Mi Peisaj
versión 2011
Rudy
© Rudy 2011
En Peisaj celebramos la libertad,
pero nunca falta una tía que diga
“ trabajé como una esclava”,
antes de cada seider.
Mi bobe se ponía a cocinar más
o menos 40 días antes de la
fiesta. Igual siempre
preguntaba ¿alcanzará para
todos? Yo nunca supe si “todos”
eran todos los judíos, o si
incluía también a los egipcios, o
a la Humanidad en su conjunto.
Conmemoramos los 40 años en el
desierto, y comemos guefilte
fish (pescado relleno).
¿Alguien puede decirme dónde
conseguían pescado en el
desierto?
¿Saben que pescado usaba mi
bobe para hacer guefilte fish?
¡¡¡pollo!!!
Muchas fiestas judías conmemoran
que nos esclavizaron o trataron de
exterminarnos, pero no lo lograron:
En Peisaj fueron los egipcios, en
Januca los griegos, en Purim los
persas… ¡Miren, cada vez que llega
una fiesta judía yo me pongo muy
nervioso…! ¿quién querrá
exterminarnos ahora, quién querrá
exterminarnos ahora?
De verdad me pongo muy
nervioso en Peisaj, y mi analista
me pregunta ¿Por qué tan
nervioso , qué diferencia esta
sesión del resto de las sesiones?
Una vez tuve un ataque de observancia:
En Peisaj no comía pan, y tampoco lo
pronunciaba, decía matze.
“Yo tenía una novía matzameña. Fui a
comprarle unos tulimatzes, a la ruta
matzamericana, y de pronto, un
calambre en la matzorrilla. ¡El
matzorama era esmatzetoso! ¡Casi me
agarra un ataque de mátzico, Llegué a
mi casa, me saqué los matzatalones y
me puse las matzatuflas”.
Mi zeide nos contaba la terrible
esclavitud de los judíos en
Egipto, mientras mi bobe nos
atiborraba de comida. Yo me
imaginaba como un pequeño
esclavo, a quien un capataz
atizaba:¡¡¡comé, comé!!!
Mi tía Shléperke siempre se
quitaba unos años, decía que tenía
30,:y después no se acordaba y
contaba: “cuando estábamos en el
desierto, hace 3500 años…”
Según mi tio León, nada ha
cambiado: Antes éramos esclavos
de Egipto, ahora somos esclavos
de Internet
En los seider de mi familia, las fir
kashes (4 preguntas) las hacía mi bobe:
¿querés más guefilte fish? ¡ querés
mas kneidalaj? ¿querés más pollo?
¿querés más leikaj?
La bobe nos servía leikaj a todos, y
después le preguntaba a cada uno: “¿te
corto otro pedacito?”. A los varones
esa pregunta no nos gustaba nada.
Entre los diez Mandamientos,
¿figura “ No sobrealimentarás”?
Amo los Peisaj de mi niñez. Porque cuando el
zeide nos decía “fuimos esclavos en Egipto”,
nosotros le creíamos, a pesar de que nunca
habíamos ido muy lejos de nuestras casas. Y
cuando la bobe nos invadía con sus sopas y su
“guefilte pollo”, sabíamos que, mas allá de esa
sensación de lleno total, nada malo podía
pasarnos, Que era como la poción mágica de
Asterix, que nos daría la misma fuerza que,
durante más de cuatro mil años, mantuvo vivo el
espíritu judío, eso que en nuestra diferencia,
nos iguala a los demás.
Rudy
Hace unos años, escribí unos
textos humorísticos (“Mi peisaj”,
y “Peisaj de mi niñez”) y se los envié a
algunos amigos. Sé que luego anduvieron
circulando por aquí y allá. Varios años
después (No 4000, pero sí unos 7), llegó el
momento de actualizarlos y volver a
compartirlos.
¡Jag Sameaj, feliz Peisaj,
¡Libertad para todos!
Rudy
[email protected]
¿Querés saber cuándo actúo?
PD: Si les gustó, siéntanse libres de
reenviarlo a quienes quieran, manteniendo
el formato y la firma :-)
Descargar

Oprima aquí para ver Power Point