Disciplina
en niños y adolescentes
Hebreos 12:10
 En
efecto, nuestros padres nos
disciplinaban por un breve tiempo,
como mejor les parecía; pero Dios
lo hace para nuestro bien, a fin de
que participemos de su santidad.
(NVI)
Proverbios 3:11-12
11 Hijo
mío, no desprecies la
disciplina del SEÑOR, ni te ofendas
por sus reprensiones.
12 Porque el SEÑOR disciplina a los
que ama, como corrige un padre a su
hijo querido. (NVI)
La Conducción del Niño
E.G. White
Propósito de la Disciplina

El dominio propio es el propósito primordial. El
objeto de la disciplina es educar al niño para que se
gobierne solo. Se le debería enseñar la confianza en si
mismo y el dominio propio… Procurad que todo el trato
con el muestre que la obediencia es justa y razonable.
Ayudadle a ver que todas las cosas están sujetas a leyes y
que la desobediencia conduce, al fin, al desastre y el
sufrimiento. Cuado Dios prohíbe una cosa nos amonesta,
en su amor, contra las consecuencias de la desobediencia
a fin de salvarnos de daños y perdidas. (Capítulo 41,
primer párrafo)
Disciplinar es bíblico

La disciplina es bíblica, es buena y necesaria.

Sin embargo es uno de los temas mas complicados, en el
que hay mas discusión, tanto a nivel académica
(disciplina en los colegios), como a nivel familiar
(padres-hijos, abuelos-nietos, etc.…). Los líderes en las
iglesias citan los problemas de disciplina (Indisciplina)
como el factor numero 1 en sus razones para dejar el
cargo.
Disciplinar es bíblico

En nuestra iglesia se ejerce la disciplina… todos sabemos
lo que pasa en la iglesia si se cometen errores “graves” de
comportamiento (capítulo 14 Manual de Iglesia).

En las familias se ejerce la disciplina…

En los deportes se ejerce la disciplina…

En política se ejerce la disciplina…

La gran pregunta no es si hay que disciplinar, sino
“como”
Buena disciplina = discipulado

La raíz para la palabra disciplina es discípulo (del latín “discipulus” y
“discere” – aprender). Así que, ¿por que en la iglesia pensamos que
discipulado es positivo y que disciplina es negativo?

Es muy posible que el problema arranque en que es lo que nosotros
pensamos y transmitimos referente a disciplina…

El Diccionario Avanzado Thorndike/Barnhart’s define disciplina como
“formación, formación especial de la mente o carácter; la condición
formada de orden y obediencia”. Esta obediencia no hace referencia a
que se haga caso a cualquiera que de una orden.

La buena disciplina, como el discipulado, forma a los críos a
desarrollar el auto control. Formación es la palabra clave, no castigo.
El gobierno propio en contra
de la autoridad absoluta

En muchas familias, los niños parecen bien educados,
mientras están bajo la disciplina y el adiestramiento;
pero cuando el sistema que los sujeto a reglas fijas se
quebranta, parecen incapaces de pensar, actuar y decidir
por su cuenta. Estos niños has estado durante tanto
tiempo bajo una regla férrea sin que se les permitiera
pensar o actuar por su cuenta en lo que les correspondía,
que no tienen confianza en si mismos para obra de
acuerdo con su propio juicio u opinión… No tienen
estabilidad de carácter. (Conducción del Nino, pg 210)
Buena disciplina = discipulado

Cuando disciplinamos a los muchachos, les corregimos de manera
que ellos sientan que les amamos, no que les odiamos. Cuando los
crios sienten nuestra preocupación (amor), estarán mucho mas
sensibilizados a emular (copiar) nuestros valores y nuestra relación
con Dios.

La buena disciplina es una guía hacia la conducta correcta y es
mucho mas efectiva que el castigo por una conducta equivocada.

La clave para disciplinar a los muchachos es modelar en ellos un
comportamiento parecido al de Cristo, al mismo tiempo que ellos
ven que realmente les amamos.
Buena disciplina = discipulado

La Disciplina es un proceso difícil, y en ocasiones se sufre… incluso
la Biblia nos habla un poco de esto.

Ciertamente, ninguna disciplina, en el momento de recibirla, parece
agradable, sino más bien penosa; sin embargo, después produce una cosecha
de justicia y paz para quienes han sido entrenados por ella. (Hebreos 12:11
NVI).

Debemos aceptar que un crío no dirá, “mil gracias por la disciplina
porque se que producirá una cosecha de justicia y paz”. Los
muchachos ven la disciplina como sinónimo de castigo.

Con cuidado y consistentemente demostraremos a los niños que
nuestro objetivo es ayudarles a parecerse lo máximo posible a Cristo.
El líder es un Mentor (tutor)

Importante la figura del Mentor.

Como cristianos maduros, nuestra responsabilidad es pasar a la gente
mas jóvenes y menos madura, formas practicas de cómo vivir como
Cristo.

La responsabilidad de este proceso recae en el líder. Dependiendo del
acercamiento del líder se impactara positiva o negativamente al
muchacho y por supuesto en su conducta.

Es importantísimo que el líder entienda las necesidades de los niños y
que se prepare para poder responder a sus necesidades apropiadamente.

Cuando nos comprometemos en alcanzar sus necesidades,
conseguiremos frenar algunos problemas de comportamiento incluso
antes de que estos arranquen.
¿Por que algunos niños se
comportan mal?
Ignoran las normas de conducta

Nunca asumáis que los muchachos saben lo que se espera de ellos.

Explicad claramente y repetid que es lo que se espera de ellos en el
Club.

Los niños son muy espabilados… enseguida pillaran que normas de
las que habéis explicado os tomáis en serio y cuales están “vacías”.

“Vacías” son aquellas que verbalizáis pero que realmente no
reforzáis. Es mejor mantener las normas en un mínimo pero que
tengan sentido.
¿Por que algunos niños se
comportan mal?
Normas en “Conflicto”

Los muchachos que van a frecuentar el club vendrán de situaciones
familiares diferentes… eso significa que en ocasiones lo que esta
“bien” para el líder puede ser inaceptable para los padres.

Ejemplos: monitores con piercings… sexualidad escuela sabática en
USA.

Como padres y lideres, vuestra vida familiar puede ser
tremendamente diferente de la de vuestros muchachos. Vuestra
comprensión de comportamiento apropiado puede entrar en
conflicto con las expectativas que los padres pueden tener de
vosotros.
¿Por que algunos niños se
comportan mal?
Frustración

Cuando los niños están frustrados se comportan mal.

En ocasiones el líder puede ser el origen de la frustración del
muchacho.

También la frustración puede ser provocada por otros muchachos.

Si se crean actividades que son de una dificultad muy grande para
las edades con las que estáis trabajando también crea frustración.

Equilibrio entre atractivo\díficil\imposible.
¿Por que algunos niños se
comportan mal?
Aburrimiento

Actividades muy complicadas frustran a los niños, pero si las
actividades que preparáis no tienen ningún atractivo tendréis de
nuevo problemas con los muchachos.

El ingrediente que es necesario en este caso es “relevancia”. Algo
que tenga significado para ellos, que realmente les aporte lo que
necesitan.

Actividades que estén dirigidas hacia sus necesidades o intereses, no
los del líder. Por eso es tan importante conocer bien a cada uno de
los integrantes del grupo que lideras.
7 estrategias para “educar”
en el club
1. Respeto & Expectativas

Jesús dijo que hay que tener la fe de un niño para poder entrar en el reino de los
cielos.

Respetar a los niños es el primer paso para poder crear un buen ambiente en el
club y minimizar los problemas de indisciplina.

Aceptad y valorad cada niño. Eso no significa que os tenga que gustar la
conducta de cada uno de los niños, sin duda os sentiréis mejor con unos niños
que con otros, pero tenéis que mostrar a todos que os interesáis por ellos.

Diles lo que esperas de ellos. Si les muestras que tienes grandes expectativas a
tus muchachos, responderán a esas expectativas.

Si te propones alcanzar el 99% del éxito en la vida, nunca alcanzaras el 100%.
7 estrategias para “educar”
en el club
2. Cumple con las necesidades de tus muchachos

Observa a tus muchachos. Trata de ver cuales son sus problemas y
necesidades.

Si un niño tiene hambre puede convertirse en un ogro. Hay que darle de
comer para que se calme.

Si un niño tiene problemas en su hogar con su padre o su madre, puede
tener una conducta inapropiada en el grupo… preocúpate por sus
problemas y necesidades.

Los niños necesitan limites. Ejemplo del parque que estaba vallado…

Los niños necesitan comprender las consecuencias…
7 estrategias para “educar”
en el club
3. Transparencia – Predica con el ejemplo

Sois el ejemplo a imitar por los niños que educáis.

Da una explicación clara de porque existen ciertas normas.

Usa las Escrituras de manera apropiada.

La Regla de Oro. Mateo 7:12.

El Mandamiento mas importante. Mateo 22:37-39.

La importancia del Perdón. Mateo 6:14-15. A los niños les cuesta
perdonar a otros niños por naturaleza. Es necesario hablarles
permanentemente del perdón que nosotros recibimos diariamente de
Cristo.
7 estrategias para “educar”
en el club
4. Da opciones

La limitación mas grande a la que Dios decidió someterse fue la de
darnos libertad de escoger.

Creo un mundo perfecto, todo organizado, podría perfectamente
habernos dado las directrices a seguir sin que pudiésemos decidir si
queríamos seguirlas o no. Es lo mas grande que ha hecho, darnos la
libertad.

Siempre que sea posible dad libertad de escoger a los muchachos, que se
sientan capaces de ir tomando decisiones propias que les formaran el
carácter.

Hay que explicar que las decisiones (opciones) tienen consecuencias. No
castigo… por ejemplo en el aprendizaje de las especialidades…
7 estrategias para “educar”
en el club
5. Da a cada niño una atención personalizada

Todos tenemos grabado en la memoria un profesor que nos ha
impactado o positivamente o negativamente. Yo tengo dos
ejemplos… Literatura y otra asignatura 

Imparte valores cristianos. “No puedes dar lo que no tienes”.

Para impartir valores, primero tenemos que vivirlos nosotros
mismos y después tener una especial relación con los muchachos a
los que pretendemos impactar. El contenido de lo que enseñamos en
el club, con las especialidades, es importante, pero lo es muchísimo
mas nuestra relación personal con el niño.
7 estrategias para “educar”
en el club
6. Enséñales a volar 

Como padres esto es mas difícil que como educadores en el Club.

Conforme el muchacho crece y madura, el rol del educador cambia.
Tenemos que ir dando pasos atrás y permitir al adolescente mayor
libertad para escoger y para equivocarse.

Permitiendo a los adolescentes que tomen riesgos específicos les
estamos permitiendo que la fe del padre o del educador deje de ser
la que le mantiene y que el muchacho empiece a tener ese
acercamiento personal con el Salvador.

Se pasa entonces de ser un educador a convertirse en mentor.
7 estrategias para “educar”
en el club
7. Disfruta

Habrán momentos de desanimo. No te des por vencido… sigue adelante.

Dios te ha llamado para ser un educador, un motivador de discípulos, no un simple
transmisor de información.

Aprende a disfrutar al ver que los muchachos han podido apreciar tu comprensión e
interés por ellos.

Aprende a disfrutar cuando un muchacho cerrado y desconfiado te entrega su afecto y
confianza.

Disfruta cuando un muchacho toma la decisión de dar un paso adelante en su relación
personal con Dios.

Disfruta cuando ves a un muchacho adoptar los valores cristianos.

Disfruta al saber que has ayudado a los críos en tu club a aprender a conocer, amar y
seguir a Cristo.
E. G. White
Conducción del Niño – Capítulo 15
El amor tiene un hermano gemelo que es el 
deber… El amor puesto en ejercicio
mientras se descuida el deber, hará a los

hijos testarudos, voluntariosos, perversos,
egoístas y desobedientes… El amor y el
deber deben fusionarse a fin de que los

niños sean debidamente disciplinados.
Ayudad a los niños para que venzan.

Las faltas no corregidas provocan la
desgracia.

La severidad despierta el espíritu
combativo.

Habéis de requerir obediencia no con una
tormenta de palabras, sino en una forma
bondadosa y amable.

La autoridad de los padres debe ser
absoluta. Sin embargo, no ha de abusarse
de ese poder.

“Padres, no provoquéis a ira a vuestros
hijos” (Efesios 6:4). Recordad que vuestros
hijos son jóvenes en años y experiencia.

No seáis severos ni tampoco excesivamente
indulgentes.

Simpatía por un niño no promisorio.

Sed agradables. Nunca vociferéis ni habléis
con ira… Vigilad el tono de la voz.
Ha de mezclarse la justicia con la
misericordia.
Bibliografía

Conducción del Niño. Elena G. De White.

The Discipline Guide for Children’s Ministry. Jody Capehart, Gordon
West & Becki West. Group. Leveland, Colorado 1997.

The Qhick Guide to Discipline for Children’s Ministry. Group. Leveland,
Colorado 2009.

La Educacion del Nino y del Adolescente. A. Wallenstein. Biblioteca
Herder. Barcelona 1967.

El arte de saber educar, para el Niño. Raúl Posse y Julián Melgosa.
Editorial Safeliz, S.L. Madrid 1999.
Descargar

Disciplina