Evangelio según San Mateo
San Mateo ( 5, 38 - 48)
Lectura del Santo
Evangelio según
san Mateo
(5, 38-48)
Gloria a ti, Señor.
Séptimo Domingo del Tiempo Ordinario
Día del Señor
Confío, Señor, en tu misericordia
El Señor es compasivo y misericordioso
Aleluya, aleluya.
En aquel que cumple la palabra de Cristo
el amor de Dios ha llegado a su plenitud.
Aleluya.
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos:
“Ustedes han oído que se dijo: Ojo por ojo, diente
por diente;
pero yo les digo que no hagan resistencia al hombre
malo. Si alguno te golpea en la mejilla derecha,
preséntale también la izquierda;
38
39
40
41
al que quiera pleitear contigo para quitarte la
túnica déjale también el manto;
Si alguno te obliga a caminar mil pasos en su
servicio, camina con él dos mil.
A quien te pida da, y al que desee que le prestes
algo no le vuelvas la espalda.
43 «Habéis oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y
odiarás a tu enemigo.
42
yo, en cambio, les digo: Amen a sus enemigos,
hagan el bien a los que los odian y rueguen por los que
los persiguen y calumnian,
45
para que sean hijos de su Padre celestial, que
hace salir su sol sobre los buenos y los malos, y
manda su lluvia sobre los justos y los injustos.
44
Porque si amáis a los que os aman,
¿qué recompensa vais a tener?
¿No hacen eso mismo también los publicanos?
46
47
Y si no saludáis más que a vuestros hermanos,
¿qué hacéis de particular?
¿No hacen eso mismo también los gentiles?
48
Vosotros, pues, sed perfectos como es perfecto
vuestro Padre celestial.
Palabra del Señor.
Gloria a ti,
Señor Jesús.
Meditando en el Santo Evangelio que
acabamos de leer,
Oremos el Salmo 103:
1 - 4, 8, 10, 12 - 13
El Señor es compasivo y misericordioso.
Bendice al Señor, alma mía que todo mi ser bendiga
su santo nombre.
Bendice al Señor, alma mía,
y no te olvides de sus beneficios.
El Señor es compasivo y misericordioso.
El Señor perdona tus pecados y cura tus
enfermedades; él rescata tu vida del sepulcro
y te colma de amor y de ternura.
El Señor es compasivo y misericordioso.
El Señor es compasivo y misericordioso,
lento para enojarse y generoso para perdonar.
No nos trata como merecen nuestras culpas,
ni nos paga según nuestros pecados.
El Señor es compasivo y misericordioso.
Como dista el oriente del ocaso,
así aleja de nosotros nuestros delitos;
como un padre es compasivo con sus hijos,
así es compasivo el Señor con quien lo ama.
Si deseas recibir mails, relacionados con la Iglesia:
que contienen diapositivas, vida de Santos,
Evangelio del Domingo, etc.
Escribe a: [email protected],
con el título suscripciones.
Servicio Gratuito.
Que Dios te llene de bendiciones.
Y que permanezcamos unidos en el amor de Jesús.
Descargar

Evangelio San Mateo 5, 38-48