INTRODUCCION
• El objetivo de la oxigenoterapia es mantener unos
niveles de oxigenación adecuados que eviten la
hipoxia tisular. Esto se consigue cuando la
presión parcial de O2 en sangre arterial alcanza
valores superiores a los 60 mmHg, lo cual
corresponde a una saturación de la hemoglobina
del 90% aproximadamente. La oxigenoterapia se
puede emplear en situaciones de hipoxia aguda o
crónica, abordándose en este articulo la primera
situación
INDICACIONES
• Son las siguientes:
• Hipoxemia arterial. Es la indicación más
frecuente. Se presenta en casos de enfermedad pulmonar
obstructiva crónica, asma, atelectasia, neumonía, mal de
altura, neumonitis intersticial, fístulas arteriovenosas,
trombo embolismo pulmonar, etc.
• Hipoxia tisular sin hipoxemia. Sucede en casos de
anemia, intoxicación por cianuro, estados
hipermetabólicos, hemoglobinopatías, hipotensión
marcada, etc.
• Situaciones especiales (en las que está recomendado
el uso de O2): infarto agudo de miocardio, fallo cardiaco,
shock hipovolémico e intoxicación por monóxido de
carbono.
Material para la administración de
oxígeno
• Fuente de suministro
de oxígeno
Manómetro y mano reductor.
• Al cilindro de presión se
le acopla siempre un
manómetro y un mano
reductor. Con el
manómetro se puede
medir la presión a la que
se encuentra el oxígeno
dentro del cilindro, lo
cual se indica mediante
una aguja sobre una
escala graduada. Con el
mano reductor se regula
la presión a la que sale el
O2 del cilindro.
Flujómetro o caudalímetro.
•
Es un dispositivo que
normalmente se acopla al
mano reductor y que permite
controlar la cantidad de litros
por minuto (flujo) que salen
de la fuente de suministro de
oxígeno. El flujo puede venir
indicado mediante una aguja
sobre una escala graduada o
mediante una “bolita” que sube
o baja por un cilindro que
también posee una escala
graduada.
HUMIDIFICADOR
• El oxígeno se guarda
comprimido y para ello
hay que licuarlo,
enfriarlo y
secarlo. Antes de
administrar el O2 hay
que humidificarlo para
que no reseque las vías
aéreas. Ello se consigue
con un humidificador,
que es un recipiente al
cual se le introduce agua
destilada estéril hasta
aproximadamente 2/3 de
su capacidad.
Sistemas para la
administración de oxígeno
• Sistemas de bajo flujo (cánulas o gafas nasales
y mascarillas simples de oxígeno).
• Sistemas de alto flujo (mascarillas tipo
Venturi).
SISTEMAS DE BAJO FLUJO.
• Cánulas o gafas nasales.
MASCARILLA SIMPLE
SISTEMAS DE ALTO FLUJO:
• Mascarilla tipo Venturi.
Oxígeno por Halo o Hood
• Usado de preferencia en pacientes
pediatricos, se logra administrar una
mezcla de aire y oxígeno.
ADMINISTRACION DE OXIGENO
METODOS A
UTILIZAR
BIGOTERA
MASCARILLA
TIPO VENTURI
Dial verde
MASCARILLA
TIPO VENTURI
Dial blanco
FLUJO O2
FIO2
1 litro X´
2 litros x´
3 litros x´
3 litros x´
6 litros x´
22 a 24%
24 a 28%
28 a 30%
24 a 26%
28 a 30%
9 litros x´
12 litros x´
15 litros x´
35 a 40%
40 a 45%
50%
NEBULIZACION
• Tratamiento por vía aerea que permite
incorporar el aire inspirado particulas de
suero y/o farmaco con efectos deseados.
Su objetivo es humedifcar y despejar la
vía aerea, fluidificar secreciones y/o
aplicar farmacos broncodilatadores o
antihistaminicos.
Procedimiento de Nebulización
•
•
•
•
•
•
EQUIPO
Nebulizar con Mascarilla
Sonda de Conexión
Suero Fisiológico
Fármaco Indicado
Jeringa 5 CC
Oxígeno
PROCEDIMIENTO
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Lavar Manos
Reunir Material
Informar al paciente procedimiento
Preparar jeringa con medicamento
Agregar al frasco de nebulizador
Verificar funcionamiento del sistema
Sentar al paciente
Adaptar la mascarilla del nebulizador
Administrar la presión de aire indicado
Mantener por 10 minutos
Retirar materiales
Acomodar al paciente
Lavar manos
Registrar
Descargar

Diapositiva 1