
verbo sÿnágein (‘reunir, congregar’). En hebreo se llama Bet haKenéset (‫)בית הכנסת‬
o ‘lugar de reunión’.
La sinagoga es una institución muy antigua en el judaísmo. No se poseen datos fiables
sobre el origen de las primeras sinagogas, pero se admite que originalmente
aparecieron en la antigua Babilonia en el s. VI a.C. de entre los judíos deportados
por Nabucodonosor II en la conquista de Jerusalén hacia el 597 a.C. y tras la
destrucción del templo y de la Ciudad Santa. En las sinagogas se reunían para orar
en común y evocar el recuerdo de Sión.
El número de sinagogas creció especialmente en el momento que se estableció la
lectura pública de la Torá. Según algunos escritos, cuando Jerusalén fue destruida
por los romanos, en el año 70, contaba con 400 sinagogas.
Estas casas de asamblea no eran edificios especialmente construidos para el culto,
pues un simple local hacia las veces de lugar de oración. Aunque no faltaban sin
embargo grandes edificios para este fin.
Descargar

Presentación de PowerPoint