Sonido: LET IT BE ME. Everly Brothers
Hoy, como un día
más, volvía en tren
desde de Madrid a
mi casa.
Sentado en un
asiento del vagón,
no he dejado de
pensar en lo que
me había sucedido.
Una sola frase había
conseguido arruinar
todo lo que durante
meses me había
hecho feliz.
Entonces, en la
estación de Atocha,
sobre las 18:30 h. en
el tren con destino a
Fuenlabrada, ha
subido una chica,
se ha sentado
enfrente de mí y se
ha puesto a ojear
una revista.
Me ha mirado y ha
sonreído.
No sé aún por
qué, pero no he
podido evitar
sonreírla.
Se ha bajado en
la siguiente
estación y al
mirar hacia el
tren, me ha
dicho adiós con
la mano.
No sé si volveré a
verla, pero sin
saberlo, ella ha
conseguido
alegrarme por
primera vez el día.
Me ha hecho
entender que
aunque la vida te
cierre puertas,
siempre hay
alguna que se
abre.
Tú sabes quién
eres. No sé si
llegarás a leer
esto, pero
quiero que
sepas que
tienes una
sonrisa de las
más bonitas que
he visto nunca,
y que gracias a
ti todo parece
ahora menos
negro.
Muchas gracias.
Antoine de Saint-Exupery
Juan
Descargar

Diapositiva 1