SALMO
Por Fausto Liriano
¡Oh, Señor! ¿Cuándo te importará como
me siento? Mis costillas se juntan con mis
vertebras mientras siento que mis pulmones
estallan y su explosión destruye mi corazón.
Las canciones del Templo me dan nausea y no
representan mi realidad,Parece escrita por
ángeles del tercer cielo,más que por hombres
que viven en la tierra.
Pero yo, ¡Yo vivo aquí! Lejos de la realidad
angelical,se me va la luz, el agua, el ruido del
vecino me perturba,el tránsito de la ciudad me
desespera, la corrupcióndel político me perturba
y el colmado destruye mi bolsillo.
Todas estas cosas pasan mientras grito:
¡Tendrá ojos Dios! ¿No escucha que oro día y
noche por estar en su Presencia?
¿Esa no debe ser mi oración?
Entonces, ¿por qué no responde?
Pero Tú te levantarás pues no estás oculto,
traerás luz, agua y enderezarás al chofer de carro
público. Entonces cantaré y te alabaré (desde mi
realidad humana) que tu mano haz metido en mi
indignación y un hombre libre soy.
Gritaré a todo el mundo,gritaré más que el ruido
del vecino,y todos escucharán que si metiste tu
mano en mi lío, ¿por qué no puedes acabar con
los suyos?¡Aleluya!
(Al músico principal vamos a preguntar: ¿Qué significa Selah?)
FE
FE * HUMILDAD
"Ustedes no necesitan más fe. No hay
‘más’ o ‘menos’ fe. Si ustedes tienen
una fe tan pequeña, digamos como del
tamaño de una semilla de mostaza, le
podrían decir a este árbol: ‘Salta en el
lago,’ y lo hará.”
Lucas 17:6 (MSG- Paráfrasis)
NO ORAMOS
Por Fausto Liriano
Oramos para que Dios bendiga
nuestro ministerio No oramos para que venga
su Reino Oramos para que Dios me haga
grande No oramos para que se extienda su
Reino Oramos para que "mi iglesia"
crezca No oramos para que envíe "obreros a
la mies"
Oramos para ser bendecidos No (oramos ni)
bendecimos a nadie Oramos para
prosperar Y nunca estamos
conformes Oramos porque queremos ver y
cuando Dios abre nuestros ojos volvemos y
los cerramos
No oramos por nuestros enemigos No
bendecimos a quienes nos maldicen No
oramos para ser humildes Entonces: NO
ORAMOS
“Si mi pueblo, que lleva mi *nombre,
se humilla y ora, y me busca y
abandona su mala conducta, yo lo
escucharé desde el cielo…”
2 Crónicas 7:14