 La vivienda cónica tradicional o u-suré representa el
universo indígena.
 Planta circular
 Techo cónico hasta el suelo
 Poste central que se elimina
 Ocho pilares básicos
 Tres aros estructurales (coronas)
 Una entrada (con cobertizo)
 Tradicional de los Bribris
 Planta circular con o sin cerramiento
 Techo cónico
 Poste central que se elimina
 Ocho pilares básicos
 Dos entradas (cuando hay cerramiento)
 Tradicional de los Cabécares
 Planta ovalada
 Techo a dos vertientes con extremos semicirculares
 Ocho pilares básicos
 Dos entradas (cuando hay cerramiento)
 Bribri y Cabécar
 Planta en forma de U (con o sin cerramiento)
 Techo a dos vertientes con un extremo semicircular
 Seis pilares básicos
 Una entrada (cuando hay cerramiento)
 Bribri y Cabécar
 Planta rectangular (con o sin cerramiento)
 Techo de dos vertientes
 Seis pilares básicos
 Dos aberturas (cuando hay cerramiento)
 Bribri y Cabécar
 Condiciones:
 Terreno relativamente plano y estable.
 Cercanía a los ríos y nacientes.
 Protección contra los vientos.
 Que no haya árboles viejos cerca.
 Accesibilidad a los materiales.
 La corta de madera, bejucos y hojas se realiza en el
cuarto menguante (sutrú), para evitar que los
materiales se dañen.
 La construcción inicia con la limpieza del terreno;
luego se traza un círculo donde se colocarán los ocho
columnas que sostendrán la estructura del rancho, los
instrumentos que se utilizan en esta etapa son dos
estacas y un bejuco; el centro del racho también se
señala con una estaca.
 Cuatro de las columnas se colocan hacia el naciente del
sol, el poniente, el norte y el sur, con lo que el círculo
queda marcado por una cruz de estacas y su punto
central; las otros cuatro se ubican marcando la
distancia media entre las estacas colocadas.
 Los postes se entierran entre 60 y 70 centímetros, la
base se refuerza con piedras.
 Se utilizan entre 12 y 16 postes. Cada uno de ellos tiene
una circunferencia promedio de 55 centímetros.
 Se utiliza una madera fuerte y dura como chonta
 Los postes se colocan ligeramente inclinados hacia la
periferia, porque funcionan a compresión, y deben
contrarrestar las cargas del anillo corona y las 37 vigas
oblicuas que forman la cubierta y el cerramiento de la
estructura.
Chonta
El primer aro, el cual tiene una circunferencia de 60 cm,
se coloca en la cúspide de los postes, en los que se
hace un corte de 15 x 15 cm.
El aro está conformado por 7 palos rollizos y delgados, se
entrelazan con piezas de chonta o palma jira de 5 x 1.
El aro corona es atado con bejuco real o de hombre.
Bejuco real o
del hombre
Palma jira
 Su uso es provisional, por lo cual no se entierra
profundamente.
 Se utiliza cualquier clase de madera rolliza que sea
recta.
 Las vigas oblicuas se amarran en su cúspide, su altura
se determina por el diámetro trazado por los postes del
sostén de la estructura.
 Se utiliza madera rolliza con una circuferencia de 25 cm.
 Se usa madera de cashá o de cascarilla amarilla.
 Son piezas de gran longitud que se unen en la cúspide.
 Se entierran en la base, con una profundidad de 35 cm.
 Una persona sube al poste central y de allí lanza con
bejucos las primeras cuatro vigas, las cuales coinciden con
los primeros cuatro postes que se colocaron.
 Las vigas presionan el aro corona contra la parte superior
de las columnas.
 En la cúspide, se colocan de cuatro a seis vigas; el resto se
colocan debajo de esta, para no engrosarla demasiado
 Se amarran dos aros secundarios, a una distancia de
1.60 m entre sí; para colocarlos, se parte del primer aro
grueso, corona.
 El segundo aro está compuesto por materiales
similares a los que se utilizan en el primero, pero tiene
la mitad del grosor.
 El tercer aro es aún más delgado y lo se elabora con
tres ramas entrelazadas y amarradas con bejuco real.
 Se corta una sección de la base del poste central y se
desprende de la cúspide.
 El horcón segmentado al igual que todos los materiales
sobrantes se recogen y se guardan para la ceremonia de
curación de la casa.
 En la ceremonia, el sukia o awá canta durante cuatro
noches seguidas y en la última, se queman los
sobrantes en el centro de la casa, luego se reparte
chicha y se baila el sorbón.
 Se corta una de las vigas oblicuas a dos metros del
suelo para dar lugar a la abertura, después se agrega
una armazón de seis piezas de madera que servirá
como cobertizo en la entrada.
 Esta armazón tiene una altura es de 2,10 m de alto, 1,90
de ancho y una pendiente de 17 grados.
 Se amarran externamente, alrededor de la estructura.
 Tienen una longitud entre 5 y 8.60 metros y de 4 a 8 cm
de ancho
 Están hechos con madera de chonta o de jira, se enlazan
con bejucos.
 Constituyen una serie de anillos exteriores, los cuales se
colocan a una distancia de 25 a 30 cm entre sí.
 Los módulos o esteras tejidas con hojas de suita se
amarran de los clavadores, se tejen en hileras de doble
hoja, las cuales se doblan por el peciolo, sobre una
varilla de caña blanca o brava partida por la mitad.
 Las esteras se atan con un bejuco negro, el cual es más
delgado y de menor resistencia que el bejuco real.
 Las esteras siempre son colocadas de abajo arriba en la
cubierta, debido a la superposición que deben llevar
las hojas.
 Todo proceso de construcción se acompaña de
expresiones rituales para curar la casa y protegerla de
ataques y males futuros. Al igual que Sibú expulsó a los
áknama (demonios) que le ayudaron a construir su
casa (el mundo), los humanos deben expulsar a los
demonios o espíritus contenidos en cada uno de los
materiales empleados. Se hace necesaria la
participación del especialista. Hoy en día representado
en el awá o jawá.(González, A & González, F, 1989)
 Cuando se refieren a los materiales y la casa utilizan
nombres alternativos para confundir a los espíritus de
esos materiales, ya que al estar desprevenidos es más
fácil seducirlos, por eso se les debe hablar con cariño.
 Cuando van a extraer materiales cantan y hacen
sonidos con caracoles.
 Los rituales de curación de la casa Cabécares y Bribris
presentan diferencias, el primer grupo enfatiza en los
dibujos de los postes (Sibú, Surá y un lagarto) y los
cantos, mientras que el segundo pone énfasis en la
quema de los sobrantes de la construcción.
 La chicada es la ocasión de intercambio y reciprocidad
social.
 La mayoría de indígenas no puede pagar peones, por
eso hacen una chichada e invitan a los vecinos quienes
los ayudarán en la construcción de la casa.
 Toda inauguración de una casa debe tener una
chichada y una danza ritual, conocida como el sorbón.
 En la casa se oponen lo masculino y lo femenino, como
en el hábitat circundante lo oscuro y lo claro, y en el
universo lo que se encuentra arriba, - bajo la influencia
de Sibú (masculino)- opuesto a lo oscuro y
subterráneo- dominio de Surá (femenino). (González,
A & González, F., 1989)
 El sol (diwó) que alumbra el gran techo de la casa
(bóveda cósmica), durante la noche deja paso a su
mujer síwo (la luna), pues ella es quien alumbra esa
casa superior (de Sibú), mientras su compañero
alumbra los dominios subterráneos de Suráy de los
otros seres que viven en esa casa homóloga
subterránea. (González, A & González, F, 1989)
 Bójkúa: Espacio del fogón o la cocina.
 Chmuke: tapesco para guardar productos y sobre todo
alimentos de diversa índole.
 Ushuwá: Espacio de estar dentro de la casa, donde se
reciben las visitas masculinas.
 Kapú: hamaca que se coloca a veces en el ushuwá, es
utilizado especialmente por el awá.
 Kapówea: Especie de cuarto donde duermen los
dueños de la casa.
 Pójke: camastro de varilas que se ubica generalmente
cerca de la orilla o periferia de la casa
 Jawade o awade: es un espacio provisional a una
vertiente que se hace con hoja de plátano, a cierta
distancia de las casas. Es el limítrofe entre la cultura
(vivienda) y la naturaleza (selva), donde el awá efectúa
el rito y terapéutica de curación. (González, A &
González, F, 1989)
 Es el centro de la tierra y el cielo. Sitio sagrado por
excelencia donde Sibú ayudado por Surá y otras
divinidades fabricó el universo humano de los
talamanqueños. Lugar donde estructuró la primera
casa que albergaría a los humanos.
 La idea de centro de mundo como centro generador de
protección se materializa a través del círculo, el cual al
tomar cuerpo hacia arriba o hacia abajo, integra
normalmente los distintos niveles cósmicos:
inframundos y supramundos.
 Primer nivel: Atributos masculinos.
 Segundo nivel: Dimensión humana tanto para los vivos
como para los muertos.
 Tercer nivel: Principio femenino de reproducción y de
permanencia.
 Concepción de Talamanca como una gran isla. Esa isla
es la planta de perímetro circular sobre la que Sibú
construyó la casa cónica que albergaría a los índígenas
de esa región.
 Sibú traza un círculo en cuyo centro vivirán los
indígenas y expulsa a los demonios que le ayudaron a
construir la casa a la periferia.
 Representa el punto de partida y sostén inicial del
universo y el mundo cultural; señala el centro del cielo
y del mundo.
 Cuando el poste se remueve queda simbólicamente
representado por un bejuco.
 El bejuco señala el lugar exacto donde se coloca el
fuego, ya que este elemento proporciona el humo que
preserva la casa, la semilla y los alimentos.
 Sibú colgó de ese bejuco la canasta con las semillas de
maíz, que posteriormente serían los indígenas.
 Imaginariamente el bejuco continua en el dominio de
Surá, quien en ocasiones lo tira de él para hacer vibrar
toda la casa grande, lo cual anuncia calamidades.
 También está relacionado con la fecundación, ya que
atraviesa el mundo oscuro y uterino de la casa para
fecundarla.
 La cubierta es un cono que representa la bóveda
celeste.
 Las amarras de la estructura es un bejuco que
representa una serpiente y la cabeza, punto o bigote de
esa serpiente son las estrellas.
Descargar

la casa cósmica talamanqueña