Geografías de
la sexualidad
Binnie, J. y Valentine, G. (1999)
Objetivo:
Evaluar la contribución que las geografías de la
sexualidad ha hecho en el desarrollo y transformación
de aspectos: social, político y económico.
 El análisis se centra en los campos más trabajados
dentro de la geografía de la sexualidad:
I Geografía Urbana
II Geografías de la población rural
III Geografías de la ciudadanía
IV Geografías Queer: El problema con la política de la
identidad
I Geografía Urbana





Los primeros trabajos pretendían mapear los barrios lésbico gay.
Manuel Castells (sociólogo urbano) presentó el material de su
estudio de los espacios de lesbianas y gays en San Francisco.
Los límites de los barrios gays específicos y los distritos
comerciales fueron marcados y definidos por puntos en mapas
junto con bares, entre otros negocios.
Castells afirma que la geografía de los hombres gay y la geografía de
lesbianas refleja sus respectivos roles de género y los
comportamientos de género.
Los hombres gay eran más territoriales, y tenía más ingresos
disponibles, en tanto las lesbianas eran dependientes de las redes
informales de instalaciones comerciales.
En el estudio se considera que las lesbianas y los gays llevaban una
vida distinta de los demás y de la sociedad convencional.
El barrio del Castro Fue escenario de la lucha en defensa de los derechos civiles de los
homosexuales en EEUU. En sus calles se respira libertad y alegría
Importancia del trabajo de Castells

La importancia radica sobre el hecho de que no había una base espacial de la
identidad gay, y que los hombres homosexuales en particular, jugaban un papel
importante en la gentrificación de la ciudad.
OPOSICIÓN
Joanna Brenner realizó un estudio de una comunidad lésbica no
especificada en una ciudad en el noroeste de los EE.UU desafió las
suposiciones simplistas Castells sobre la identidad y la conducta lésbica.
En su artículo argumenta que las lesbianas se no se concentraban en una
zona específica de la ciudad en cuestión, sino que estas "comunidades"
eran "cuasi-underground”.
Tanto Ettore y Peake han
demostrado
la
importancia
política de las lesbianas al
establecer bases territoriales
locales. Peake, que escribió en
relación a Grand Rapids,
Míchigan, un barrio de lesbianas
en EE.UU., afirma que "la
formación de un área residencial
lesbianas representa un acto
político destinado a garantizar el
acceso a las zonas residenciales
de la ciudad que no están
mediadas a través de las
relaciones con los hombres.
El trabajo de Tamar Rothenberg
en la vertiente comunidad
lesbiana, Park en Brooklyn, Nueva
York, central su estudio en la
problemática de lo que constituye
una
comunidad
lesbiana.
Rothenberg argumenta que, si
bien los factores económicos, en
particular la disponibilidad de
viviendas en alquiler de bajo
costo, han formado e influenciado
el desarrollo de un barrio, la
importancia "simbólica" se ha
unido a la creación de espacios
imaginarios.
Otros trabajos, dentro de la geografía de la sexualidad, se
han centrado más allá de las manifestaciones materiales,
más allá del paisaje urbano y se dirigen hacia el examen de
las redes e instituciones informales lesbianas, y la gestión
de múltiples identidades en la vida cotidiana.
Actualmente el trabajo geográfico pretende no sólo
localizar con puntos en los mapas, los lugares lésbico-gay,
sino comprender de que manera estas “comunidades” se
apropian del espacio y lo modifican.
II Geografías de la población rural

El
trabajo pionero de Jerry Lee K sobre las comunidades de gays y
lesbianas en Dakota del Norte y el trabajo de David Bell y Gill Valentine en
la Gran Bretaña rural representan un avance significativo en la geografía de
la sexualidad.

Se establece una distinción entre los gays y lesbianas que han sido criados
en un ambiente rural que emigran a la ciudad para escapar del paisaje
moral opresivo de la población rural, y los habitantes de la ciudad de gays y
lesbianas que emigran a la rural buscan un estilo de vida rural en lugar de la
ciudad.

Para las comunidades rurales, la ciudad es más probable que sea visto
como un lugar para escapar con el fin de definir a sí mismo como gay o
lesbiana. Para los que eligieron activamente la vida rural de las atracciones
son múltiples, aunque las causas de la migración son menos claras.

Para muchas mujeres miembros de estas comunidades se ve un rechazo a
la ciudad por el hombre, junto con la percepción de la masculinidad del
ambiente construido urbano.
No puede definirse a sí mismos como gay lesbiana debido a la falta de
Infraestructura comunidad social y política desarrollada. Utilizan redes informales,
teléfono de citas y pueden constituir los espacios rurales de estas comunidades.
Se ven desenvueltos en su sexualidad sólo en las grandes ciudades.
Bob Cant dice en la introducción de las identidades inventadas lesbianas y de los
gays difieren de otros grupos de inmigrantes a compartir la experiencia común de la
migración para escapar de los prejuicios y forjar e identidad.
III Geografías de la ciudadanía sexual





La sexualidad y el estado Estado se constituyen mutuamente en
escalas espaciales diferentes.
David Bell ha examinado las formas en que se construye y se
discute a través de las políticas de sexo en público.
Para las lesbianas y los gays, la migración a través de las fronteras
nacionales puede ser inmensamente problemática, sobre todo
cuando se trata de obtener plenos derechos de la base de la
ciudadanía en las relaciones entre personas del mismo sexo.
La persistencia de leyes que no reconocen las parejas del mismo
sexo con el propósito de los derechos de residencia y que ofrezcan
su estado de ciudadanía representa una barrera para el movimiento
de gays y lesbianas a través de fronteras nacionales.
El trabajo sobre el turismo lésbico-gay internacional tiene que
desafiar la homofobia a menudo implícita en algunas cuentas sin
cuerpo de turistas occidentales que participan en el turismo sexual.
IV Geografías Queer: El problema
con la política de la identidad
La teoría queer es una hipótesis sobre el género que afirma
que la orientación sexual y la identidad sexual o de género
de las personas son el resultado de una construcción social y
que, por lo tanto, no
existen papeles sexuales esenciales o biológicamente inscrito
s en la naturaleza humana, sino formas socialmente variables
de desempeñar uno o varios papeles sexuales.
 David Bell toca un aspecto antes ignorado para la geografía
de la sexualidad: la bisexualidad, afirmando que los bisexuales
permanecen un lugar marginado dentro de la comunidad
lésbico gay, ya que estos no cuentan con un espacio
específico y tan sólo transitan entre los espacios que han
sido apoderados por gays y lesbianas, dandose así un carácter
de “turistas”.

Descargar

Geografías de la sexualidad