El optimismo,
todo un arte.
♫ Enciende los parlantes.
HAZ CLIC PARA AVANZAR
“El optimista descubre una oportunidad en cada desastre.
Para el pesimista, en cambio, toda oportunidad es un
potencial desastre.”
--Winston Churchill
www.RenuevoDePlenitud.com
Habla de cosas alegres.
En el mundo ya hay bastante
sufrimiento
sin que tú agregues tus
lamentos.
Hasta el peor de los casos
tiene puntos a favor:
búscalos y menciónalos en tu
conversación.
Así darás descanso a los
oídos
de quienes están hartos de
tanto gemido.
Habla con fe.
El mundo estará mucho mejor
si no siembras duda y confusión.
Creas en Dios, o en otra cosa creas,
dilo; si no, sella con silencio tus ideas
hasta que te vuelva la fe, y te aseguro
que nadie se quejará de que estés mudo.
Habla de salud.
El relato de achaques y enfermedades
es trillado, aburrido, desagradable.
Has de entender que a nadie le interesa
oír las notas disonantes de tus dolencias.
Si dices que estás bien y no te aqueja mal,
Dios hará que tus palabras se tornen realidad.
--Ella Wheeler Wilcox
Dios posee dos moradas: una en el Cielo;
la otra en el corazón colmado de gratitud.
--Izaak Walton (1593-1683)
El buen humor es el aceite que lubrica
los ejes sobre los que gira el mundo.
Nada hay tan contagioso como el
optimismo. Vivir con un amigo
optimista es encontrar la clave de la
felicidad.
El llanto de los otros suele hacernos
llorar; pero la risa de los otros,
invariablemente, irremisiblemente,
nos hará reír.
--Amado Nervo
Aunque recorramos el mundo entero en busca de la
belleza, no la hallaremos si no la llevamos dentro.
--Ralph Waldo Emerson
¿Estás insatisfecho contigo mismo?
«El hombre mira las apariencias,
pero el Señor mira el corazón»
(1 Samuel 16:7).
¡Cuántas veces nos sentimos
fastidiados y descontentos
porque no se nos otorga
el ansiado reconocimiento!
Pensamos que han sido injustos
con nuestras dotes y prestancia.
Nos lamentamos de las pérdidas
y olvidamos nuestras ganancias.
Fijarnos en lo que nos falta
es lo que nos hace desgraciados.
Nos quejamos de lo que es déficit
según nuestro orgullo interesado.
El corazón se nos hincha de envidia
y albergamos resentimientos
por no tener lo que hace a otros
tan sagaces y despiertos.
De tanto desvalorar
nuestros rasgos más loables,
empeoramos nuestra condición
y nos hacemos miserables.
Te suplico, Señor, que nos perdones
tanta presunción y arrogancia,
el querer agradar a los hombres,
y no a Ti, que ves el alma.
¡Qué poco nos imaginamos
la satisfacción que nos daría
ver la belleza que se refleja
cuando Tu Espíritu nos ilumina!
--Anónimo
www.RenuevoDePlenitud.com
La Escritura nos dice con
toda verdad:
«Cual es su pensamiento en su
corazón, tal es él»
(Proverbios 23:7),
y: «Todo lo verdadero, todo lo
honesto, todo lo justo, todo lo
puro, todo lo amable, todo
lo que es de buen nombre;
si hay virtud alguna,
si algo
digno de alabanza…
…En Esto Pensad»
(Filipenses 4:8).
SI TE GUSTÓ ESTA PRESENTACIÓN,
COMPARTELA CON TUS AMIGOS.
Para más presentaciones visita: www.tommyswindow.com
Descargar

Slide 1