Cuarto Curso Centroamericano en Gestión Urbana y Municipal,
Ciudad de Guatemala, Guatemala
Mayo 9-19, 2004
Instituto Banco Mundial - Universidad Landívar - LILP
Pobreza y Género en el Posconflicto Salvadoreño
Sonia Baires
Universidad Centroamericana
“UCA” de El Salvador.
"Derechos de propiedad 2004, Sonia Baires. Se puede fotocopiar este material por
el Banco Mundial, el Lincoln Institute y la Universidad Rafael Landívar en
Guatemala para uso en investigación, educación u otro propósito académico. Todos
los materiales están sujetos a revisión. Las opiniones e interpretaciones que
aparecen en este documento son las de su autora, y no comprometen a las
instituciones para las que trabaja".
INDICE
1. El debate sobre la violencia y género: avances y
limitaciones
2. La situación de pobreza y las mujeres en el pos
conflicto salvadoreño
3. A manera de conclusiones
1. El debate sobre la violencia y género: avances y limitaciones
Punto de partida: el concepto de género
Las mujeres y los hombres somos biológicamente
diferentes, pero los roles y las tareas que les
corresponden son asignados socialmente.
El género es por tanto una construcción social que
expresa la significación que cada sociedad asigna
a lo masculino y a lo femenino en correspondencia
con estas diferencias sexuales.
1. El debate sobre la violencia y género: avances y limitaciones
¿Por qué es importante este concepto?
• Porque permite comprender que estos
roles y tareas asignados a mujeres y
hombres constituyen patrones culturales
fuertemente interiorizados.
• Además, porque visibiliza la condición de
desigualdad en que se encuentran las
mujeres con esta asignación de roles.
1. El debate sobre la violencia y género: avances y limitaciones
La feminización de la pobreza
Alude a la desproporcionada
representación de las mujeres entre los
pobres comparada con la de los hombres.
En un país x la pobreza se ha feminizado
si el porcentaje de mujeres en la
población considerada como pobre supera
al porcentaje de mujeres perteneciente a
la población en su conjunto.
En 1995 las mujeres en todo el mundo
representaban el 70% de los pobres
(PNUD, 1995).
1. El debate sobre la violencia y género: avances y limitaciones
Este incremento de la pobreza femenina podría explicarse por:
•Razones familiares: incremento del numero de separaciones y
divorcios que deja a las mujeres económicamente desfavorecidas;
•Razones económicas: su mayor dificultad a la hora de acceder y
obtener un trabajo y un salario suficiente;
•Razones demográficas: la mayor longevidad de las mujeres;
•Por la estructura familiar que sigue asignando tareas,
oportunidades y niveles de poder diferenciados al interior de la
unidad familiar, según sean chicos o chicas.
1. El debate sobre la violencia y género: avances y limitaciones
Interesante
Aunque en las últimas 3 décadas, la mujer se ha incorporado
masivamente al trabajo remunerado y a otras actividades…
no se ha producido un cambio proporcional en la
participación de los hombres en las responsabilidades
familiares y domésticas.
En el contexto que las mujeres trabajan fuera del hogar
realizan una doble jornada de trabajo, la del hogar y la del
trabajo fuera del mismo, y a veces, hasta una triple jornada,
con la del trabajo comunitario (Moser, 1991).
1. El debate sobre la violencia y género: avances y limitaciones
Elementos básicos de consenso del concepto
“feminización de la pobreza”:
1) Un predominio de las mujeres entre los pobres.
2) Hay un impacto con sesgo de género de las causas de la
pobreza sean las que fueren, en contextos específicos locales,
regionales y nacionales.
1. El debate sobre la violencia y género: avances y limitaciones
Otros elementos se agregan para el debate:

Es una tendencia direccional en la cual la representación
desproporcionada de las mujeres entre los pobres está
aumentando progresivamente.

Si la pobreza se entiende como un proceso, el riesgo a la
precariedad o vulnerabilidad son importantes para su
comprensión. Unas personas pueden estar más
expuestas que otras al riesgo de caer en pobreza si se
produce una ruptura matrimonial, por ejemplo.
1. El debate sobre la violencia y género: avances y limitaciones
La medición de la pobreza: Avances y limitaciones
Los diferentes métodos de medición de la pobreza : línea de
pobreza (ingreso), necesidades básicas insatisfechas, pobreza
humana. Predomina el método basado en los ingresos.
Algunos problemas de los análisis tradicionales:
Centran su atención sobre el trabajo y los ingresos que se
obtienen del mismo, en este caso de los hombres.
No se cuestiona como se distribuyen los ingresos una vez que
llegan a las familias, asumiéndose condiciones de igualdad.
1. El debate sobre la violencia y género: avances y limitaciones
La unidad de análisis considerada ha sido el hogar o la
familia vista globalmente, en lugar de observar a cada uno de
sus integrantes.
La jefatura formal del hogar es un concepto limitado porque
responde a expectativas culturales sobre la toma de
decisiones, el propietario de activos familiares, tenencia de la
tierra o del hogar y de quien percibe más ingresos.
1. El debate sobre la violencia y género: avances y limitaciones
Propuestas alternativas:
 La de sustitución del uso del concepto de jefatura del
hogar por el de jefatura de hecho o por sostenimiento del
hogar.
Situación de sostenimiento es aquella donde más del 50%
de los ingresos familiares son generados o atribuidos al
trabajo remunerado de mujeres (Gammage, 1998, 2002).
Considerar otras variables como las sociales, políticas y
culturales, para captar situaciones muy diversas de
pobreza difícilmente homologables. Estudios cualitativos.
1. El debate sobre la violencia y género: avances y limitaciones
El Salvador
(colones 1989)
Jefatura formal
femenina
Jefatura formal
masculina
Sostenidos por
mujeres
Sostenidos por
hombres
Años
1989
1995
1989
1995
1989
1995
1989
1995
% de Hogares
31
31
69
69
36
37
64
63
Promedio Ingresos
por Persona
308.4
451.05
369.41
473.72
331.03
455.86
361.89
473.06
Fuente: Extractado de Gammage 1998, 2002
2. La situación de pobreza y las mujeres en el pos conflicto salvadoreño
Evolución de la pobreza urbana y rural entre 1980-2000
 Ambas muestran niveles elevados (del 60% de población
pobre) en la década del conflicto armado.
 En los años 90 observa una disminución de cerca de 8
puntos porcentuales sobre todo de la pobreza urbana.
A partir de 1996 muestra nuevos incrementos,
especialmente en el área rural.
La expansión del sector terciario, la migración campociudad y hacia el exterior con el consiguiente, las remesas
y el flujo de recursos externos influyeron para que la
pobreza se redujera en el posconflicto. Sin embargo, los
salarios reales decayeron a lo largo de toda la década y
las actividades terciarias tienen bajos salarios.
2. La situación de pobreza y las mujeres en el pos conflicto salvadoreño
1. La pobreza en El Salvador es un fenómeno extendido y
mayoritariamente rural.
2. La reducción de la pobreza entre 1992 y 1995 se debe
casi en un 100% a la reducción de la pobreza urbana.
3. La pobreza extrema (o absoluta) está localizada
principalmente en las áreas más distantes y menos
desarrolladas (zonas exconflictivas).
4. Los hogares con jefaturas femeninas están mejor que los
hogares con jefes hombres en el periodo. Esto se atribuye
al sector económico donde la mujer está participando,
tanto en la ciudad como en el campo, al avance
educacional de ésta y a la recepción de remesas.
2. La situación de pobreza y las mujeres en el pos conflicto salvadoreño
5. Hay una parte importante de los hogares que cuentan con
jefe de hogar de la tercera edad (entre el 20 y 22%).
6. Los hogares más pobres son los más numerosos y menos
educados. La pobreza aumenta a medida que disminuye el
nivel de educación y viceversa.
7. Los hogares con remesas están mejor que aquellos hogares
sin remesas.
8. Los hogares más pobres trabajan en la agricultura y su
situación ha empeorado.
9. Los pobres trabajan en su gran mayoría como cuenta
propia y como asalariados permanentes, categorías
ocupacionales donde está el grueso de la población pobre.
2. La situación de pobreza y las mujeres en el pos conflicto salvadoreño
Pobreza y género en El Salvador (tendencias)
Un estudio reciente (PNUD, 2004) muestra que entrado el
siglo XXI la feminización de la pobreza continúa presente
en El Salvador. Así, la feminidad de la población pobre (el
total de mujeres pobres dividido por el total de hombres
pobres multiplicado por cien) es más acentuada en el área
urbana que en la rural, así como en los grupos de edades
de 18-59 años y en mayores de 60 años
Cuadro 1
Relación de feminidad de la población pobre según grupos de edad, área geográfica
y departamento. Año 2002.
Área/ departamento
Total
población
Grupos de edad
18-59 años
0-17 años
Nacional
Por áreas geográfica
Urbano
Rural
Departamentos
109.2
95.2
125.5
Mayor a 60
años
120.8
117.7
102.2
96.8
94.0
138.0
114.5
143.2
100.5
Ahuachapán
Cabañas
Chalatenango
Cuscatlán
La Libertad
La Paz
La Unión
Morazán
San Miguel
San Salvador
San Vicente
Santa Ana
Sonsonete
Usulután
97.9
107.0
106.5
115.0
106.7
110.7
106.9
105.9
117.1
117.8
106.2
98.5
107.4
111.9
85.9
97.9
98.4
105.1
98.1
100.8
93.7
90.1
100.7
97.1
94.9
83.2
97.0
99.4
115.2
124.1
113.8
121.9
115.4
120.7
130.0
125.0
133.7
140.8
117.2
116.0
121.2
124.5
102.3
99.1
125.9
140.0
118.4
128.3
99.1
117.1
132.2
134.2
120.5
110.2
111.6
126.3
Fuente: PNUD, 2004 elaborado en base a los datos de EHPM 2002.
Cuadro 2
Pobreza según sexo del jefe de hogar a nivel nacional, urbano rural y departamental
del año 2002. (en porcentaje).
Área/ departamento
Mujeres
Hombres
Diferencia
Nacional
Por áreas geográfica
Urbano
Rural
Departamentos
37
37
4
33
44
27
51
-6.3
7.8
San Salvador
La Paz
Cuscatlán
La Libertad
Chalatenango
San Miguel
Santa Ana
Usulután
San Vicente
Sonsonete
La Unión
Morazán
Cabañas
Ahuachapan
30
47
38
27
49
41
40
44
51
41
38
47
52
46
23
43
36
27
49
44
43
49
56
46
44
54
59
56
-6.6
-3.7
-1.8
-0.7
-0.2
2.2
3.1
4.6
5.1
5.6
6.8
7.1
7.4
10.3
Fuente: PNUD, 2004 elaborado en base a los datos de EHPM 2002.
2. La situación de pobreza y las mujeres en el pos conflicto salvadoreño
Llama la atención que en el área urbana la pobreza es
mayor en hogares jefeados por mujeres, mientras que en
el área rural ocurre lo inverso, son los hogares liderados
por hombres los que se encuentran en mayor pobreza.
Lo primero se explicaría parcialmente por la dinámica del
empleo en dicha zona, relegando a las mujeres a las
actividades informales, de menor remuneración y porque
en el área urbana son más frecuentes los hogares
monoparentales liderados por mujeres.
De acuerdo a un estudio de la CEPAL (1999) el aporte
mayor de las mujeres al ingreso familiar se da en los
hogares monoparentales (70%) y en extensos y
compuestos (47%) del área urbana.
2. La situación de pobreza y las mujeres en el pos conflicto salvadoreño
La mayor pobreza de hogares rurales jefeados por
hombres se explica por la crisis de la agricultura y en que
las mujeres pueden percibir ingresos de actividades
terciarias (comercio y maquila por ejemplo) o remesas
provenientes del exterior.
Según la EHPM, los hogares que más reciben remesas son
aquellos liderados por mujeres a nivel nacional (30.2%) y
en el área urbana y rural, 28.4% y 34.2% de los hogares
reciben remesas. El porcentaje de hogares liderados por
hombres que reciben remesas tienen en cambio
porcentajes de 18.1% a nivel nacional y 17.1% y 19.2% en
zona urbana y rural, respectivamente (PNUD, 2004).
Trabajo y mercado laboral
Cuadro 4. Diferenciales de ingreso entre mujeres y hombres* en dos
cohortes educacionales, 1980 y 1990.
Total
0-3 años de educación
13 años o mas
País
1980
1990
1980
1990
1980
1990
Argentina
63.5
68.8
57.4
56.0
66.7
71.0
59.2
65.8
57.9
68.2
77.0
56.7
44.3
72.7
--
--
--
--
--
58.4
45.8
58.8
51.3
67.7
45.4
49.9
63.8
46.1
64.0
50.1
64.0
--
46.0
50.7
60.4
64.2
41.9
64.2
51.5
61.2
68.4
47.1
37.3
68.0
Bolivia
Brasil
Colombia
CostaRica
--
46.3
56.1
80.6
Chile
--
Guatemala
--
Honduras
--
México
--
Panamá
--
Paraguay
--
Uruguay
53.9
67.8
Venezuela
41.0
51.0
48.2
---
-----
46.6
56.3
38.8
55.0
86.4
---
-----
44.0
71.1
2. La situación de pobreza y las mujeres en el pos conflicto salvadoreño
En el caso de El Salvador la brecha de ingreso muestra
una evolución irregular entre 1986 y 2002, aunque la
brecha ha tendido a reducirse globalmente entre 1986 y
2002 (ver cuadro 5).
A nivel urbano destaca que el nivel de la brecha se ha
estabilizado en alrededor del 30% en este mismo periodo.
Por el contrario, la brecha en el campo ha desaparecido y
el ingreso de las mujeres se ha incrementado con
relación al de los hombres.
2. La situación de pobreza y las mujeres en el pos conflicto salvadoreño
En cuanto a las brechas salariales, a nivel nacional hay
una evolución ascendente a favor de disminuir la brecha
salarial entre 1996 y 2002. Sin embargo, a partir de
2001 se observa decrecimiento (Cuadro 6 Indice de
Remuneración Media de Género).
Una cuestión interesante es el IRMG en relación años de
estudio, las brechas paradójicamente tienden a
incrementarse a medida que hay más años de estudio.
En 2002 la mayor brecha salarial entre mujeres y
hombres se presenta en el estrato de personas con 13
años de estudio o más ($266.5 las mujeres y $420 los
hombres) y la menor entre personas sin ningún año de
estudios ($72.7 las mujeres y 79.4 los hombres).
2. La situación de pobreza y las mujeres en el pos conflicto salvadoreño
Datos de inserción laboral
 Las mujeres han incrementado su presencia en la PEA
(cerca del 40%), aunque sobre todo a nivel urbano.
 Ha mejorado el Indice de Equidad Ocupacional (de 37.5
a 41%).
La ocupación femenina aumenta a medida que se
incrementan los años de estudio.
Las mujeres han aumentado tanto su presencia en
actividades económicas del sector formal como del
informal. Sin embargo, tienen mayor presencia en el
segundo.
Las mujeres representan el 65% de las microempresarias.
Cuadro 8. Tiempo dedicado a trabajos domésticos
Ninguno
Máximo 3
horas
4a7
horas
8 horas y
mas
Hombres
23.9
51.6
16.3
8.3
Mujeres
6
30.3
31
32.7
Fuente: PNUD elaborado en base a los datos de IUDOP, 1999
Cuadro 9. Género y pobreza en zonas ex conflictivas en El
Salvador, 1995
Urbano
Chalatenango
P obreza
Cabañas
Extrema
P obreza
P obreza
San Vicente
Extrema
P obreza
P obreza
M orazán
Extrema
P obreza
P obreza
Cuscatlán
Extrema
P obreza
P obreza
Usulután
Extrema
P obreza
P obreza
Extrema
P obreza
Sostenido
por M ujer
28
41
44
52
46
54
52
77
38
56
37
40
Sostenido
por
H ombre
72
59
56
48
54
46
48
23
62
44
63
60
Fuente: Gammage 2002 en base a la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples 2002
2. La situación de pobreza y las mujeres en el pos conflicto salvadoreño
Otros factores a considerar
Activos sociales y culturales
Familia, vecindario y trabajo doméstico no remunerado.
La violencia intrafamiliar y social como obstáculo
2. La situación de pobreza y las mujeres en el pos conflicto salvadoreño
Algunos datos sobre la violencia intrafamiliar
 En el 91% de los casos de violencia intrafamiliar, las
víctimas son mujeres.
 En el 87% de casos de violencia intrafamiliar, el cónyuge o
el compañero de vida son los principales agresores.
 Por cada caso de agresión sexual en víctimas hombres,
suceden 13 casos en mujeres.
 La violencia intrafamiliar y las agresiones sexuales se
concentran en el caso de los hombres en el grupo de edad
de 0 a 11 años.
3. A manera de conclusiones
1. Las mujeres salvadoreñas en el pos conflicto han visto
su situación mejorar, pero persisten brechas
significativas en el plano económico, social y político,
que redundan en que ellas sean más vulnerables al
riesgo de caer en la pobreza extrema.
2. Las mujeres urbanas en particular se encuentran sobre
representadas entre los pobres, con brechas en sus
ingresos y salariales mayores que las de las mujeres
rurales e incorporadas mayoritariamente a actividades
informales de escasos ingresos.
3. Las mujeres en general, pero las mujeres urbanas en
particular, tienen un elevado porcentaje de jefatura de
hogar, con lo cual les toca realizar largas jornadas de
trabajo doméstico y a veces, también comunitario.
3. A manera de conclusiones
4. A las mujeres jefas de hogar se les dificulta participar en
programas de acción comunitaria o incluso proyectos que
buscan mejorar sus condiciones de vida. Es indispensable
que los programas o proyectos de combate a la pobreza
consideren como remontar esta dificultad para poder
empoderar más a estas mujeres.
5. La construcción de indicadores desagregados por sexo
para profundizar el análisis de las desigualdades de
género es un paso fundamental para facilitar la
elaboración de políticas y permitir un mejor diseño.
Descargar

Presentación de PowerPoint