ITINERARIO
VOCACIONAL LAICAL
MARISTA
1.- OBJETIVO DEL ITINERARIO
Los itinerarios de crecimiento en la vocación laical buscan
favorecer el encuentro en el Espíritu y el acercamiento al Carisma
Marista. En tal sentido, ayudan a formar una identidad, y no
simplemente a transmitir un contenido intelectual. Por tanto,
más que proponer unos contenidos formativos que aprender se
trata de favorecer experiencias configuradoras que nos ayuden a
dar una respuesta libre y fiel a Dios que nos llama.
El objetivo de estos itinerarios no es otro que revitalizar nuestra
historia personal y comunitaria, en sintonía con el seguimiento
de Cristo en el carisma marista. Creemos en la experiencia como
camino de crecimiento: experiencia leída, interpretada y
compartida en comunidad.
2.- ETAPAS DEL ITINERARIO
Es un proceso personal, que se vive en comunidad de laicos.
1. INVITACIÓN. Algunos meses a 1 año.
2. INICIACIÓN. 3 a 4 años.
3. PROFUNDIZACIÓN. 2 a 3 años. Se está iniciando su
implementación.
4. VINCULACIÓN Y PERTENENCIA. Según lo que surja,
a nivel local y congregacional.
Hasta el momento, hemos recorrido las dos primeras
etapas e iniciando la tercera.
1.- INVITACIÓN. Algunos meses a 1 año.
• Da espacio, proactivamente, a cualquier
manifestación vocacional de laicos y laicas que se
relacionan con el mundo marista.
• Brinda información sobre la propuesta vocacional
marista laical ofrecida y el itinerario que implica.
• Ofrece las instancias establecidas para
incorporarse libremente a estos itinerarios.
1. INVITACIÓN. Algunos meses a 1 año.
Pasos:
Finalidad:
Tiempo de
Comparto mis búsquedas e inquietudes
convocatoria (externa vocacionales con otras personas.
o interna).
Conozco la propuesta vocacional marista
Tiempo de ver y oír.
laical.
Tiempo de preguntar Oro, reflexiono y discierno mi respuesta a
al corazón.
esa propuesta.
Tiempo de responder Respondo con tres alternativas:
• me desligo de este proceso,
al corazón.
• me doy más tiempo para experimentar
lo que vivo al respecto,
• pido formalmente iniciar el proceso del
laicado marista.
2. INICIACIÓN. 3 a 4 años.
Favorece la vivencia de distintas experiencias personales y
comunitarias tendientes a alcanzar un mayor conocimiento y
aceptación de sí mismo,
• haciendo una lectura de fe de la propia historia,
• una mayor y más amorosa relación con Jesucristo y
• un discernimiento del llamamiento a vivir la
vocación laical marista.
2. INICIACIÓN. 3 a 4 años.
Dimensiones de la etapa
Evolución esperada
1.Humano-espiritual
De un conocimiento personal y
aceptación personal a un conocerme y
(antropológico)
aceptarme como hijo (a) querido (a) de
Dios.
2. Amistad con Jesús
(cristológica)
De una relación inicial con Jesús a una
opción de seguimiento.
3. Vida comunitaria
(eclesiológica)
De un cristianismo personal a un
seguimiento de Jesús en comunidad.
4. Carisma marista
(carismática)
De una admiración y cariño por el
carisma marista a un descubrir el
llamado a la vocación marista laical.
3. PROFUNDIZACIÓN. 2 a 3 años.
El laico vive un tiempo intensivo de profundización en su
vocación laical desde el carisma marista. En ella va configurando
el rostro laical de seguidor/a de Cristo al estilo de María y
Champagnat.
La etapa privilegia experiencias que apuntan a lograr mayor
autonomía en la vivencia de la vocación laical.
3. PROFUNDIZACIÓN. 2 a 3 años.
Dimensiones de la etapa
Evolución esperada
1.Humano-espiritual
De un conocerme y aceptarme como hijo
(a) querido (a) de Dios a descubrir el
(antropológico)
sentido de mi existencia en la entrega a
los demás.
2. Amistad con Jesús
De un acercamiento vital a la persona de
Jesús a una opción laical de seguimiento,
(cristológica)
como discípulo y misionero.
3. Vida comunitaria
De una vivencia de la fe en comunidad a
desarrollar el sentido de pertenencia al
(eclesiológica)
Movimiento laical marista.
4. Carisma marista
(carismática)
Del descubrimiento del llamado a la
vocación marista laical a una opción
personal de vivir el carisma marista.
MEDIOS GENERALES que estructuran el camino:
• Jornadas y retiros de diversa índole,
• Ejercicios Espirituales, retiro de varios días,
• Lecturas sugeridas y subsidios, personales y
comunitarios,
• Acompañamiento espiritual personalizado, también
grupal, seguimiento del encargado sectorial…
• Experiencias diversas: comunitarias, solidarias,
conjuntas, testimoniales…
• Oración y vida litúrgica personal y comunitaria,
Semana de Espiritualidad,
• Instancias de formación sectoriales y provinciales,
• Instancias formales: Petición escrita, ceremonia de
paso, acogida oficial…
3.- DESTINATARIOS
• Todas las personas, laicos y laicas que deseen
profundizar en su vida cristiana y quieran
adherir con mayor intensidad al carisma
marista.
• Adultos sobre los 20 años de edad.
3. DOS COSAS QUE VAN BIEN DEL PROYECTO.
• Empoderamiento del laicado. Poco a poco se va percibiendo
mayor presencia y corresponsabilidad de los laicos en el carisma.
Por ejemplo, en participación con las comunidades compartidas
(mixtas) y en estructuras de animación y gobierno.
• Nuevos horizontes, nuevos caminos que se abren, con una
mirada de futuro. Los laicos y laicas están testimoniando nuevas
formas de vivir el carisma y sintiéndose responsables de la
herencia que van adquiriendo, con mirada de futuro.
4. DOS RETOS O DESAFÍOS QUE APARECEN.
• Relación con la pastoral juvenil. No hay relación con la pastoral
juvenil y tampoco se ha llegado al segmento de los adultos jóvenes
(20 a 30 años). Para darle proyección al movimiento, es necesario
contar con generaciones más jóvenes.
• Se percibe dificultad en la perseverancia o persistencia del
proceso, pues se ha entrado en una etapa delicada que requiere
mayor acompañamiento y sentido de lo que se vive. Este camino
debe llegar a marcar un estilo de vida cristiana marista.
Descargar

Power Point (Español)