REVOLUCIÓN…?
Han sido lxs Anarquistas!
Es muy probable que la persecución de anarquistas tuviese su origen en
la "primera anarquista”, pues, aunque seguro que nunca faltarán
“investigadores” que lo contradigan, la Anarquía existió antes que el
anarquismo.
Para no tener que remontarnos a la noche de los tiempos de esa supuesta
“primera anarquista”, tomaremos como punto de partida un decisivo
acontecimiento que ha tenido una importante influencia a nivel
internacional y que ha servido de referente a muchas luchas de clase: “Los
sucesos de Haymarket”
La prensa yanki de 1886
decía:
"Qué mejores sospechosos
que la plana mayor de los
anarquistas. ¡A la horca los
brutos asesinos, rufianes
rojos comunistas, monstruos
sanguinarios, fabricantes de
bombas, gentuza que no son
otra cosa que el rezago de
Europa que buscó nuestras
costas para abusar de
nuestra
hospitalidad
y
desafiar a la autoridad de
nuestra nación, y que en
todos estos años no han
hecho
otra
cosa
que
proclamar
doctrinas
sediciosas y peligrosas!"
Estos peligrosos terroristas fueron condenados por su lucha
reivindicando la jornada laboral de ocho horas:
- Oscar Neebe a 15 años de trabajos forzados.
- Samuel Fielden y Michael Schwab a cadena perpetua.
Michael Schwab dijo al respecto:
"Lo que aquí se ha procesado es la anarquía, y la anarquía es una
doctrina hostil opuesta a la fuerza bruta, al sistema de producción criminal
y a la distribución injusta de la riqueza. Ustedes y sólo ustedes son los
agitadores y los conspiradores”.
George Engel, Adolf Fischer, Albert Parsons, August Vincent
Theodore Spies fueron condenados a morir en la horca.
Louis Lingg (alemán, 22 años, carpintero) para no ser ejecutado se
suicidó en su propia celda. Antes gritó su testimonio ante el tribunal:
"...nos condenan a muerte por la anarquía, y puesto que se nos condena
por nuestros principios, yo grito bien fuerte: ¡soy anarquista! Los
desprecio, desprecio su orden, sus leyes, su fuerza, su autoridad.
¡Ahórquenme!”
Anarquistas peligrosos para el sistema, han sido todos. Cada cual con sus estrategias,
pero todxs anarquistas.
Desde Emma Goldman o Lucy Parsons, pasando por toda la serie de anarquistas
expropiadores, educadores como Ferrer i Guardia, el regicida Angiolillo o el ahora
innombrable Mateo Morral, maquis como Quico Sabater, Facerías, Caracremada o
rebeldes expropiadores como Miguel Arcángel Roscigna, Simón Radowitzky, Severino
di Giovanni, Ascaso, Durruti, Joe Hill, los hermanos Magón, Sacco y Vanzetti, Agustín
Rueda, Salvador Puig Antic, Sole o Carlo Guliani, etc…
La relación sería interminable porque donde hay un anarquista, los Estados y el
Capital tienen un ingobernable enemigo y por ello han utilizado todas las armas
disponibles, legales e ilegales, para neutralizarlos o eliminarlos.
En la revolución española podemos reconocer muchas situaciones
en las que los y las anarquistas, y la anarquía, eran tan temidas como
perseguidas por quienes detentaban el poder o aspiraban a él.
Incluso el propio gobierno de la República miraba con recelo y
desconfianza a los y las revolucionarias porque sus intenciones no
eran las de sostener las instituciones, sino proponer la autogestión y
la autoorganización del pueblo, confrontando su acción contra todo
poder.
En la historia más reciente y en
nuestro imaginario es conocido el
montaje policial del llamado caso
Scala, en el que un grupo de
anarquistas de la CNT fueron
encarcelados
por
atentar
supuestamente contra una conocida
sala de fiestas, en la que murieron
cuatro personas. Poco antes el
sindicato de la CNT se había negado a
firmar los Pactos de la Moncloa,
auténtico acuerdo de paz social con los
continuadores
de
la
dictadura
franquista.
Esta estrategia criminalizadora, siendo ministro de interior Martín Villa, fue
un montaje organizado para detener el importante crecimiento del
sindicato de la CNT y reabrir la "caza" de anarquistas que consiguió
generar la desbandada de la militancia sindical, dejando al sindicato en una
situación compleja, delicada y anulando su capacidad de acción. El
importante papel de infiltrados como Joaquín Gambín, persiguió a la
organización sindical, situándola en una eterna sospecha de la que apenas
sí pudo desprenderse.
El montaje del Caso Scala se planificó frente a un panorama en el que la
afiliación a la organización sindical de la CNT iba en progresivo aumento,
frente a unos sindicatos entregados a mantener la paz social a cambio de
desempeñar un papel importante como mediadores frente a Estado y Capital.
La negativa de la CNT a ser una comparsa más en la "transacción" de la
dictadura hacia formas democráticas, puso en alerta a la seguridad de un
estado en el que "todo estaba atado y bien atado". El Caso Scala supuso la
persecución de la CNT y de los y las anarquistas, desgastando a la
organización en su lucha por defenderse y por su supervivencia.
La CNT nunca volvió a ser la organización de antaño, y pese a la huída que
provocó la represión, los y las anarquistas no desaparecieron, aguantaron y
esperaron su momento para influir en todos los espacios de lucha contra
este sistema, siendo parte importante de movimientos como la insumisión,
el punk, la okupación, el antifascismo, en los centros sociales, el
anticapitalismo, con la liberación animal, el antipatriarcado o la lucha contra
las prisiones entre otras… Y es precisamente en esta lucha específica contra
las cárceles y los Ficheros de internos de especial seguimiento (FIES), que
los Estados del Sur de la Unión Europea necesitaron coordinarse para
neutralizar la solidaridad internacional anarquista que, en su formaa
autónoma o insurreccional, adquirieron cierto protagonismo combativo en
un corrupto estado español, para el que su único "problema" era ETA.
De esa organización policial de los estados español, portugués, griego e
italiano, inventan un nuevo “montaje” al que denominaron "el triángulo
anarquista del mediterráneo" y que propició nuevos acosos y detenciones
de anarquistas durante unos diez años, tanto en Madrid, Valencia,
Barcelona, Asturies, etc…, en ocasiones señalados como okupas, otras
como
radicales,
antisistemas,
black
bloc,
antiglobalización,
insurrecionales… En los planes del Estado, Barcelona se concibió
definitivamente como la ciudad en la que se estaban concentrando gran
cantidad de “peligrosxs anarquistas llegadxs de otras partes del mundo”,
al punto de proceder a la suspensión de la celebración de algunas cumbres
de altos mandatarios.
Con ese imaginario de la permanente amenaza anarquista, a los y las
anarquistas se les sitúa detrás de todo conflicto, especialmente si hay
incidentes. En la ocupación de plazas del 15 M, se remarcaba la infiltración de
"grupos anarquistas violentos".
En las protestas de las calles contra los recortes, se volvía a señalar a
organizaciones a las que se relacionaba con el anarquismo. Todo anarquista
era a su vez, antisistema, radical, terrorista, okupa, colaborador de banda
criminal e internacional.
En la huelga del 29S, de nuevo la amenazante sombra del anarquismo estuvo
presente en una Barcelona que humeaba como una nueva Rosa de Foc.
El que muchos de los movimientos sociales hayan decidido organizarse de
manera horizontal, asamblearia, al margen de los partidos políticos,
autogestionaria y dejando muy claro que "nadie nos representa", ha
alarmado a las clases políticas que se ven sometidas al más profundo de los
descréditos.
El bloqueo al Parlament, fue otra "confabulación" de los anarquistas y no
una respuesta a la insoportable indignación y rechazo de una vida
absolutamente precarizada y convertida en mercancía caducada.
Como confirmación de la escalada de criminalización, se reforma la ley
penal buscando la manera de hacer más efectiva esta persecución y, a
causa de ello, se producen las detenciones de lxs cinco compañerxs
anarquistas de Avinyonet y Sabadell, por sus opiniones en internet y con
graves acusaciones para intimidar al resto de la sociedad.
Medio año después, en el mes de Noviembre y para reafirmar esa
peligrosidad con la que llevan años alarmando a la población, se
producen las detenciones de cinco compañerxs anarquistas más,
retomando la “triangular” conexión internacional mediterránea a la
que incorporan la “peligrosa rama chilena”, intentando crear una
absurda alarma social con la estúpida comparación del anarquismo
insurreccional con Al Qaeda.
Ante al asalto de las arcas del supuesto “estado de bienestar”, la
destrucción de todo lo público y frente a la actual situación de protesta
generalizada, Estado y Capital, señalan a sus principales enemigos y
lanzan una intimidatoria llamada de atención a todos los movimientos
sociales, en particular, y a la población en general.
Toda forma de resistencia será represaliada y los y las anarquistas son
las primeras sospechosas y el principal peligro a neutralizar.
En Madrid, dos semanas más tarde, se detienen más de 30 personas y
los medios señalaron que eran integrantes de las organizaciones
"Juventudes Libertarias, Bukaneros e Izquierda Castellana". .
El 1 de Diciembre del pasado año, el día de la toma de posesión del
presidente de México, el criminal Peña Nieto, el Ministerio del Interior
de ese país señaló a tres organizaciones como instigadoras y
promotoras de los graves incidentes que se produjeron en la capital del
DF. Las organizaciones contra las que se dirigió toda la represión
mediática, policial y judicial, fueron: "Bloque Negro Anarquista, Cruz
Negra Anarquista y Coordinadora Estudiantil Anarquista".
No hay duda que el Capital y sus Estados, persiguen las ideas. Y lxs y
lxs anarquistas son el colectivo preferente de su "agenda negra".
Ante la permanente amenaza del Capital y sus Estados, los y las
anarquistas sólo tenemos una opción, y se llama REVOLUCIÓN.
Descargar

revolución - TorturesQuatreCamins2004