19 del AÑO
Escuchando: “Señor, Jesús” de T. L. de
Victoria, sintamos que Él nos ayuda
Cuarta parte del evangelio de Mateo:
Cita de reflexión:
”Este pueblo me honra con los labios,
pero su CORAZÓN está lejos de Mi”
Acerquemos nuestro CORAZÓN a
Jesús, el Hijo de Dios, que nos ayuda
en los temporales
Lago de Galilea
Desde la orilla eterna,
Jesús nos acompaña
Mt 14,22-33 Después que la gente se
hubo saciado, Jesús apremió a sus
discípulos a que subieran a la barca y se
le adelantaran a la otra orilla, mientras él
despedía a la gente. Y, después de
despedir a la gente, subió al monte a
solas para orar. Llegada la noche,
estaba allí solo.
Hablando con el Padre, Jesús se siente Hijo
Lugar de la plegaria de Jesús
PIedra de espalda
Piedra de frente
Orando, somos lo mejor de nosotros mismos
Mientras tanto, la barca
iba ya muy lejos de
tierra, sacudida por las
olas, porque el viento
era contrario.
A menudo
nuestra
barca pasa
dificultades
Avancemos, aunque los
vientos sean contrarios
De madrugada se les
acercó Jesús,
andando sobre el
agua.
Jesús
anda,
como
Señor,
por
encima
del mal
Él es SERENIDAD en la lucha
No clic
Los discípulos, viéndole andar
sobre el agua, se asustaron y
gritaron de miedo, pensando que
era un fantasma. Jesús les dijo en
seguida: "¡Ánimo, soy yo, no
tengáis miedo!"
A veces confundimos a Dios
con nuestras fantasías
Y no sentimos cerca al Espíritu de Jesús
No clic
Pedro le contestó: "Señor, si eres tú,
mándame ir hacia ti andando sobre el agua."
Él le dijo: "Ven." Pedro bajó de la barca y
echó a andar sobre el agua, acercándose a
Jesús; pero, al sentir la fuerza del viento, le
entró miedo, empezó a hundirse y gritó:
"Señor, sálvame." En seguida Jesús extendió
la mano, lo agarró y le dijo: "¡Qué poca fe!
¿Por qué has dudado?"
Sin FE, nos
hunden las
dudas
Para el creyente,
mil dudas no son
una razón, para
el que no cree
mil razones sólo
son una duda
En cuanto subieron a la
barca, amainó el viento. Los
de la barca se postraron ante
él, diciendo: "Realmente eres
Hijo de Dios."
Jesús es nuestra seguridad
Los
peligros,
no nos
pueden
quitar la
PAZ
Señor, sabemos que
a pesar de las
contradicciones,
Tu nos conduces
hacia las playas eternas
Monjas de St. Benet de Montserrat
www.benedictinescat.com/montserrat
Descargar

evangeli - homilias homiletica Jesus cristiano