Objetivo: comprender quién es el fiel laico, cuál es su vocación y carisma, qué
lugar tiene en la Iglesia, para renovarnos en nuestro entusiasmo por ser “piedras
vivas” de la Iglesia, por vivir de acuerdo con nuestra vocación e identidad.
El contenido de esta presentación es el tema de estudio y reflexión n. 1,
sobre la Identidad y misión de los fieles laicos en la Iglesia y en el mundo, propuesto por la
Comisión central para la revisión de los estatutos del R.C. En el block de notas podrá
encontrar el texto íntegro. Las imágenes son de la red.
* Actualización: Graciela G. de Madero
www.missionkits.org
Fecha: octubre 2014
[email protected] Tel. 01-800-288-2334
* Preguntas o solicitudes sobre el proceso de revisión, favor de comunicarse a:
DT Mty: [email protected] o DT Mx: [email protected]
Esta presentación NO pretende ser un tratado completo sobre el tema, sino un
esquema, modificable, de apoyo para facilitar su exposición en una actividad de
formación.
La identidad eclesial de los laicos
ÍNDICE
Objetivo del subsidio.
A. El fiel laico tiene un lugar en el misterio de la Iglesia.
B. Quién es el laico y qué lo caracteriza.
C. La vocación laical procede del misterio de Cristo y lo expresa de una forma específica.
D. La mutua ordenación entre el sacerdocio común y el sacerdocio ministerial.
E. La complementariedad entre la vida laical y la vida consagrada.
F. Derechos y obligaciones de los fieles laicos.
Repasemos los conceptos claves.
Recapitulemos las ideas principales.
Objetivo
EL LAICO NO ES SÓLO UN:
¿PARA QUÉ ESTA REFLEXIÓN?
 Receptor de sacramentos.
 EscuchadorPara
de prédicas.
renovar nuestro entusiasmo y
 Seguidor obediente de las
vivir de acuerdo a nuestra identidad:
enseñanzas de la Iglesia.
VIVAS DE LA IGLESIA.
 Ayudante de losPIEDRAS
sacerdotes.
Concilio Vaticano II: redescubrió un nuevo panorama, ¡vamos a reflexionar!
1. ¿Quién es el fiel laico?
2. ¿Cuál es su vocación y carisma?
3. ¿Qué lugar tiene en la Iglesia?
Volver al índice
A. El fiel laico tiene un lugar en la Iglesia.
Iglesia = gran familia de los hijos de Dios.
 Somos hijos en el Hijo.
 Vivimos en comunión.
 Formamos un único Cuerpo.
 Cristo es la Cabeza,
de Él mana la gracia.
Iglesia
• Cuerpo místico de Cristo.
• Comunión misionera: con Dios y con nuestros hermanos en Dios.
• Todos invitados: recibiendo y aportando.
Las vocaciones
Las vocaciones son para el bien de la Iglesia y su misión.
Son el llamado, la invitación de Dios a realizar la misión para la
que fuimos creados; su designio de amor para alcanzar nuestra
plenitud.
 Rayos de la única luz de Cristo.
 Al servicio unas de otras.
 Piedras vivas de la Iglesia.
 Edificarlas con nuestras santidad.
 Continuar la misión de Cristo.
Pero no de la misma manera:
cada uno debe escuchar a Dios para descubrir su vocación.
Volver al índice
B. ¿Quién es el laico?
Común dignidad
por razón del bautismo
¿Qué es lo que caracteriza al laico?
La “índole secular”: vivir en medio del mundo y de los negocios
temporales de forma cristiana.
«Son en el mundo lo que el alma es en el cuerpo».
No es un dato exterior y ambiental.
Es un carisma (gracia del Espíritu
Mundo:
Santo), se recibe en el
bautismo.
 No concepto negativo joánico.
 Creado por Dios: es bueno y hermoso.
 Su perfeccionamiento: confiado al hombre.
 Destinatario y depositario del Evangelio.
Puede y debe complacer a Dios, darle gloria,
pues para ello fue creado.
Volver al índice
C. La vocación laical procede del misterio de Cristo
y lo expresa de una forma específica.
El laico es como otro Cristo en el mundo. Llamado a:
 imitar a Cristo: modelo de todo laico cristiano.
 hacerlo presente en el mundo.
Participan en la misión de Cristo, para que Dios sea todo en todos:
a. Sacerdotal: ofrecen a Dios todas sus obras,
actúan santamente y consagran a Dios el
mundo.
b. Profética: acogen el Evangelio y lo testimonian
de palabra y de obra.
c. Real: ordenan todos los bienes al bien del
hombre, dando a la creación su valor
originario. Vencen en sí mismos al pecado y se
entregan a servir a los demás en la justicia y
¡Qué el mundo se impregne
en la caridad.
del espíritu de Cristo!
Volver al índice
D. La mutua ordenación entre el sacerdocio común y
el sacerdocio ministerial
Jesucristo es el único sacerdote de la Nueva Alianza.
Toda la Iglesia participa de su sacerdocio en dos formas:
Sacerdocio común: todos los fieles.
Capacitados para ofrecer ofrendas a
Dios y para vivir una vida santa para
santificar al mundo.
Sacerdocio ministerial:
obispos, presbíteros y diáconos:
reciben el sacramento del orden.
Gracia específica para santificar, guiar
y enseñar (obispos y sacerdotes). Los
diáconos para realizar un servicio.
Formas distintas pero ambas imprescindibles,
se complementan y se necesitan una a la otra.
Volver al índice
E. La complementariedad
entre la vida laical y la vida consagrada
Consagrados y laicos se complementan.
Unen esfuerzos en la misión.
Todos los laicos están consagrados
a Dios por el bautismo y llamados
a la perfección de la caridad, a la
santidad.
Pero la vida consagrada, que vive
con radicalidad los consejos
evangélicos (pobreza, castidad y
obediencia) tiene su origen en
una llamada particular de Dios.
Es compatible con la vida laical o
clerical.
Volver al índice
F. Derechos y obligaciones de los fieles laicos
Tienen el deber y el derecho de trabajar para que el mensaje
de salvación llegar a más personas, en todo tiempo y lugar.
DEBERES:
 Mantenerse en comunión con la
Iglesia universal y particular.
 Aceptar las enseñanzas y
prescripciones de la autoridad
eclesiástica. (Derecho canónico)
 Esforzarse por crecer en santidad.
 Ayudar a la Iglesia en sus
necesidades materiales.
 Promover la justicia social y
ayudar a los pobres.
F. Derechos y obligaciones de los fieles laicos
DERECHOS:
 Recibir la palabra de Dios,
los sacramentos y demás
bienes espirituales.
 Manifestar sus necesidades,
deseos y opiniones.
 Reunirse y asociarse para fines de
vida cristiana.
 Idear, sostener y llevar adelante
iniciativas apostólicas.
 Recibir educación cristiana e
instrucción en la doctrina.
Lo específico de los laicos
 Evangelizar de forma personal o asociada.
 Dar testimonio de Cristo.
 Matrimonios:
 Edifican el Reino en su matrimonio y familia.
 Educan a sus hijos en su fe.
 Como ciudadano:
 Inspirar sus acciones en el Evangelio y la doctrina.
 Pueden recibir ministerios de lectorado y acolitado.
 Pueden ocupar puestos en instituciones eclesiásticas.
Si prestan servicios: formación y derechos laborales.
Las realidades asociativas en la Iglesia
(institutos de vida consagrada, movimientos, asociaciones, etc.) sus
estatutos o reglamentos precisan sus derechos y obligaciones.
Volver al índice
Repasemos los CONCEPTOS claves
Volver al índice
Recapitulemos las ideas principales
A. El laico tiene un lugar en la Iglesia: enraíza en el bautismo y encuentra su sentido en
la Iglesia como comunión.
B. Quién es y qué lo caracteriza: un carisma que lo capacita para enriquecer a todos.
C. Su vocación: participa del sacerdocio, profetismo y realeza de Jesucristo de una
manera propia.
D. El sacerdocio común y el sacerdocio ministerial están establecidos en función uno
del otro, son dos formas de participar del sacerdocio de Cristo.
E. La complementariedad entre la vida laical y la vida consagrada: ayuda a vivir las
relaciones entre laicos y consagrados desde una profunda eclesiología de comunión.
F. Derechos y obligaciones de los fieles laicos en relación con los clérigos y con los
consagrados que establece el derecho canónico: se deben conocer para establecer
relaciones adecuadas.
P. R. C. G. D.
Volver al índice
Descargar

Tema 1 La Identidad eclesial de los laicos_ sinopsis