Roger Bacon
¿Quién fue Roger Bacon?
Filósofo, científico y teólogo ingles.
Conocido como uno de los frailes
franciscanos más famosos de su tiempo.
Puso énfasis en el empirismo. Ha sido
presentado como uno de los primeros
pensadores que impusieron el “Método
científico”.
Su fecha de nacimiento es incierta, por
uno lado se asume que podría ser 1214,
de lo contrario su fecha de nacimiento
podría referirse al 1220.
Bacon era de familia acomodada.



Estudio en Oxford, leyendo a Aristóteles. Viajó a
Francia en 1241, a la Universidad de Paris. Tras
completar sus estudios, fue profesor allí.
En 1247 regresó a Oxford, donde estudió
intensamente durante largos años, sin tener vida
social y académica. Posteriormente, se hizo
franciscano; tomando los hábitos en 1253.
Las habilidades de Bacon fueron reconocidas
tempranamente, beneficiándose de la amistad de
hombres eminentes como Adam de Marisco y
Robert Grosseteste, obispo de Lincoln.



El entrenamiento científico que había recibido lo ayudó a ver
los defectos del debate académico existente. Por ejemplo,
ninguno de los profesores aprendía griego.
Bacon fue siempre fiel a sus ideales, ya que mantenía lo que
creía era verdad y contraponía a quien estuviese en
desacuerdo, lo cual le causó grandes problemas.
Bacon escribió al cardenal Guy le Gros de Falques, que se
interesó por sus ideas y le pidió que escribiera un tratado
completo. Bacon tenía sus dudas, puesto que se le restringía
publicar trabajos por la orden franciscana, a no ser que
tuviera un permiso especial.


Mediante sus escritos pide una reforma de los estudios
teológicos. Proponiendo poner menos énfasis en filosofías
menores, como el Escolasticismo. En su lugar, la Biblia
debería volver a ser el centro de atención y los teólogos
debían estudiar las lenguas en que sus fuentes originales
fueron escritas (griego y hebreo).
Fue entusiasta proponente y practicante del Método
Experimental para adquirir conocimiento sobre el mundo.
Planeó publicar una enciclopedia completa, sin embargo
aparecieron solo fragmentos.
Publicaciones y trabajos
· Defensor del método científico experimental.
· Calculó el uso del motor en navíos, carruajes e
inclusive maquinas voladoras.
· No sólo anticipó a lo realizable varios siglos
después, sino inclusive a los autores de
ciencia ficción como Julio Verne.
· Escribio sobre alquimia en el Minus y tertium,
obras conservadas en solo fragmentos
· ”Opus Maius” contiene presentaciones de Matemática, Óptica,
Alquimia, la fabricación de pólvora, las posiciones y tamaños de
cuerpos celestes.
· En esta misma obra anticipó invenciones posteriores tales como
microscopios, telescopios, gafas, máquinas voladoras y barcos a
vapor.
· Bacon estudió Astrología y creía que los cuerpos celestes tenían
influencia sobre el destino y el pensamiento de los humanos.
· También escribió una crítica del Calendario Juliano, que estaba
entonces aún en uso.
· Fue el primero en reconocer el espectro visible en un vaso de agua,
siglos antes que Isaac Newton descubriera que los prismas podían
separar y volver a formar la luz blanca.
· Opus Minus:
Trata de Optica, Astronomía y Matemáticas. El Opus minus es
un compendio de la anterior; y el Opus tertium, un
suplemento de ambas.
· “Opus Minus” tiene la relación ya mencionada con el
``Opus Majus'', pero mucho se ha perdido. Originalmente
tenía nueve partes una de las cuales se presume que fue un
tratado de alquimia especulativa y práctica.
· Habría otro capitulado llamado “Los siete pecados en el
estudio de teología”
Con este libro estafaron a un rey y a un sin
número de lingüistas, doctores,
matemáticos… desde que fue escrito.
Escrito hace unos 500 años por un autor
anónimo.
Hipótesis del autor: - Roger Bacon.
Leonardo Da Vinci.
John Dee.
Edward Kelley.
En la fotografía está una ilustración del
libro
que
aparentemente
está
relacionada en algún modo con el Sol.
El libro etiqueta algunas zonas del cielo
con constelaciones desconocidas. La
incapacidad
de
los
modernos
historiadores de astronomía para
comprender los orígenes de estas
constelaciones
es
quizás
empequeñecida por la incapacidad de
los decodificadores modernos para
comprender el texto del libro.
Wilfred M.
Voynich especiali
sta en libros
antiguos, adquirió
en 1912 este
manuscrito, donde
los expertos han
utilizado, sin éxito,
los métodos de la
criptología
moderna para
tratar de revelar
sus secretos.
Roger Bacon
(1214-1294),
monje franciscano
y alquimista, de
quien se ha dicho
que es el autor del
manuscrito
Voynich. Quizás
había logrado
inventar, un
código para
camuflar sus
investigaciones en
torno a la piedra
filosofal y el elixir
de la vida.
George
Boole, matemátic
o del siglo XIX
, inventó un
sistema de lógica
simbólica que,
según algunos
expertos, podría
ser similar al
empleado en el
manuscrito
Voynich
Rodolfo II de
Habsburgo fue el
propietario del
manuscrito hasta
que murió en
1612.
Posteriormente
pasaría a manos de
un ex rector de la
Universidad de
Praga, y este a su
vez se lo
entregaría a
Athanasius
Kircher
Athanasius
Kircher, un
conocido
estudioso jesuita,
había intentado
sin éxito descifrar
los secretos del
misterioso
manuscrito
Voynich durante
el siglo XVII.
Edward Kelley,
ocultista y
alquimista fue el
ayudante que
realizó
experiencias
necrománticas
junto con John
Dee, quien tiempo
más tarde se haría
con la posesión
del famoso
manuscrito.
John Dee (15271608),
matemático y
astrólogo pasó
cuatro años en la
corte de Rodolfo
II como agente
secreto de Isabel I
de Inglaterra.
Dado su interés
por lo oculto y lo
misterioso, parece
posible que fuera
Dee quien llevara
el manuscrito a la
corte de Rodolfo.
El profesor
William Romaine
Newbold,
especialista en
filosofía e historia
medieval, que en
1921 anunció que
había logrado
descifrar el código
del manuscrito
Voynich tras
largos años de
investigaciones



En 1912, un librero británico de origen lituano descubrió en un
monasterio jesuita de Roma un extraño libro: estaba cubierto de
textos escritos en un código incomprensible y contenía cientos de
ilustraciones de plantas, mujeres desnudas, diagramas astrológicos
y mapas estelares.
Entre sus páginas se hallaba una carta fechada en 1666, en latín,
por medio de la cual el entonces rector de la Universidad de Praga
rogaba a un científico jesuita muy famoso en aquellos tiempos que
estudiase el libro e intentara descifrarlo.
La sorpresa de Wilfred Voynich (que así se llamaba el librero) fue
mayúscula: de inmediato hizo a los jesuitas una oferta por el libro y
se lo llevó a Londres. Tomó multitud de fotografías del manuscrito y
se las enseñó a expertos criptógrafos, lingüistas, historiadores y
medievalistas. Ninguno fue capaz de identificar los extraños
caracteres





A la falta de un método para traducir sus textos, se agregaba
la circunstancia de que el libro había desaparecido durante
246 años.
El libro venía acompañado por una carta, llamada La Carta
De Marci, en honor de Johannes Marcus Marci de Cronland,
autor de la misma.
Este le pidió a Athanasius Kircher que lo descifrará, pero ese
falleciò sin respuesta.
Con la carta se sabe que el manuscrito provenía de la
biblioteca personal del Sacro Emperador Romano en Praga,
Rodolfo II.
Este la compró en 600 ducados, aprox 40.000 euros
actuales.


Manifiesta también que uno de los expertos de la corte y profesor de los
hijos del emperador decía a quien quisiera escucharlo que el manuscrito
era obra del inglés Roger Bacon, el celebérrimo teólogo, filósofo, fraile
franciscano y científico del siglo XIII.
A la luz de los conocimientos actuales, el extremo no es irracional, ya que
Bacon, acorde con los conceptos de su tiempo, aseguraba que los
conocimientos no debían ser del “dominio público”, sino que debían estar
en poder de una elite ilustrada. Para ello, preconizaba que los científicos y
eruditos debían escribir sus libros en código (él mismo lo hizo muchas
veces) para que solamente pudiesen leerlos los hombres intelectualmente
merecedores de ello.
Sin embargo, los códigos baconianos se conocen perfectamente, y todos
ellos fueron fácilmente descifrados en el siglo XIX. Además, quedaba la
extraña circunstancia de que Roger Bacon estaba muerto desde 1292,
esto es, 374 años antes de la fecha de La carta Marci.
Dos páginas de lo que ha sido descrito como «el
manuscrito más misterioso del mundo». Desde 1912,
año en que fue adquirido por el especialista en libros
antiguos Wilfred M. Voynich , los expertos han
utilizado, sin éxito, los métodos de la criptología
moderna para tratar de revelar sus secretos
Una de las intrincadas y extraordinariamente
confusas páginas del manuscrito Voynich. La
abundancia de dibujos vegetales sugiere que podría
tratarse de un herbario, pero muchos de los
especímenes de plantas y arbustos resultaron ser
inventados
Esta ilustración, que parece
representar a un grupo de
mujeres bañándose en tinta
verde, es típica de los
misteriosos dibujos del
manuscrito. También
podemos observar un
ejemplo de la caligrafía del
manuscrito.
Su legado
De lo expuesto anteriormente podemos rescatar
de Roger Bacon los siguientes puntos:
· Fue un hombre de grandes ideas e ingenio,
siempre firme a sus convicciones personales.
· Sus estudios tuvieron un carácter
multidisciplinario.
· Su perseverancia nos demuestra que cuando se
puede, se quiere.
· Sus trabajos fueron legado para científicos
posteriores, sobre todo para aquellos de la
época medieval.
· Criticó sin pudor a la sociedad, y sobre todo en
los hábitos escolásticos .
· Es el precesor del método ciéntifico.
Descargar

Roger Bacon