Victoria regia
La Victoria regia, también llamada Victoria
amazónica, es un lirio o nenúfar de agua, es
el más grande de todos los lirios de agua.
El nombre específico de Victoria regia está
dedicado a la reina Victoria de Inglaterra,
ya que fue descrita por botánicos ingleses en
el s. XIX, pero se cambiaría posteriormente a
Victoria amazónica haciendo alusión al sitio
de su descubrimiento.
Es una planta nativa de América meridional,
incluyendo el río Amazonas. Su hogar tropical
acuático se extiende por Brasil, Colombia,
Perú y Guyana; en Guyana se la considera la
flor nacional.
La Victoria se caracteriza por tener hojas
circulares que pueden llegar a superar los 2 metros
de diámetro que flotan sobre la superficie.
La hoja está sostenida por un largo
pecíolo que la une a un rizoma sumergido
que se hunde en el lodo.
Los bordes perpendiculares de 10-20 cm,
de color verde y reticulados por la cara
superior, rojizos y con la nerviación
dispuesta en espiral en la cara que se
hallan en contacto con el agua.
Este reborde impide que el agua la penetre lo que le
permite sostener grandes pesos, pueden llegar a
soportar hasta 40 kilos si el peso se encuentra bien
distribuido en su superficie por lo que es común ver
aves y pequeños mamíferos reposando sobre ellas.
La planta está armada por todas partes,
excepto por la superficie, con espinas,
que las protegen de depredadores.
El jugo extraído de sus raíces lo utilizan
los indígenas de la región del Amazonas
como tinte negro para el cabello.
Su flor mide siempre más de 4 cm de diámetro
(su floración ocurre desde inicio de marzo
hasta julio) es blanca y se abre apenas
anochece, a partir de las seis de la tarde,
exhalan una divina fragancia nocturna parecida
al albaricoque, llamada por los europeos de
"rosa lacustre", se mantiene abierta hasta
aproximadamente las nueve horas de la mañana
del día siguiente, que se vuelve a cerrar.
En el segundo día, el de la polinización,
la flor se abre de nuevo al atardecer y
cambia su color a rosa.
Cuando la flor es de color blanco y es
femenina, sólo el estigma está maduro y
puede recibir polen.
La segunda noche cuando es rosada, es
masculina, las anteras han madurado y produce
polen que sirve para fecundar otras flores.
La flor muestra su esplendor sólo dos días. Se abre
en el atardecer, la flor blanca, con un fuerte olor
frutal y más caliente que el ambiente en el interior
de 5 a 10 °C. Este calor y olor atraen a los
escarabajos polinizadores de la especie Cylocephata
castaneal. Por la mañana, la flor se cierra y se
convierte en la prisión del escarabajo. Sólo en la
tarde del segundo día la flor se abre una vez más,
esta vez rosa fuerte y sin olor. Entretanto, los
escarabajos se cargan con polen, que llevan a la
próxima flor fragante blanca.
Actualmente existen numerosas variedades
gracias a las nuevas biotecnologías con
las que es posible controlar el tamaño de
las hojas; por esta razón se usan mucho en
el paisajismo urbano, tanto en grandes
lagos, como en pequeños espejos de agua.
Crecieron en cultivo por primera vez en 1849,
en un invernadero construido en Inglaterra
El primer botánico en encontrar un nenúfar
gigante fue Tadeo Javier Peregrino Haenke , en
Bolivia, en 1801. Más tarde, otros botánicos los
encontraron en Paraguay, Brasil y la Guayana
británica. Las primeras semillas llegaron en
agosto de 1846 a Londres, de las que se
obtuvieron tan sólo dos plantas en los Reales
Jardines Botánicos de Kew, que perecieron pronto.
Tas varios intentos por fin, el jardinero del
Duque de Devonshire, Joseph Paxton, en
noviembre de 1849 fue el primero en conseguirlo
gracias a haber hecho una réplica del hábitat
caluroso y pantanoso del nenúfar (esfuerzo
gigantesco de lucha contra el invierno inglés
con la ayuda sólo de estufas de carbón),
Anne Paxton (hija de Joseph Paxton) demostrando la capacidad de
una hoja de V. amazonica de soportar su peso.
El Duque de Devonshire le presentó a la reina Victoria,
a través de Paxton, la primera de estas flores, que
había sido originalmente nombrada en su honor.
Fin
Descargar

Victoria regia