Introducción a la Ingeniería Industrial "Un
Enfoque Humanístico“, elaborado por el Ingeniero
Francisco Javier Mosquera Robbin. Universidad Industrial
de Santander. Pág. 82 -84.
Liderar el cambio
Liderar la cultura de la
excelencia
Reconversión Industrial
Cero emisiones
Planeación y Optimización de
los procesos en Colombia
Desarrollo humano en las
organizaciones
Generar y fortalecer los
sectores estratégicos regionales
Innovar, tecnificar, modernizar
Crear nuevas fuentes de
trabajo y empresas
LIDERAR EL
CAMBIO
En este momento es muy importante que
nos pongamos algo filosóficos y
trascendentes.
Ahora todo puede ser de otra manera,
nuestras estructuras personales, sociales,
económicas y políticas están urgidas de
una renovación porque ya no pueden
ser capaces de ofrecer las respuestas
que en la actualidad se necesitan.
A todos nos corresponde construir el futuro
y no puede dejarse sólo en manos de
políticos, ni de multinacionales, porque
es demasiado importante para nosotros
mismos, nuestros hijos, nuestras familias
y nuestra sociedad en general.
Lo hemos repetido y los seguiremos
repitiendo hasta el cansancio, como
Ingenieros Industriales tenemos una gran
responsabilidad frente al cambio y
debemos aceptarla y afrontarla, así no
sea en su totalidad nuestra, pero la parte
que nos corresponde no podemos
eludirla y es urgente que colaboremos
en la reinvención de un mundo mejor,
comenzando por lo que está más cerca
de nosotros mismos, que es nuestro
propio mundo interior y que
compartimos con las personas que nos
rodean.
Es importante liderar y luchar por la
transformación de las estructuras
mentales de un número creciente de
personas, no debemos amilanarnos por
el hecho de creer que somos un grupo
muy pequeño, debemos considerar que
las grandes transformaciones han sido
hechas inclusive por una sola persona, y
si no, recordemos el caso Gandhi, para
no ir tan lejos, lo importante es ser
capaces de compartir con personas
que sueñen cercanamente a nuestros
propios pensamientos.
Mary Sol Olba, se pregunta: cambio sí,
pero ¿hacía dónde?, y ella misma
responde: “Es innegable que algo está
cambiando en el mundo a pasos
agigantados. Extremadamente, se
acortan distancias gracias a las
comunicaciones y a las redes
informáticas. Los países están
involucrados económicamente entre sí,
en una maraña de intereses difícilmente
desenrredable. La ecología nos
demuestra que todo está unido por los
sutiles lazos de la vida.
El prefijo griego syn (“junto con”) es
cada vez más utilizado. Síntesis y
sinergia son conceptos significativos. Y
cuando las cosas se juntan, sucede algo
nuevo. Toda relación supone novedad y
creatividad; la sorpresa está garantizada
porque las variables que intervienen son
impredecibles. Actúan por cuenta
propia y no pueden deducirse a partir
de la simple observación de sus
componentes.
También está cambiando rápidamente
la mentalidad de muchos individuos.
Las personas comunes y corrientes
estamos aprendiendo a enfocar nuestros
problemas de otro modo, conscientes
que las crisis personales (y por lo tanto,
también su reflejo amplificado en las
crisis colectivas) sólo pueden superarse
despertando el poder interno de la
intuición y de la imaginación, en lugar
de aferrarse a convecciones miopes y
obsoletas.
Comprendemos que no se trata de
complicarse la vida, sino más bien, al
contrario, de simplificarla, de ir a lo
esencial. Cada persona, en el fondo de
su corazón, sabe perfectamente lo que
es correcto y lo que no, lo que hace
bien y lo que hace mal. En vez de
quejarnos tanto acerca de lo que no nos
gusta en nuestro mundo, sería más
práctico poner manos a la obra para
sanear y transformar nuestro espacio
privado y personal.
Sólo así, descubriremos que somos
nosotros mismos los que marcamos la
dirección de ese cambio que está
produciéndose. El incremento de
personas que intentan ver con mayor
claridad, amar con mayor honradez y
hacer menos daño puede provocar
resultados asombrosos. Pruebe hacerlo
en su propia parcela vital: puede
experimentarlo y, por tanto, también
puede verificar si funciona o no.
El concepto clave es transformación. Y
la base de este proceso es la
conciencia. El cambio no puede
producirse sin la revolución de la
conciencia. Cuando el nivel de
conciencia aumenta en un individuo o
en una sociedad, se reorganizan todas
las partes y el sistema entra en un orden
más elevado”
Parece que este principio, formulado por
el Premio Nobel Ilya Pripogyne y
conocido como la teoría de las
estructuras disipativas, es la forma
científica de nombrar algo que han
experimentado un número indefinido de
personas en todos los tiempos y en
todas las latitudes. EL DESPERTAR. Y
quien lo ha vivido cambia radicalmente
su actitud ante la vida e incorpora una
nueva y más amplia visión de la
realidad.
El valor de la solidaridad. Algo obvio en
el plano material si queremos contribuir
a la construcción de un mundo mejor,
pero también tiene su contrapartida en
las esferas espirituales. Las antiguas
escuelas esotéricas enseñaban que una
persona sólo puede subir un peldaño de
la escala del conocimiento si ayuda a
otro a alcanzarlo, y lo hace sin
imposiciones, y sin fomentar ninguna
relación de dependencia.
Se necesita una urgente revisión de los
patrones de pensamiento y de lenguaje
para que cristalicen en formas más
positivas de comportamiento. ¿Qué tal
si renovamos nuestros viejos esquemas
mentales y probamos a ver qué sucede
cambiando algunos conceptos y
llevándolos a la práctica en la vida
cotidiana? Prueba a ver qué sucede si
efectúas los siguientes cambios:
 Cooperar
en vez de competir.
 Aceptar en vez de rechazar.
 Comprender en vez de juzgar.
 Respetar en vez de agredir.
Creas lo que creas acerca de ti mismo
y de tus limitaciones, y por mucho
tiempo que hayas sostenido estas ideas,
no importa. Ya es tiempo de renovarlas.
Y recuerda que tú eres la promesa.
Porque en tu interior está la semilla de
un mundo mejor que puede empezar a
crecer y dar frutos en el espacio de tu
propia vida.
“Recuerda que todo depende
de la actitud interior”
“Si tu cambias, el mundo
cambia. Pruébalo”
¿Cómo están tus relaciones
familiares, académicas,
sociales?
¿Puedes mejorarlas?
¿Cómo?
Descargar

Para comenzar, un chistecito….