•
•
•
Este se desarrolló entre 1810 y 1879. La
independencia
significó
una ruptura
definitiva con el modelo colonial y nuestra
nación debió enfrentar dos grandes desafíos
económicos: primero, la apertura comercial,
que significó el fin del monopolio español y;
segundo, la incorporación a un modelo
económico de alcance mundial, como el
capitalismo.
En este proceso la nación debió superar una
serie de crisis como la recuperación de la
guerra de independencia, la crisis de la
década de 1860 y la crisis de 1878, que
finalizó con la Guerra del Pacífico, fecha en la
que se abrió un nuevo ciclo económico para
Chile: el del salitre.
Todos estos vaivenes económicos se
debieron a que el país se tardó en adaptarse
al nuevo modelo, por un retraso en la
modernización económica debido a su
condición de
exportador de materias
primas.
El proceso de expansión de la economía mundial
también afecto a Chile. A igual que sus pares
americanos, nuestro país comenzó a vincularse
económicamente con el resto del mundo, lo que
obligó a tomar medidas respecto a su inserción
en el sistema capitalista: industrializarse o
desarrollarse vendiendo materias primas.
La primera opción no era viable. Sin embargo,
esta aspiración estará presente a lo largo del siglo
XIX que comenzara a desarrollarse en la segunda
mitad de este.
Chile, al igual que los demás países
latinoamericanos, optó por la segunda
alternativa, convirtiendo la demanda por sus
materias primas en el motor de su crecimiento
económico. A este sistema se le denominó
crecimiento “hacia afuera”.
El Estado buscó favorecer desde un principio el
comercio exterior, que tuvo como principal
protagonista el puerto de Valparaíso, lo que
permitió el desarrollo de un sistema monetario
moderno, en donde la banca se constituyó en el
pilar de los nuevos empresarios y negocios.
La consolidación de la economía, a partir de
1831, tiene directa relación con designación
como ministro de Hacienda de Manuel Rengifo el
cuál logró:
• Llevar a cabo una importante reforma
tributaria.
• Establecer un sistema de cuentas de doble
entrada.
• Crear las tesorerías publicas.
• Reformar el régimen aduanero.
• Perfeccionar el sistema de almacenes francos
del puerto de Valparaíso.
• Disminuir el gasto publico a través de la
reducción del ejército.
• Ordenar la deuda publica, interna y externa,
y reanudar su cancelación.
Otro actor importante de la economía chilena fue
el empresario norteamericano Guillermo
Wheelwright, que el 1835 introdujo la
navegación a vapor . Esto dio origen a la
compañía naviera Pacific Steam Navigation
Company.
•
•
•
La primera moneda “republicana” fue el
“peso de Coquimbo”, que data de
1817.
En cuanto a los billetes, durante el
gobierno de Freire se realizó la primera
emisión de billetes fiscales, pero
dejaron de circular por falta de
confianza de sus usuarios. Recién en la
década de 1850, el Banco Ossa y el
Banco Bezanilla y Cia. comenzaron la
emisión de billetes privados. Solo a
partir de 1879 el Estado se hizo cargo
de las primeras emisiones fiscales.
Por su parte el impulso comercial,
minero y agrícola provocó a partir de
mediados del siglo XIX la creación de
instituciones financieras como la Caja
de Crédito Hipotecario, La compañía
de Seguros y el Banco de Valparaíso
•
•
•
La opción exportadora del país estuvo
directamente relacionada con los ciclos de
auge y decadencia de la demanda externa.
Entre 1820 y 1880, la producción nacional se
desarrollo principalmente en dos áreas: la
minería y la agricultura, actividades
caracterizadas por una secuencia de períodos
de expansión y de contracción en la
explotación de cada una.
Los principales mercados compradores de
estas materias primas fueron Inglaterra, en el
caso de la minería; y Perú, California y
Australia, en el del trigo.
La agricultura también vivió un auge
asociado a la minería. Los empresarios de la
plata reinvirtieron en el rubro agrícola,
incorporando nuevas técnicas de cultivo,
maquinaria y obras de regadío, lo que
diversificó la producción. Pero el despegue
provino de la apertura de los mercados
mineros de California y Australia a mediados
del siglo XIX.
•
•
•
•
La disolución de los mayorazgos favoreció la
partición de los grandes predios agrícolas
aumentando la productividad del sector.
Por otra parte, los grandes descubrimientos
de oro en California y Australia, favorecieron
la demanda de trigo, fruta seca, vino,
aguardiente y otros productos, puesto que
resultaban más barato llevarlos de Valparaíso
que comprarlos en la costa este de Estados
Unidos. Pero esta situación duro poco
tiempo, ya que en 1858 estos mercados
comenzaron a autoabastecerse.
Este boom económico disparó la producción
agrícola y a la vez convirtió a Valparaíso en el
principal puerto comercial de América del
Sur.
La innovación técnica, la educación y la
incorporación de nuevos cultivos fueron
favorecidos por la fundación de la Sociedad
Nacional de Agricultura y la inauguración de
la Quinta Normal de Agricultura.
•
•
Durante el siglo XIX se explotaron diversos
metales. La plata fue uno de los primeros, a
partir el descubrimiento de Chañarcillo por
Juan Godoy en 1832, que facilito el
descubrimiento de otros yacimiento
argentiníferos. Sin la explotación de este
mineral la prosperidad económica de Chile
en esta época no hubiese sido posible. Hacia
1858, el mineral de Chañarcillo se comenzó a
agotar, lo que provocó una crisis económica
en el país.
El cobre comenzó a tomar importancia a
partir de 1850 debido a las mayores
demandas de este mineral en los mercados
europeos, que lo requerían a propósito de la
Revolución Industrial que se desarrollaba en
época. La mina de mayor producción en la
época fue Tamaya, cercana a Ovalle, de
propiedad del empresario José Tomás
Urmeneta, quién creó fundiciones en Tongoy
y en el puerto de Guayacán, el cual se unió a
Ovalle a través de una línea férrea
•
•
A partir de 1848 el carbón se explotó
en grandes cantidades en Lota,
región del Biobío, cuando los
empresarios Matías Causiño y Tomás
Bland Garland compraron el fundo
de Colcura y organizaron allí la
Compañía Minera de Lota, que tuvo
sus primeras utilidades diez años
después. El auge del carbón se vivió a
fines del siglo, debido a la gran
demanda de la navegación a vapor y
a la minería desarrollada en el norte
del país, que lo utilizaba como
combustible.
Por último desde fines del siglo XVIII
se comenzó a explotar el caliche en
Tarapacá y Antofagasta.
•
La apertura de Chile hacia el comercio
internacional benefició a Valparaíso, pues se
convirtió en la puerta de entrada y salida de todos
los productos que provenían de Europa y se
redistribuían en las costas americanas del Pacífico .
•
Asimismo, la estabilidad política de Chile
permitió las condiciones necesarias que facilitaron la
instalación y actividad comercial de extranjeros,
principalmente ingleses, quienes se dedicaron al
comercio desde y hacia diversas regiones del
mundo. Por ello en Valparaíso se creó la primera
Bolsa de Comercio que tuvo el país.
•
A mediados de este siglo, Valparaíso era la
capital comercial y financiera del país, destacando las
familias de comerciantes ingleses del Cerro Alegre.
•
En este contexto, en 1849 el Congreso aprobó la
construcción de un ferrocarril entre Santiago y esta
ciudad. Esta obra estuvo a cargo de Guillermo
Wheelwright el cual comenzó a funcionar recién en
1863.
•
El desarrollo de los medios de
transporte: los trenes
•
•
•
Chile en sus inicios vio entorpecido su
desarrollo económico debido a su baja
conectividad. Lo anterior obligó a los
empresarios y al Estado, desde mediados del
siglo XIX, a preocuparse por el mejoramiento
de los medio de transporte, como
ferrocarriles, caminos, telégrafos barcos de
vapor, con el objeto de poder fomentar la
extracción de los minerales desde la
Cordillera de los Andes hacia los puertos.
Así, en 1851,se construyó en chile el primer
ferrocarril
de Caldera hacia Copiapó.
Posteriormente, el gobierno Chileno se
Intereso por crear un proyecto similar entre
Valparaíso y Santiago, posteriormente se
construyó el tramo que unía el puerto con
Quillota y se creó la línea que unía Santiago
con Rancagua.
Candelaria Goyenechea fue una de las mas
importantes inversionistas privadas en el
proyecto de creacion de ferrocarriles.
Nuevas obras públicas 1831-1861
•
•
•
•
Los gobiernos de la época se dedicaron a
realizar obras de adelanto para el país,
financiadas en su mayoría con la riqueza
minera y los derechos de que el Estado
percibe por la exportación de cereales
principalmente.
Se crearon nuevos puertos como los de
constitución, se repararon caminos y se
construyeron nuevos puentes en la zona
centro-sur.
Se mejoraron los almacenes de la aduana de
Valparaíso y se inicia la construcción del
edificio del Congreso Nacional en Santiago,
además de edificios públicos y municipales.
Esta labor constructiva permitió transformar
a Chile en una de las naciones más
desarrolladas de América a mediados del
siglo XIX.
Chile comienza a cambiar
•
•
•
La consolidación de la economía chilena y su
apertura hacia el exterior generó riqueza a los
empresarios y también al Estado, pero a su vez
significó asumir con mayor intensidad las graves
crisis internacionales, obligando más adelante a
reformular el sistema.
La realidad territorial del país también se vio
afectada. La expansión mundial del capitalismo
provocó que las autoridades chilenas se
preocuparan de incorporar los territorios al sur
del Biobío y al norte de Copiapó al control
político y económico, dado el potencial de
recursos para la exportación que podían tener
estas tierras.
En el ámbito social, la estructura social mantuvo
su rigidez. Esta situación solo se modificó al final
del siglo XIX, cuando los grupos medios
experimenten un mayor desarrollo al alero del
Estado.
Descargar

EL DESPEGUE ECONÓMICO