Corrientes:
- Ortodoxia
- Neo ortodoxia
- Conservadorismo
- Reformismo
FINAL
Judaísmo ortodoxo
Surge en los primeros días de Moisés, no fue fundada por nadie ya
que es la corriente base del judaísmo desde sus inicios.
El movimiento se basa en la creencia y el cumplimiento al pie de la
letra de los mandatos de la Torá, la Halajá, las mitzvot, el Kashrut, el
Shabat y los 13 principios de fe de Maimónides(La existencia de
Dios, La singularidad y unidad de Dios, La naturaleza espiritual y
abstracta de Dios, La eternidad de Dios, Sólo a Él y no a otro
conviene dirigir nuestras oraciones, La revelación por sus profetas,
Moisés es el mayor y principal profeta, Dios entregó la Ley en el
monte Sinaí, Esta Ley no puede ser cambiada, Dios conoce los
futuros actos humanos, Dios recompensa la bondad y castiga la
maldad, Dios mandará a un mesías, Dios resucitará a los muertos).
Esta corriente en especial, no reconoce a los otros
movimientos dentro del judaísmo.
La diferencia entre la ortodoxia y las demás corrientes se
concentra en el cumplimiento de la Halajá, opinando que
nada es carente de importancia u obsoleto, porque cada
postulado es un mandato directo de Di’s. Sin embargo, la
ortodoxia se divide en varios tipos: Ultra-ortodoxia, Neoortodoxia, Jasidismo y Extremismo
El gran instaurador de la ortodoxia judía en Argentina es
Jabad Lubavitch cuya sede central es en Nueva York ya
que no apoyan totalmente al estado de Israel.
Algunas sinagogas argentinas:
Beit Jabad Caballito
A.C.I.S.B.A.
Judaísmo neo-ortodoxo
Samsón Raphael Hirch fue el fundador de esta
corriente. Surge como una oposición semitotal
al reformismo. Apoyaban la modernización
religiosa y el acercamiento de la comunidad
judía al resto de gente. Opinan que los principios
nunca deben ser dejados de lado y que la base
del judaísmo es la realización práctica de la
torá. Aceptan al conservadorismo pero
rechazan la corriente reformista.
Cumplen las mitzvot incluyendo la del
kashrut y el shabat. Apoyan totalmente
la centralidad judía en el estado de
Israel. Esta corriente no ha tenido
mucho impacto en Argentina por haber
sido “opacada” por la corriente
ortodoxa traída por Jabad Lubavitch.
Judaísmo conservador
El judaísmo conservador o “masortí”, surge en Alemania a
mediados del siglo XIX como punto intermedio entre el
judaísmo ortodoxo y reformista. Zejaria Frankel fue el que
sentó las bases del judaísmo conservador en el año 1845.
Proponía que cualquier idioma era válido para las
plegarias, aunque el hebreo los vinculaba con sus
antepasados, y que la religión estaba siempre en proceso
de transformación.
Consideraban que la torá fue escrita por los hombres bajo
la inspiración de Dios y que se podían realizar
modificaciones en los rituales pero que las mitzvot debían
permanecer iguales en todos los tiempos.
Esta corriente respeta sobre todo el cumplimiento de las
mitzvot, incluyendo el kashrut, la tefilá y el shabat, pero
cree que la forma de cumplirlas varía dependiendo de la
época en la que se encuentren. Por eso es normal ver
sinagogas conservadoras usando micrófonos y luz el
sábado, y que la gente utilice vehículos. En algunos
templos es posible ver mujeres rabinas
Respecto al estado de Israel, las opiniones están
divididas. Si bien se respeta y se reconoce al estado,
muchos no se llaman a sí mismos “sionistas” mientras que
otros son muy partidarios de dicha corriente “pro israelí”
y ofrecen a los jóvenes, planes para hacer aliá.
En Argentina, es una de las corrientes
que más se practican y se asentó en el
país de la mano de Marshall Meyer.
Algunas sinagogas argentinas:
Centro hebreo Ioná
Max Nordeau (Murillo)
Judaísmo reformista
Surge a principios del siglo XIX como adaptación al nuevo
estilo de vida propuesto por la emancipación, ya que una
gran cantidad de judíos creía necesaria una reforma interna
de la religión para superar las adversidades de los nuevos
conocimientos.
Fundada por Israel Jacobson y Abraham Geiger.
Se basa en los conceptos liberales y nacionalistas de los
pensadores de la revolución francesa y los de los
intelectuales de la Ilustración judía, como el libro Jerusalem
(1783) de Moisés Mendelssohn que planteó los principios
teológicos del movimiento y promovió a los judíos a no
quedarse aislados de la sociedad y su cultura.
Esta corriente rechaza la Halajá y no la reconoce como autoridad para establecer
preceptos.
No niegan ninguna otra corriente del judaísmo.
Se cumplen las mitzvot, pero con su modificación o abolición cuando hay cambios en los
tiempos modernos, o sea exigido por el sentido común o la conciencia. En el movimiento,
el kashrut fue abandonado por ser considerado irrelevante. Aún así, actualmente, se
cumple en algún nivel la ley del kashrut. El shabat siempre fue cumplido, antes en el
idioma del país de residencia y actualmente en hebreo por su revalorización.
El movimiento apoya firmemente al sionismo y al Estado de Israel, no sólo
económicamente, sino con programas para aumentar el conocimiento del país, viajes y
promoviendo la Aliá.
Es muy común ver mujeres rabinas.
En Argentina hay muy pocos lugares reformistas, los 2 más conocidos son Pardés y NCI.
Descargar

CORRIENTES DEL JUDAISMO