Visita: http://www.RenuevoDePlenitud.com
El fracaso forma parte de la
vida diaria; todo el mundo
fracasa alguna vez.
Una derrota‚ en cambio, se
produce cuando no se vuelve a
la carga, y se permite que el
fracaso convierta lo que podría
haber sido una vida provechosa
en una malgastada en
autocompasión y temor al qué
dirán.
Los complejos de inferioridad
son las tentativas de Satanás
para invalidar el poder de Dios
dentro de ti.
Visita: http://www.RenuevoDePlenitud.com
Lo que importa no es haber
fracasado, sino lo que se haga
con el fracaso.
Nadie hizo jamás un descubrimiento,
obtuvo una victoria ni hizo un
avance importante sin experimentar
primero algunos fracasos y no
dejarse vencer por ellos.
Visita: http://www.RenuevoDePlenitud.com
Al desbaratarse tus propios programas, Él está ahí con un nuevo plan
para acometer algo mucho mejor.
Puedes fracasar muchas veces, en diferentes aspectos,
y de hecho te sucederá.
Pero no fracasarás en tanto que vuelvas a levantarte y sigas intentando.
Visita: http://www.RenuevoDePlenitud.com
Recuerda siempre que hay una diferencia entre fracasar, cosa que
pasa muchas veces en la vida, y ser un fracasado, que solo ocurre
cuando nos damos por vencidos y desistimos.
Lo primero no tiene nada de vergonzoso;
le ocurre a todo el mundo alguna vez en
la vida. Lo que nunca debes decir es:
«Soy un fracasado», a menos que hayas
decidido a darte por vencido.
Visita: http://www.RenuevoDePlenitud.com
Visita: http://www.RenuevoDePlenitud.com
Descargar

Failure does not equal defeat.