LOS DONES DEL ESPÍRITU SANTO
Haz “CLIC”
en el que quieras
Fin
LOS DONES DEL ESPÍRITU SANTO
Es ver todo con los ojos de Dios, con
su mirada.
Es una penetración amorosa y
sabrosa en los misterios de Dios: en
el misterio trinitario, en el misterio
de la crus, en los misterios del reino
y en el misterio de la historia
INTELIGENCIA:
Es descubrir, entre las
arrugas de la vida
cotidiana la presencia
del Padre, del Hijo y del
Espíritu Santo.
Es fundamentar, para
dar claridad, fuerza y
serenidad a nuestra
acción y para
contemplar, en nuestras
cruces, la presencia del
Resucitado.
Es la capacidad de
testimoniar la fe en medio de
las contradicciones y de los
peligros.
Perfecciona la virtud de la
esperanza llevándola hasta
alcanzar el heroísmo, al
desprecio de la muerte y a la
superación del miedo a la
muerte
Es la capacidad de
vivir la naturaleza
como don de Dios.
Nos permite vivir y
gozar la vida porque
Dios es nuestro Padre
que nos da todo.
Dios, nuestro Padre,
es el verdadero amor.
Nos permite ver todo a la
luz de la eternidad.
Bajo la voluntad de Dios
Padre bueno cesa la
angustia y regresa
la paz al corazón y la
claridad para actuar.
Hace personas fuertes,
serenas, seguras de sí
mismas.
Permanece el principio de
la alegría.
Es un amor a Dios
consciente de la propia
fragilidad.
Es el miedo de no estar
a la altura de tanto amor
y el deseo de ser
totalmente de Dios
Es la capacidad de hablar con Dios
filialmente, tiernamente...
de alabarlo y adorarlo
Nos hace mirar a Dios
con simplicidad filial y con sinceridad
Hablar y mirar
“Busco el fundamento de
esta alegría en el servicio
del Señor...
¿No es en verdad digno del
mayor gozo y alegría el ser
instrumento en manos del
Señor... sentirse amada y
perdonada por Él? (Josefa
Segovia)
También la alegría es un
don del Espíritu Santo
Descargar

Presentación de PowerPoint