Réquiem por un campesino
español
Ramón J. Sender
Ramón J. Sender
Ramón José Sender, escritor español, nacido en
Chalamera (Huesca en 1902). Tomó parte en las
guerras de Marruecos. A su regreso se instaló en
Madrid y trabajó como periodista en El Sol hasta
1929, fecha en la que empezó a escribir para
periódicos muy radicales. Participó en actividades
anarquistas, que terminaron decepcionándole, por
lo que se hizo comunista, aunque más tarde,
durante la Guerra Civil española, renegó también
de esta ideología y en 1938 se exilió a Francia y
posteriormente a México y Estados Unidos. Su
obra, de carácter realista, analiza con crudeza la
realidad social desde una visión revolucionaria.
Obras
Narrativas:
“El lugar de un hombre”
“Crónica del alba”
“Mosén Millán” (Más tarde renombrada como “Réqiem por un
campesino español”)
Ensayo:
“El problema religioso en México; católicos y cristianos ”
“Madrid-Moscú, narraciones de viaje”
“Carta de Moscú sobre el amor ”
Teatro:
“Hernán Cortés”
“El Diantre, tragicomedia para el cine según un cuento de
Andreiev ”
“Los antofogastas, Donde crece la marihuana ”
Lírica:
“Las imágenes migratorias”
“Libro armilar de poesía y memorias bisiestas”
Exilio
Características:
1940-1950: Existencial
- Literatura de posguerra
1950-1960: Social
1960-1970: Experimental
- Novela social comprometida con problemas sociales y
políticos.
- Corriente literaria que evoluciona de forma paralela a la
narrativa española de esa época.
- Sus escritores se exiliaron por causa republicana y desde
países de América siguieron escribiendo y publicando.
- Ramón J. Sender fue el autor más representativo de la
novela en el exilio. Su obra se caracteriza por el compromiso
ideológico
Réquiem por un campesino español
Resumen:
La historia narra el recuerdo de una vida. Mosén Millán, el
cura de un pueblo de Aragón, recuerda la vida de un
muchacho mientras es la hora de celebrar su funeral, unos
minutos antes de comenzar el acto, empieza a recordar la
vida del chico, que él contempló muy de cerca, este chico era
Paco “el del Molino”, y el párroco lo vio nacer, lo bautizó, lo
tuvo de monaguillo, le dio la primera comunión, la
confirmación, lo casó… y ahora celebra su funeral, fue una
vida muy corta para tantos eventos.
La muerte de Paco fue una de esas muertes políticas,
propiciada por tener ideas propias, una muerte de la que sus
enemigos en vida se aprovecharon y una vez muerto le
acuden al funeral para quedar ellos mismos “limpios de
conciencia” y esto al sacerdote lo desquicia.
Personajes
Mosén Millán: Es el párroco del pueblo donde transcurre la
historia. Es el que revive toda la historia mentalmente en
pocos minutos en la sacristía. Adquiere un papel fundamental
en la obra.
Paco el del Molino: Es el personaje principal sobre el que
recaen los pensamientos de Mosén Millán. A éste va dirigida
la misa de réquiem que quiere hacer el párroco. Su vida es
explicada desde que nace hasta que se muere, a la par que se
explican sus hazañas. Este hombre es decidido, denuncia las
injusticias y busca el progreso del pueblo, lo que le
proporciona la muerte.
Águeda: Era la mujer de Paco, una mujer trabajadora,
humilde…
El duque: Era el propietario de la gran mayoría de terrenos
del pueblo, aunque nunca vivió allí.
Valeriano: Era una de las personas privilegiadas del pueblo,
tenía un alto poder económico. No se llevaba bien con la
familia de Paco.
Gurmesindo: Era un hombre del pueblo que tenía una
economía alta. Con la familia de Paco no se llevaba bien.
Cástulo Pérez: No tenía un nivel económico tan alto como
Gurmesindo ni como Valeriano. No se llevaba ni bien ni mal
con la familia del difunto. Jugaba siempre a dos bandas,
dependiendo de sus conveniencias.
Jerónima: Partera que participó en el nacimiento de Paco. Era
como una bruja, muy supersticiosa. La gente rica no le caía
muy bien, ni tampoco los religiosos como Mosén Millán.
El zapatero: Le gustaba hacer reír a la gente. No tenía
grandes amistades ni enemistades, era indiferente.
Estructura
Estructura externa:
La obra no está dividida en capítulos ni en fragmentos,
solamente se le intercala a la narrativa pequeñas partes de
un romance.
Estructura interna:
El escrito no tiene una estructura interna claramente
diferenciadas, ya que se narra la vida del campesino desde su
nacimiento hasta su muerte, de forma cronológica.
Tiempo
- Interno:
La obra ocurre en pocos minutos, Mosén Millán, narra la vida
de Paco el del Molino mentalmente, haciéndole ver al lector
el gran número de acciones que tuvieron lugar en los 27 años
del campesino.
- Exteno:
Por los hechos narrados en la obra, se nos da a entender que
la novela se desarrolla a comienzos del siglo XX, antes de la
Guerra Civil.
Narrador
Ramón J. Sender narra el libro en 3ª persona, utilizando un
narrador omnisciente para profundizar más en las
descripciones y sentimientos. Es una obra en la que
predomina el subjetivismo. Sender la escribió estando
exiliado en México.
Espacio
La obra se desarrolla en un pequeño pueblo, que, por las
alusiones a las que se hacen referencia en el libro, parece
ser un espacio rural a la par que real. Centrándonos más
concretamente en la novela la historia transcurre en la
sacristía, dónde el padre Mosén Millán, “pensaba” en la
historia del pobre campesino, la cual nos es retransmitida a
los lectores.
Lenguaje
Estilo sencillo y natural.
En la obra aparecen:
-Diálogos (de escenas del presente y del pasado)
-Narración (de escenas del presente y del pasado)
-Descripciones (Escasas)
- La sacristía
- La cueva de las afueras
Ahí va Paco el del Molino,
que ya ha sido sentenciado,
y que llora por su vida
camino del camposanto.
Un año había pasado desde todo aquello, y parecía
un siglo. La muerte de Paco estaba tan fresca, que
Mosén Millán creía tener todavía manchas de
sangre en sus vestidos. Abrió los ojos y preguntó al
monaguillo:
-¿Dices que ya se ha marchado el potro?
-Sí, señor
Descargar

Document