Tú has venido a la orilla,
no has buscado ni a sabios ni a ricos,
tan sólo quieres que yo te siga.
Señor, me has mirado a los ojos,
sonriendo has dicho mi nombre,
en la arena he dejado mi barca,
junto a Ti buscaré otro mar.
Tú sabes bien lo que tengo,
en mi barca no hay oro ni espadas,
tan sólo redes y mi trabajo.
Señor, me has mirado a los ojos,
sonriendo has dicho mi nombre,
en la arena he dejado mi barca,
junto a Ti buscaré otro mar.
Tú necesitas mis manos,
mi cansancio que a otros descanse,
amor que quiera seguir amando.
Señor, me has mirado a los ojos,
sonriendo has dicho mi nombre,
en la arena he dejado mi barca,
junto a Ti buscaré otro mar.
Pescador de hombres es quizás el
tema más conocido
del compositor Cesáreo Gabaráin.
Ha sido traducido a numeroso
idiomas y es cantado en
muchos países. Su letra está basada
en el siguiente
pasaje bíblico:
Pero Jesús dijo a Simón:
"No temas, de hoy en adelante serás
pescador de hombres."
Entonces llevaron sus barcas a
tierra, lo dejaron todo,
y siguieron a Jesús
Lc 5 ; Mt 4,18, Mc 1,16
Gabaráin viajó a Galilea y le conmovió la
experiencia de estar en la orilla donde Jesús
llamó a sus discipulos.
Al regresar a España escribió el texto de la
canción, como un recuerdo de que Jesús
todavía llama discípulos hoy día.
Con cariño, Betty
Descargar

Diapositiva 1 - La Casa de Betty