E
ES
• Todas las personas tienen un esqueleto
compuesto por muchos huesos. Estos
huesos forman la estructura de tu
cuerpo, permiten que te muevas de
diferentes maneras, protegen tus
órganos internos.
• El cuerpo humano adulto tiene 206
huesos.
Casi todos los huesos de tu cuerpo están formados por los
mismos materiales:
• La capa exterior está formada por hueso compacto. Esta parte
es lisa y muy dura. Es la parte que ves cuando miras un esqueleto.
• Dentro del hueso compacto hay muchas capas de hueso reticular,
que se parece un poco a una esponja. El hueso reticular no es tan
duro como el hueso compacto, pero es bastante fuerte.
• En muchos huesos, el hueso reticular protege la zona más interna
del hueso, la médula ósea. La médula ósea es una especie de
gelatina espesa y su función es producir células sanguíneas.
• Cuando nace, el cuerpo de un bebé tiene
aproximadamente 300 huesos. Con el tiempo, éstos se
fusionan (se unen al crecer) para formar los 206
huesos de los adultos. Algunos de los huesos del bebé
están hechos de un material especial llamado
cartílago. El cartílago es blando y flexible. Durante la
infancia, a medida que creces, el cartílago crece y se
va endureciendo poco a poco hasta convertirse en
hueso, gracias a los depósitos de calcio.
• Para cuando tengas 25 años, el cartílago se habrá
terminado de endurecer formando hueso. Después de
que esto sucede, se detiene el crecimiento -los huesos
han alcanzado su tamaño máximo. Todos estos huesos
conforman un esqueleto que es fuerte y muy liviano.
• Es una enfermedad que afecta directamente al hueso,
y se caracteriza por una disminución de la masa ósea;
los huesos afectados son más porosos y se fracturan
con más facilidad que el hueso normal. Son frecuentes
las fracturas de muñeca (radio), vértebras y cadera,
aunque puede aparecer en cualquier hueso. Las
mujeres de raza blanca son las más susceptibles de
padecer la enfermedad.
Enfermedad producida por un déficit nutricional, caracterizada
por deformidades esqueléticas. El raquitismo está causado por un
descenso de la mineralización de los huesos y cartílagos debido a
niveles bajos de calcio y fósforo en la sangre.
Descargar

Diapositiva 1