Nuestro deber para nosotros mismos
Vivir una vida moral.
Introducción:
Los adeptos de diferentes religiones del mundo
consideran a sus templos como lugares sagrados.
Debido a eso ellos los tratan con gran reverencia,
y evitan que cualquier cosa los profane. La Biblia
dice que nuestro cuerpo es también un templo;
el templo del Espíritu Santo. 1 Co.6:19.
• El cuerpo por ser el santuario de Dios, le
pertenece a Él y no a nosotros. En lo que
a nosotros concierne somos únicamente
mayordomos de nuestro cuerpo; es decir;
somos como oficiales de seguridad.
Nuestra responsabilidad consiste en cuidar
nuestros cuerpos, vigilando que nada los
dañe o los profane.
Manteniendo dominio sobre el cuerpo
• Todo aquel que no ha reconocido a Dios como
su dueño y Señor vive en estado de confusión.
El pecado es su amo; aunque él cree que es
amo de si mismo al pensar así y esté convencido
de esto, él entrega su cuerpo al pecado. Ef.
4:19; hasta que se transforma en un depravado.
Ro. 1:24-27. Aunque a veces el intelecto
pareciera reconocer ésta esclavitud su voluntad
es incapaz de controlar los deseos pecaminosos
de su cuerpo. Ro. 7:23-24.
• La condición del cristiano es diferente. Dios es
su dueño, Cristo es su Señor y el Espíritu Santo
vive en su cuerpo, 1 Co.3:16. Esto significa que
el pecado no es mas su amo porque el Espíritu
Santo lo ha librado de su dominio, Ro. 8:2.
Ahora él ha recibido poder para ser el amo de
su cuerpo en lugar de ser su esclavo. Es por
eso que no debería de permitir que el pecado
le gobierne por medio de las pasiones del
cuerpo. Ro. 6:12-14; 1 P.2:11; 1 Co. 9:27
Use el cuerpo para glorificar a Dios
• Las personas que no reconocen que Dios es
dueño absoluto de sus vidas maltratan los
miembros de su cuerpo. La Biblia es muy clara
acerca del abuso del cuerpo. Ro. 3:15; Stg.3:6-8
2 P. 2:14.
Usted a reconocido a Dios como el dueño de su
cuerpo, También sabe que su cuerpo es templo
del Espíritu Santo. Por lo tanto, es de suponer,
que usted no usaría su cuerpo para cometer
actos pecaminosos. Eso sería un sacrilegio!
Usar el cuerpo para la gloria de Dios.
• Usted no debería usar sus matos para
robar o atacar a su prójimo. Ef. 4:28.
• No debería usar sus ojos para mirar cosas
indecentes o para mirar a una mujer con
propósito inicuo en su corazón. Mt. 5:28.
• No debería usar su cuerpo para cometer
inmoralidades sexuales. 1 Co. 6:13-18.
Use el cuerpo para glorificar a Dios.
• Miembros del cuerpo, y como pueden ser
usados
• OIDOS. Mt. 13:9; Ap. 2:7. Escuchar lo
que el Espíritu Santo dice.
• Lengua, Labios y Boca: Stg.3:9; Hch.2:4;
10:14;
Ro.10:9-10;
Heb.13:15;
Ef.4:25,31; 5:4,19. Usarlos para la gloria
de Dios correctamente.
• Manos: Hch.19:6; Ga.6:11; Ef.4:28; 1
Ti.2:8; Prov.31:20. Que sirvan para ayudar
y no dañar.
• Pies: Ro.10:15; Sal.126:5-6; Is.52:7.
Usarlos para seguir a Cristo.
• La mejor manera de reconocer que Dios
es el dueño de nuestros cuerpos es
dedicándolos a él. Ro. 6:13; 12:1.
• Uzélos para la adoración y servicio a Dios.
Ro.6:19; 1 Co.6:20.
• Los miembros se usan para que Dios sea
exaltado. Por lo cual el proveerá para su
cuerpo. 1 Co.6:13. Esto significa que Dios
suplirá para las necesidades físicas de
aquellos que le dedican su cuerpo, dará
fuerza. Is.40:29,31. Comida Mt.6:31-33; le
guardará Ex.15:26.
Guardase de malos hábitos.
• Nuestros cuerpos, por ser templos del
Espíritu Santo deberían ser conservados
limpios y sanos; ponerle cosas que le
hagan daño lo deshonran y lo destruyen, o
sea, lo está profanando.
• Dios trata severamente a quienes
profanan su templo. 1 Co. 3:7. El creyente
debe guardarse de hábitos malos como:
Fumar, tomar licor, o ingerir drogas.
• A veces las propagandas los presentan
como buenos, pero sus efectos son
obvios.
• Otra razón para no adquirir malos hábitos
es Cristo nuestro Señor y amo. Si permite
que se formen malos hábitos en usted,
ellos se convertirán en sus amos. Que dijo
Jesús? Mt. 6:24. Que terrible es la
condición
de
aquellos
que
viven
gobernados por los malos hábitos. ¡No
cree!
Cuídese de los sentimientos dañinos
• Evidentemente hay sentimientos que son
•
•
•
•
•
•
•
dañinos a la salud de la persona. Ejemplo:
El enojo produce desorden nervioso.
La ansiedad produce ulceras estomacales.
El enojo y el rencor afecta el hígado.
La depresión puede llevar al suicidio.
La ira al asesinato.
Los celos pueden acabar con una vida o una
familia.
¡Había pensado usted en eso!
• El cristiano debería evitar estas emociones
y otras como la angustia y el miedo, y
confiar en Jesucristo y depender
totalmente de Él.
• La envidia, el celo, el rencor y el odio
pueden llevarle a la condenación. Ga.
5:19-21. La clave se encuentra en Stg.
4:7. El Señor dice: Someteos, pues, a
Dios; resistid al diablo, y huirá de
vosotros.
Cuide su apariencia.
• Porque
•
debemos tener buena apariencia
externa? Si después de todo Dios mira el
corazón 1 S. 16:7. Porque a diferencia del Señor,
la gente no mira el corazón sino las apariencias.
Si el cuerpo de una persona es el templo del
Espíritu Santo, aparece descuidado es porque
su mayordomo lo descuida. La gente pensara
mal del Espíritu Santo. Dios será deshonrado,
Honremos a Dios por nuestra apariencia
también.
Limpie el templo del Espíritu Santo.
Vista de Manera Apropiada.
• Es nuestra responsabilidad mantener limpio el
•
templo de Espíritu. Al final de una jornada dura
de trabajo usted se da un buen baño y se
cambia de ropa para sentirse limpio y fresco. No
hay excusas para confundir la pobreza con la
suciedad.
En la vestimenta: Como debería vestirse un hijo
de Dios? 1 P.3:1-3. El cristiano tiene que verse
diferente al mundo. Pedro caminas como Jesús.
Distinción: DT.22:5. Este versículo aunque
es una referencia al homosexualismo y
lesbianismo; también nos da una pauta a
una forma de vestir del creyente.
Otra idea que Dios nos da en cuanto al
vestuario es la vestimenta del sacerdote.
El pectoral.
Como creyentes debemos reconocer este
principio y aplicarlo a nuestra vida. Somos
mayordomos del templo de Dios. Seamos
aprobados en las cosas que hacemos.
Vistase con Sencillez, Modestia y Decoro
• Sencillez: Ropa limpia. Sin demasiado
adorno.
• Modestia: 1 Ti. 2:9. La Escritura indica
claramente que la modestia es un
principio que debe observarse. El cristiano
no debe vestir para exhibir su cuerpo de
una manera sensual. Recuerde es el
templo de Dios.
• Decoro: Tiene que ver con situaciones
culturales y locales: Lo que es propio de
una cultura puede ser impropio para otra
cultura. Ex.3:5.
• Bendiciones para ti, tu familia y todos tus
seres queridos, espero que este estudio te
sea de ayuda en la vida.
• Recuerda que las cosas que hagas,
pueden honrar a Dios o deshonrarlo, al
mismo tiempo tu cuerpo que es el templo
del Espíritu Santo es deshonrado. Cuídalo
porque es de Dios.
• Bendiciones.
• Hno. Fredy Monterroza.
Descargar

DEBERES HACIA SI MISMO