Semblanza
de
Ellen P.
Reese
Jaime Ernesto Vargas Mendoza
Asociación Oaxaqueña de Psicología A.C.
2010
Ellen Hayward Pulford Reese murió apaciblemente en su casa
en South Hadley, Massachusetts, rodeada de las personas y los
animales que ella amaba y bañada con la luz del sol en una tarde de
Abril.
Ella perdió una larga batalla en contra de un enfisema terminal
el 2 de Abril de 1997. Ellie, como todos la conocían, pasó toda su
carrera profesional en el Mount Holyoke College, inscribiéndose como
estudiante de nuevo ingreso en 1944, terminando su Licenciatura en
1948 y su Maestría en 1954 para culminar, 50 años después, como
Profesora de Psicología Norma Cutts Dafoe en 1994.
Ellen Pulford era estudiante cuando su futuro esposo, el
Profesor de Mount Holyoke Thomas W. Reese, establecía uno de los
primeros cursos de laboratorio para estudiantes de introducción a la
Psicología, construido sobre el modelo propuesto por Keller y
Shoenfeld. Ambos laboratorios empezaron a funcionar simultáneamente
en Columbia College y en Mount Holyoke en 1946.
Ellie vino a ser asistente de investigación en 1948 y se
convirtió en la Señora Reese en 1949. Ellie dedicó su energía,
por un lado a sus estudiantes y por otro, al establecimiento de
este nuevo laboratorio.
Uno aún puede sentir la emoción que produce el
laboratorio, al ver las viejas fotografías blanco y negro de los
Reese y sus colegas posando al lado de B. F. Skinner en las
escaleras del edificio dedicado a la Psicología y a la Educación.
Durante 21 años, Ellie trabajó como Directora
Asistente y luego como Directora de los Laboratorios de
Psicología en Mount Holyoke. Su manual de laboratorio
titulado “Experiments in Operant Behavior” publicado en
1964, le sirvió a cientos de estudiantes para conocer los
procedimientos de laboratorio y los principios del aprendizaje
operante. Era una guía de ejercicios con una rata blanca o con
un pichón y tenía instrucciones para poder construir los
aparatos uno mismo.
Ellie no se interesaba en los animales de laboratorio
solo en la medida en que pudieran enseñarnos los principios
del aprendizaje y sus posibles aplicaciones en humanos, ella
estaba verdaderamente interesada en el comportamiento de
los animales por sí mismo.
En su propia práctica de investigación y enseñanza,
Ellie trabajó con cerca de 45 especies diferentes. Ella decía
que su interés en los animales se hizo evidente durante su
infancia, cuando, a la edad de 8 años ya había leído todos los
libros sobre animales que había en la Biblioteca Infantil de
West Hartford. De hecho, ella había empezado sus estudios
primero en Zoología, para luego pasarse a estudiar Psicología.
Hay que decir que dedicó mucho tiempo a la crianza
y entrenamiento de perros pastores alemanes, fundó y fue
Directora del Club de Entrenamiento y Obediencia de Perros
en Holyoke y del Club de Perros Pastores Alemanes de
Western Massachusetts.
Después de la muerte de Bezel, el último de sus
pastores alemanes, Ellie vendió su rancho en Granby y se fue
a vivir a un condominio en South Hadley. Ahí encontró más
conveniente compartir su pequeño departamento con dos
gatos, que no dejaban de fascinarla.
Entre los grupos profesionales a los que perteneció,
pudo convivir con muchos analistas conductuales. Ella fue
miembro de la Animal Behavior Society, del Scientists Center
for Animal Welfare y de Psychologist for the Ethical Treatment
of Animals.
La conducta de los animales humanos también fue de
su interés. Su libro “The Analysis of Human Operant
Behavior” (1966) es un clásico en el campo del análisis de la
conducta. Este fue uno de los primeros libros que describían
las primeras investigaciones y aplicaciones de los principios
del aprendizaje operante. Para 1987, el libro contaba ya con
19 reimpresiones.
Su continuo interés en el comportamiento humano se
ejemplifica también con su colaboración junto con Beth SulzerAzaroff en la publicación de 1982, de un excelente manual de
laboratorio “Applying Behavioral Analysis: A Program for
Developing Professional Competence”.
Durante su carrera, Ellie publicó sobre 30 libros,
capítulos de libros y artículos de investigación, en muchos de
estos últimos son co-autores sus estudiantes de licenciatura.
También filmó 7 películas educativas. Su primera
película “Behavior Theory in Practice” (1965), reclutó una
amplísima audiencia en el estudio del aprendizaje operante.
En 1986, la dedicación de toda su vida a la docencia
fue reconocida formalmente con el Premio de la Fundación
Psicológica Americana para la Contribución Distinguida a la
Educación en Psicología.
Sus servicios fúnebres se llevaron a cabo en la Abbey
Memorial Chapel, en el campus de Mount Holyoke, el 3 de Mayo
de 1997. Ahí asistieron sus alumnos, quienes viajaron desde
diversos lugares en el país y se escucharon las voces de sus
anteriores estudiantes como Susan Munsell Hollingshead,
Jane Howard y Susan Essock, quien hizo brotar las lágrimas al
comparar a Ellie con un pajarillo cuyo canto demarcó un amplio
territorio.
El enfisema es una enfermedad cruel, pero le dio a Ellie
el tiempo para prepararse ella misma, preparar a sus
estudiantes, a sus amigos y a su familia, en su grácil
despedida.
Con la defunción de Ellie, perdemos a una queridísima
maestra en nuestro campo. Ella se encuentra enterrada en el
historico panteón de Mount Auburn, en Cambridge
Massachusetts, no lejos de dos de sus profesores T. W. Reese y
B. F. Skinner.
REFERENCIA :
Claire L. Poulson
ELLEN P. REESE (1926-1997): TEACHER,
MENTOR, AND RESPECTFUL STUDENT OF
HUMAN AND NONHUMAN ANIMAL
BEHAVIOR
Journal of the Experimental Analysis of
Behavior, 1998, 69, 1-4
Descargar

Semblanza de Ellen P. Reese