Modermismo-39 /39 -Actualidad
PANORAMA DE LA LÍRICA ESPAÑOLA
LITERATURA: TIPOLOGÍA DE PREGUNTAS
Los textos propuestos corresponderán preferentemente a autores del canon literario, periodístico y
ensayístico representativos de las diferentes épocas de siglo XX. La tipología de las preguntas podrá tener
formulaciones como las siguientes:
I. Explicar las características, con los autores y obras más representativos, de las distintas tendencias de la
narrativa, la lírica, el teatro, la novela y el cuento hispanoamericano en los periodos que se indican:
a. La lírica del S. XX hasta 1939.
b. La lírica desde 1940 a los años 70.
c. La lírica desde los años 70 a nuestros días.
d. La narrativa del S. XX hasta 1939.
e. La narrativa desde 1940 a los años 70.
f. La narrativa desde los años 70 a nuestros días.
g. El teatro del S. XX hasta 1939.
h. El teatro desde 1940 a nuestros días
i. La novela y el cuento hispanoamericanos en la segunda mitad del s. XX.
II. Describir las principales características de género, señalando algún ejemplo en el texto propuesto, de:
a. La poesía lírica.
b. El teatro.
c. La novela.
d. Los principales subgéneros periodísticos (información, opinión y mixtos).
e. El lenguaje periodístico. Características principales.
f. El ensayo.
a. La lírica del S. XX hasta 1939.
b. La lírica desde 1940 a los años 70.
c. La lírica desde los años 70 a nuestros días
.- Inicios de siglo. El Modernismo
A finales del siglo XIX, los gustos estéticos se ven modificados debido a un
cambio de mentalidad artística, que, recupera principios del Romanticismo
como la originalidad o la libertad creadora.
La situación de crisis en la cultura occidental a finales del siglo XIX, agravada
en el caso español por el desastre del 98, provocó un cambio en el rumbo
artístico.
El movimiento literario correspondiente a este período es conocido como
Modernismo.
El Modernismo se inspira en dos movimientos del siglo XIX: el Parnasianismo
(tendencia formalista, partidaria del arte por el arte) y el Simbolismo (intimista,
pretende encontrar la realidad que se esconde tras las apariencias a través de
un nuevo lenguaje sugerente basado en símbolos).
Los temas básicos del Modernismo son la soledad, el escapismo (en el tiempo
-Edad Media- o en el espacio -mundo oriental-), el cosmopolitismo, el amor y el
erotismo. Formalmente, la nueva estética se caracteriza por el afán de
innovación (muy notable en el terreno de la métrica), la originalidad, y la
búsqueda de la perfección formal.
1
Rubén Darío y Manuel Machado son
los principales representantes del
Modernismo de corte parnasiano. El
poeta nicaragüense evoluciona desde
una estética parnasiana en Azul o
Prosas profanas hacia temas más
graves y trascendentes en Cantos de
vida y esperanza.
1888-1916
La renovación estética
EL MODERNISMO
El modernismo es un movimiento
literario que se inicia como ruptura
hacia la época precedente (
realismo), se le da un imperioso
culto a la forma , el autor muestra
una actitud de rebeldía en su
creación y abrirá los caminos a
nuevas formas , métricas y culturas.
CARACTERÍSTICAS :
1ª CARACTERÍSTICA



Evasión de la realidad
El escritor modernista
huye por los abismos de
tiempos y espacios
remotos .
La Edad Media , Oriente ,
son ejemplos de
preferencias.
2ª
CARACTERÌSTI
CA
El escritor modernista manifiesta pasión por
la forma , adjetivaciones sugerentes y
coloristas, imágenes bellas , formas
espectaculares, etc.
3ª COSMOPOLITISMO

El artista
modernista se
abre a conocer
países diferentes
así como sus
múltiples culturas
Sin duda los temas paganos se hacen
eco de la poesía modernista plagada
de imágenes sensuales y el amor
connotativamente erótico y sugerente.
El modernismo en Hispanoamérica cuenta entre sus
temas con la exaltación de lo americano, aparece la
defensa del indigenismo. Los autores del 98 se basarán
en esta premisa modernista para manifestar su
preocupación por España.
La Estrofa se ajusta al VERSO DE 14 Sílabas o Alejandrino, todo
en la forma encaja a la perfección, se juega con producir
efectos sonoros mediante el uso del acento esdrújulo: “Ínclitas
razas ubérrimas”
EL MODERNISMO BEBE DE DOS
CORRIENTES FUNDAMENTALES
FRANCESAS
PARNASIANISMO
SIMBOLISMO
¿CUANDO
COMIENZA EL
MODERNISMO?
Unos dicen que se inaugura con la obra
AZUL del escritos nicaragüense Rubén Darío
en 1888 otros sostienen que se inaugura
con Prosas Profanas, del mismo
autor…1916,.Lo que queda claro que es un
movimiento clave que inicia el S.XX.
Sin duda su autor más representativo será
Rubén Darío confluyendo en su poesía
todos los elementos fundamentales del
movimiento, precursor de las posteriores
vanguardias.
RUBÉN DARÍO
“Y no hallo sino la palabra
que huye,
la iniciación melódica que
de la flauta fluye
y la barca del sueño que en
el espacio boga;
y bajo la ventana de mi
Bella-Durmiente,
el sollozo continuo del chorro
de la fuente
y el cuello del gran cisne
blanco que me interroga.”
(1867-1916) Seudónimo del gran poeta nicaragüense Félix Rubén García
Sarmiento, nacido en Metapa y muerto en León. De niño y adolescente pasó
ciertas dificultades económicas, pero su precocidad como escritor le permitió
publicar desde muy joven, y después de pasar una etapa trabajando en la
Biblioteca Nacional de Managua, viajó a El Salvador y luego a Chile. En
Santiago Rubén Darío consolidó su cultura literaria, al estudiar a fondo las
nuevas corrientes poéticas europeas. Tras publicar en 1887 tres libros de
poemas, Abrojos, Canto épico a las glorias de Chile –libro de exaltación
patriótica y enraizado en la poesía tradicional–, y Rimas -tributo a Bécquer-, al
año siguiente apareció Azul, la obra que sentaría las bases del modernismo.
Reconocido como jefe de filas de este movimiento, consolidó su posición con
Prosas profanas y otros poemas (1896-1901), Cantos de vida y esperanza (1905)
y El canto errante (1907), tres libros con los cuales alcanzó su madurez lírica .
En 1899 llegó a Barcelona, donde escribió sus primeras crónicas; posteriormente,
en Madrid, tuvo ocasión de frecuentar a los componentes de la nueva
generación de escritores españoles: Unamuno, Valle-Inclán, Machado, Azorín,
Baroja, Juan Ramón Jiménez, etc. También en Madrid conoció a la que sería su
esposa, Francisca Sánchez, con quien en 1907 tuvo su primer hijo, Rubén Darío
Sánches. Durante estos años fue cónsul de Nicaragua en París y luego en
Madrid, pero en 1910 la revolución de Estrada lo destituyó de todos sus cargos.
Colaboró entonces en revistas literarias . A finales de 1912 se trasladó a Palma
de Mallorca, donde escribió Canto a la Argentina y otros poemas y dos obras
autobiográficas: La isla de oro (1913) y La vida de Rubén Darío escrita por él
mismo (1914), donde relata los últimos años de su vida, cuando era ya un
hombre alcoholizado y enfermo.
La princesa está triste... ¿qué tendrá la princesa?
Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
que ha perdido la risa, que ha perdido el color.
La princesa está pálida en su silla de oro,
está mudo el teclado de su clave de oro;
y en un vaso olvidado se desmaya una flor.
El jardín puebla el triunfo de los pavos-reales.
Parlanchina, la dueña dice cosas banales,
y, vestido de rojo, piruetea el bufón.
La princesa no ríe, la princesa no siente;
la princesa persigue por el cielo de Oriente
la libélula vaga de una vaga ilusión?
¡Ay! La pobre princesa de la boca de rosa
quiere ser golondrina, quiere ser mariposa,
tener alas ligeras, bajo el cielo volar,
ir al sol por la escala luminosa de un rayo,
saludar a los lirios con los versos de mayo,
o perderse en el viento sobre el trueno del mar.
Inspirada en
Victor Hugo
Estudiado
ritmo y
musicalidad
Metáforas
deslumbrant
es
Palabras
sugestivas
Ritmo
desbordante
Fervor
místico
Exaltación
pagana
Visión
Histórica
Nota
pesimista
Gusto por lo
exótico y
convencion
al
El alma de su generación
ANTONIO MACHADO
Un hombre ensimismado, de
sobria y honda sensibilidad,
rehuía los méritos, era humilde ,
pensativo, de vestir desaliñado
A nivel ideológico se crió en un
ambiente tradicional, estudió en la
institución libre de enseñanza y se
posturaba hacia un liberalismo
reformista , con el paso del tiempo
simpatizó con el comunismo y los
movimientos obreros, etc.
(Sevilla, 1875 - Collioure, 1939) Poeta
español. Aunque influido por el
modernismo y el simbolismo, su obra es
expresión lírica del ideario de la
Generación del 98. Hijo del folclorista
Antonio Machado y Álvarez y hermano
menor del también poeta Manuel
Machado, pasó su infancia en Sevilla y
en 1883 se instaló con su familia en
Madrid.
Se formó en la Institución Libre de Enseñanza y en otros institutos
madrileños. En 1899, durante un primer viaje a París, trabajó en la
editorial Garnier, y posteriormente regresó a la capital francesa, donde
entabló amistad con R. Darío. De vuelta a España frecuentó los
ambientes literarios, donde conoció a J. R. Jiménez, R. del Valle-Inclán y
M. de Unamuno.
En 1907 obtuvo la cátedra de francés en el instituto de Soria, donde dos
años después contrajo matrimonio con Leonor Izquierdo. En 1910 le fue
concedida una pensión para estudiar filología en París durante un año,
estancia que aprovechó para asistir a los cursos de filosofía de H.
Bergson y Bédier en el College de France. Tras la muerte de su esposa,
en 1912, pasó al instituto de Baeza.
Doctorado en filosofía y letras (1918),
desempeñó su cátedra en Segovia y
en 1928 fue elegido miembro de la
Real Academia Española. Al comenzar
la Guerra Civil se encontraba en
Madrid, desde donde se trasladó con
su madre y otros familiares al pueblo
valenciano de Rocafort y luego a
Barcelona. En enero de 1939
emprendió camino al exilio, pero la
muerte lo sorprendió en el pueblecito
francés de Colliure.
Llegó el ´último a la generación del 98,
conocido como “El epígono del 98” su
relación con los miembros era la de un
discípulo con sus maestros, pese a sus
diferencias ideológicas, admiró a
Unamuno.
Machado defenderá su España ,
apegado a Andalucía y Castilla por
ambas tierras navegarán sus versos.
Exaltaciones
Patrióticas unidas a
críticas a la España
profunda:
“ De charanga y
pandereta”, “cerrado y
sacristía” “Devota de
los toros “ “ De espíritu
burlón y de alma
inquieta”.
Machado siguió la línea del existencialismo
de la mano de Kant o Shopenhauer, en sus
poemas buscará también el sentido de la
vida, a Dios entre la niebla . Su
melancolía le caracteriza así como un
profundo sentimiento de SOLEDAD que dará
título a sus obras.
TEMAS DE LAS OBRAS MACHADIANAS
LA POESÍA
“En el corazón tenía , la espina de una
pasión, logré arrancármela un día, ya no
siento el corazón.”
VIDA Y TRAYECTORIA POÉTICA
1. Infancia y Juventud
2. Soledades(1903)
3. Soledades , galerías y otros
poemas (1907)
4. Campos de Castilla (1912)
5. Proverbios y Cantares
1.INFANCIA Y JUVENTUD
Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla,
y un huerto claro donde madura el limonero;
mi juventud, veinte años en tierras de Castilla;
mi historia, algunos casos que recordar no quiero.
.
Si algo marcará a Machado desde su infancia , es un
sentimiento de nostalgia, el limonero es un tema
recurrente en su poesía , al igual que elementos que
componen el paisaje rural andaluz, patio, huerto…
etc.
Los primeros poemas de
Machado son de 1898, año del
desastre , su poesía será
doblemente significativa, por una
parte recibe influencia del
simbolismo y modernismo y poco a
poco se adaptará a otras
innovaciones estéticas.
Machado huye de los adornos
modernistas, pero sí que su poesía es
puramente simbolista, sencilla ,
apela directamente al sentimiento
reflejado en una naturaleza que ama
profundamente.
SOLEDADES (1903)
Entre 1898 y 1902, Machado
conoce París , entra en
contacto con Darío, Wilde .
En España colabora en la
revista que dirige Juan
Ramón Jiménez, Helios .
Su poesía ya adquiere rasgos y características
personales :
-INTIMISMO
-APEGO A LA NATURALEZA SIMPATÉTICA.
-SIMBOLISMO
-EXPRESIÓN DE UN SENTIMIENTO
EXISTENCIAL.
Temas Y SIMBOLOGÍA
-Búsqueda de sí mismo en el tiempo
-Búsqueda de sí mismo en la muerte o el
amor.
-Búsqueda de sí mismo en Dios .
-Choque entre la realidad anhelada y la
propia realidad, le lleva a la angustia y el
desasosiego.
PRIMAVERA
ESPERANZA
“LA GRACIA DE TU RAMA VERDECIDA”
OTOÑO
MELANCOLÍA
INVIERNO
DECADENCIA,
VEJEZ
RÍO O
NORIA
TIEMPO
Ciprés
custodia a
la muerte,
árbol
espiritual
Álamo es
fragilidad
OLMO ES
FORTALEZA
ALGUNOS POEMAS RELEVANTES
Soledades
Campos de Castilla
YO
NOSOTROS
AbundanCambio
los adornos
formales
de rumbo.-
Escasez de adornos técnicos
Métrica modernista
Métrica más sencilla
Tema: la muerte
Temas: la muerte, España, la
existencia
Vagamente patriótico
Patriótico
Tiempo no histórico
Tiempo histórico
Descripción de paisajes
imaginados
Interpretación de paisajes reales
Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han salido.
¡El olmo centenario en la colina
que lame el Duero! Un musgo amarillento
le mancha la corteza blanquecina
al tronco carcomido y polvoriento.
No será, cual los álamos cantores
que guardan el camino y la ribera,
habitado de pardos ruiseñores.
Ejército de hormigas en hilera
va trepando por él, y en sus entrañas
urden sus telas grises las arañas.
Antes que te derribe, olmo del Duero,
con su hacha el leñador, y el carpintero
te convierta en melena de campana,
lanza de carro o yugo de carreta;
antes que rojo en el hogar, mañana,
ardas en alguna mísera caseta,
al borde de un camino;
antes que te descuaje un torbellino
y tronche el soplo de las sierras
blancas;
antes que el río hasta la mar te empuje
por valles y barrancas,
olmo, quiero anotar en mi cartera
la gracia de tu rama verdecida.
Mi corazón espera
también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.
Anoche cuando dormía
soñé, ¡bendita ilusión!,
que una fontana fluía
dentro de mi corazón.
Di, ¿por qué acequia escondida,
agua, vienes hasta mí,
manantial de nueva vida
de donde nunca bebí?
Anoche cuando dormía
soñé, ¡bendita ilusión!,
que una colmena tenía
dentro de mi corazón;
y las doradas abejas
iban fabricando en él,
con las amarguras viejas,
blanca cera y dulce miel.
Anoche cuando dormía
soñé, ¡bendita ilusión!,
que un ardiente sol lucía
dentro de mi corazón.
Era ardiente porque daba
calores de rojo hogar,
y era sol porque alumbraba
y porque hacía llorar.
Anoche cuando dormía
soñé, ¡bendita ilusión!,
que era Dios lo que tenía
dentro de mi corazón.
En estos campos de la tierra mía,
y extranjero en los campos de mi tierra
—yo tuve patria donde corre el Duero
por entre grises peñas,
y fantasmas de viejos encinares,
allá en Castilla, mística y guerrera,
Castilla la gentil, humilde y brava,
Castilla del desdén y de la fuerza—,
en estos campos de mi Andalucía,
¡oh tierra en que nací!, cantar quisiera.
Tengo recuerdos de mi infancia, tengo
imágenes de luz y de palmeras,
y en una gloria de oro,
de lueñes campanarios con cigüeñas,
de ciudades con calles sin mujeres
bajo un cielo de añil, plazas desiertas
donde crecen naranjos encendidos
con sus frutas redondas y bermejas;
y en un huerto sombrío, el limonero
de ramas polvorientas
y pálidos limones amarillos,
que el agua clara de la fuente espeja,
un aroma de nardos y claveles
y un fuerte olor de albahaca y
hierbabuena,
imágenes de grises olivares
bajo un tórrido sol que aturde y ciega,
y azules y dispersas serranías
con arreboles de una tarde inmensa;
mas falta el hilo que el recuerdo
anuda
al corazón, el ancla en su ribera,
o estas memorias no son alma. Tienen,
en sus abigarradas vestimentas,
señal de ser despojos del recuerdo,
la carga bruta que el recuerdo lleva.
Un día tornarán, con luz del fondo
ungidos,
los cuerpos virginales a la orilla vieja.
JUAN RAMÓN JIMÉNEZ
.
Juan Ramón Jiménez Mantecón (Moguer, Huelva, 23
de diciembre de 1881 – San Juan, Puerto Rico, 29 de
mayo de 1958) fue un poeta español, ganador del
Premio Nobel de Literatura en 1956, por el conjunto
de su obra, designándose como trabajo destacado
de la misma, la narración lírica Platero y yo.
Juan Ramón Jiménez nació el 23 de diciembre de 1881 en
la casa número dos de la calle de la Ribera de Moguer. Era
hijo de Víctor Jiménez y Purificación Mantecón, quienes se
dedicaban con éxito al comercio de vinos. En 1887 sus
padres se trasladan a una antigua casa de la calle Nueva y
aprende primaria y elemental en el colegio de Primera y
Segunda Enseñanza de San José.
SOBRE SU VIDA…..
En 1891 aprueba con calificaciones de sobresaliente el examen de
Primera Enseñanza en el Instituto "La Rábida" de Huelva. En 1893
estudia Bachillerato en el colegio de San Luis Gonzaga del Puerto
de Santa María, y obtiene el título de Bachiller en Artes. Se
traslada a Sevilla, en 1896, para ser pintor, creyendo que esa es su
vocación. Allí frecuenta la biblioteca del Ateneo sevillano. Escribe
sus primeros trabajos en prosa y verso. Empieza a colaborar en
periódicos y revistas de Sevilla y Huelva.
En 1900 se trasladó a Madrid y publicó sus dos primeros libros
de textos, Ninfeas y Almas de violeta. La muerte de su padre
en este mismo año y la ruina familiar le causaron una honda
preocupación, en 1901 será ingresado con depresión en un
sanatorio en Burdeos, regresando a Madrid, posteriormente, al
Sanatorio del Rosario.
En 1902 publica Arias tristes e interviene en la fundación de la
revista literaria Helios. También abandona el Sanatorio del
Rosario y se traslada al domicilio particular de un Doctor. Ya en
1904 publica Jardines lejanos.
En 1905 regresa a su pueblo natal, por la muerte de su padre y los
problemas económicos por los que atravesaba su familia, Este
periodo coincide con la etapa de mayor producción literaria, entre
los que figuran: Pastorales (1903-1905); Olvidanzas (1906-1907);
Baladas de primavera (1907); Elejías(1907-1908); La soledad sonora
(1908); Poemas májicos y dolientes (1909); Arte menor (1909);
Poemas agrestes (1910-1911); entre otros.
Es su època de influencia Modernista(poesía simbolica y recargada)
Seis años más tarde se traslada a Madrid, donde conoce a
Zenobia Camprubí Aymar en 1913, de quién se enamora
profundamente. Hizo varios viajes a Francia y luego a Estados
Unidos, donde en 1916 se casó con Zenobia. Este hecho y el
redescubrimiento del mar será decisivo en su obra, escribiendo
Diario de un poeta recién casado. Inicia su etapa de poesía
Desnuda. Esta obra marca la frontera entre su etapa sensitiva y
la intelectual. Desde este momento crea una poesía pura con
una lírica muy intelectual. En 1918 encabeza movimientos de
renovación poética, logrando una gran influencia en la
Generación del 27. Del año 1921 al 1927 publíca en revistas
parte de su obra en prosa,
En 1936 se vio obligado a abandonar España al estallar la
Guerra Civil Española, trasladándose a Washington. Este
momento marca en su obra, el paso de la etapa
intelectual a la etapa suficiente o verdadera. (3ª Etapa)
En 1946 el poeta permanece hospitalizado ocho meses a
causa de otra crisis depresiva. En 1950 se vuelve a trasladar
a Puerto Rico, dando clases en la Universidad de Puerto
Rico.
En 1956 la Academia Sueca le otorga el Premio Nobel de
Literatura en Puerto Rico, donde ha vivido gran parte de su
vida en el exilio y donde trabaja como profesor en la
Universidad.
Juan Ramón Jiménez fallece dos años más tarde, en la
misma clínica en la que falleció su esposa. Sus restos fueron
trasladados a España.
CONCEPCIÓN DE SU POESÍA
Vivía su mundo en soledad y es el prototipo del poeta consagrado
por entero a su obra. Su idea de la poesía está presidida por una
triple sed: sed de belleza, de conocimiento y de eternidad.
La poesía es expresión de lo bello.
Con el tiempo va moderando este ideal para buscar una
formulación más pura, universal y absoluta.
La poesía es también inteligencia, se convierte en una vía de
análisis del mundo exterior e interior.
Con ese sentido la poesía es una herramienta de la inteligencia
que sirve para desentrañar la realidad, la verdadera esencia de las
cosas.
LA poesía es también eternidad, concebida como posesión
inacabable de la belleza y la verdad, de ahí su preocupación
angustiosa por la fugacidad de las cosas, su especial idea de Dios
a quien identifica con naturaleza, con la belleza absoluta o la
propia conciencia creadora.
LAS TRES ETAPAS:
Etapa sensitiva: (comienzos-1915)
Rimas (1902), Arias tristes(1903): Son obras matizadas de
pinceladas románticas (poesía sencilla, estilo Bécquer) y
simbolistas, escritas en metros breves y la ambientación en vagos
paisajes y jardines crepúsculares ó nocturnos.
La soledad sonora(1908) y Elegías, Melancolía, El Laberinto(1911):
Son obras matizadas de pinceladas modernistas en las que no
abandona el intimismo y la melancolía.
Platero y yo(1914): De prosa poética que supone el acercamiento a
la Naturaleza y a un pueblo de Andalucía.
PRIMAVERA AMARILLA
Abril venía, lleno
todo de flores amarillas…
amarillo el arroyo,
amarillo el vallado, la colina,
el cementerio de los niños,
el huerto aquel donde el amor vivía.
El sol ungía de amarillo el mundo,
con sus luces caídas;
¡ay, por los lirios áureos,
el agua de oro, tibia;
las amarillas mariposas
sobre las rosas amarillas!
Guirnaldas amarillas escalaban
los árboles; el día
era una gracia perfumada de oro,
en un dorado despertar de vida.
Entre los huesos de los muertos,
abría Dios sus manos amarillas.
JUAN RAMÓN JIMÉNEZ: "Poemas
mágicos y dolientes"
Etapa intelectual: (1916-1936)
Su afán de renovación le lleva a una poesía pura,
desnuda, desaparecen el léxico modernista, la
adjetivación ornamental, los elementos
sensoriales ó sonoros, progresa a una
concentración conceptual y emotiva que nombran
lo esencial de las cosas.
Diario de un poeta recién casado: Viaje a Nueva
York para casarse con Zenobia y su regreso a
Madrid.
Eternidades(1917), Piedra y Cielo(1923): donde
perfeccionará su nuevo estilo.
Soledad. Juan Ramón Jiménez:
En ti estás todo, mar, y sin
embargo,
¡qué sin ti estás, qué solo,
qué lejos, siempre, de ti mismo!
Abierto en mil heridas, cada
instante,
cual mi frente,
tus olas van, como mis
pensamientos,
y vienen, van y vienen,
besándose, apartándose,
en un eterno conocerse,
mar, y desconocerse.
Eres tú, y no lo sabes,
tu corazón te late y no lo siente...
¡Qué plenitud de soledad, mar
sólo!
Etapa suficiente ó verdadera:
Se desarrolla en el exilio, su poesía es cada vez
más profunda, y es un dialogo con un Dios que el
identifica con la Naturaleza ó la belleza absoluta.
Sólo la poesía y la belleza pueden salvar al hombre
de la eternidad.
Animal de Fondo y Dios deseado y deseante
En esta etapa alcanzó la época de culminación de
estética. Está en su plenitud creadora y llega a
sentirse el Dios de su propia obra.
No eres mi redentor, ni eres mi ejemplo,
ni mi padre, ni mi hijo, ni mi hermano;
eres igual y uno, eres distinto y todo;
eres dios de los hermoso conseguido,
conciencia mía de lo hermoso.
(…)
Tú esencia, eres conciencia; mi conciencia
y la de otro, la de todos,
con forma suma de conciencia;
(…)
la trasparencia, dios, la trasparencia,
el uno al fin, dios ahora sólito en lo uno mío,
en el mundo que yo por ti y para ti he creado.
Vino, primero, pura,
vestida de inocencia.
Y la amé como un niño.
Luego se fue vistiendo
de no sé qué ropajes.
Y la fui odiando, sin saberlo.
Llegó a ser una reina,
fastuosa de tesoros…
¡Qué iracundia de hiel y sin sentido!
…Mas se fue desnudando.
Y yo le sonreía.
Se quedó con la túnica
de su inocencia antigua.
Creí de nuevo en ella.
Y se quitó la túnica,
y apareció desnuda toda…
¡Oh pasión de mi vida, poesía
desnuda, mía para siempre!
VANGUARDIA Y GENERACIÓN DEL 27
Desde principios del siglo, los
movimientos de Vanguardia
comienzan a revolucionar el
panorama artístico
occidental. Futurismo,
Cubismo, Expresionismo,
Dadaísmo o Surrealismo, más
los hispánicos Creacionismo
y Ultraismo, traerán formas
transgresoras y rupturistas.
El futurismo fue el movimiento inicial de las
corrientes de vanguardia artística, fundado
en Italia por Filippo Tommaso Marinetti, quien
redactó el Manifeste du Futurisme, publicado
el 24 de febrero de 1909, en el diario Le
Figaro de París.
El futurismo se basa en las
máquinas y el movimiento,
en poesía se innova con
poesías dedicadas a
elementos modernos.
Pedro Salinas poeta de la
Generación del 27 dedicará
composiciones a una bombilla o
una máquina de escribir.
Sí, cuando quiera yo
la soltaré. Está presa
aquí arriba, invisible.
Yo la veo en su claro
castillo de cristal, y la vigilan
cien mil lanzas- los rayos
cien mil rayos- del sol. Pero de noche,
cerradas las ventanas
para que no la vean
guiñadoras espías- las estrellas,
la soltaré (Apretar un botón.).
Caerá toda de arriba
a besarme, a envolverme
de bendición, de claro, de amor, pura.
UNDERWOOD GIRLS
Quietas, dormidas están,
las treinta, redondas, blancas.
Entre todas
sostienen el mundo.
Míralas, aquí en su sueño,
como nubes,
redondas, blancas, y dentro
destinos de trueno y rayo,
destinos de lluvia lenta,
de nieve, de viento, signos.
Despiértalas,
con contactos saltarines
de dedos rápidos, leves,
como a músicas antiguas.
El cubismo fue un
movimiento artístico
desarrollado entre
1907 y 1914, nacido
en Francia y
encabezado por
Pablo Picasso,
Georges Braque y
Juan Gris. Es una
tendencia esencial
pues da pie al resto
de las vanguardias
europeas del siglo
XX. No se trata de
un ismo más, sino
de la ruptura
definitiva con la
pintura tradicional.
Buscaba descubrir una
verdad, con escrituras
automáticas, sin
correcciones racionales,
utilizando imágenes para
expresar sus emociones,
pero que nunca seguían un
razonamiento lógico
VANGUARDIA Y TRADICIÓN
LA GENERACIÓN DEL 27
De una síntesis entre la innovación
vanguardista y el amor por la tradición
surgirá la Generación del 27.
Este grupo poético lo forman:
Pedro Salinas, Jorge Guillén, Gerardo Diego, Dámaso
Alonso, Vicente Aleixandre, Federico García Lorca, Luis
Cernuda, Rafael Alberti, Emilio Prados y Manuel Altolaguirre.
Los poetas del 27 conciben la poesía como un arte
capaz de interpretar y renovar la realidad;
-Góngora es el modelo común.
-Emplean tanto formas métricas tradicionales
como otras innovadoras, especialmente el verso
libre;
-Mezclan lo culto y lo popular.
Estos autores, por lo general, evolucionan desde una
poesía pura, vital e idealista, a una poesía social y
comprometida, sobre todo a partir del advenimiento de
la República. Durante la Guerra Civil esta vertiente se
acentúa.
Tras la misma y, muerto Lorca en 1936, el grupo se
dispersa: la mayoría marcha al exilio (Guillén, Salinas,
Alberti, Cernuda,etc) por motivos políticos.
En España permanecen Gerardo Diego, Dámaso
Alonso y Vicente Aleixandre
Autores más importantes
NÓMINA DEL 27
Vicente Aleixandre
Nacido en Sevilla y criado en Málaga, fue
premio Nobel en 1977. Sus temas son
variados: el amor como impulso erótico
que lleva a la destrucción; la naturaleza
como fuente de vida. Posee una primera
etapa de corte surrealista con imágenes
oníricas e irracionales, versolibrismo; el
poeta se funde con la naturaleza.
Pertenecen a esta etapa libros como
Espadas como labios, Sombra del paraíso
y La destrucción o el amor. Su segunda
etapa supone un abandono del
surrealismo y la naturaleza para centrarse
en el hombre. De esta etapa son los libros
Historia del corazón y Poemas para la
consumación.
El poeta se acuerda de su vida
Perdonadme: he dormido.
ADOLESCENCIA
Y dormir no es vivir. Paz a los
Vinieras y te fueras dulcemente,
hombres.
de otro camino
Vivir no es suspirar o presentir
a otro camino. Verte,
palabras que aún nos vivan.
y ya otra vez no verte.
¿Vivir en ellas? Las palabras mueren.
Pasar por un puente a otro puente.
Bellas son al sonar, mas nunca duran.
¿El pie breve,
Así esta noche clara. Ayer cuando la
la luz vencida alegre?.
aurora
o cuando el día cumplido estira el rayo
Muchacho que sería yo mirando
final, ya en tu rostro acaso.
aguas abajo la corriente,
Con tu pincel de luz cierra tus ojos.
y en el espejo tu pasaje
Duerme.
fluir, desvanecerse.
La noche es larga, pero ya ha pasado.
Federico García Lorca. (1898-1936)
Fuentevaqueros (Granada)
Sus primeros libros suponen una fusión de lo
tradicional con la vanguardia y la poesía pura.
Destaca Poema del cante jondo y Romancero
gitano; son piezas de tema andaluz con
elementos oníricos y mezcla de tradición y
surrealismo.
Más tarde compone Poeta en Nueva York, obra
plenamente surrealista donde nos habla de
personajes marginados a través de versos libres y
una estética vanguardista.
Llanto por la muerte de Ignacio Sánchez Mejías y
los Sonetos del amor oscuro son las últimas obras
del granadino, donde aúna amor, erotismo,
angustia y trascendencia.
La luna se asocia
a la muerte pero
en ocasiones
simboliza el
erotismo , la
fecundidad y la
belleza.
El agua: cuando corre, es
símbolo de vitalidad.
Cuando está estancada,
representa la muerte
La sangre: representa
la vida y, derramada, es
la muerte. Simboliza
también lo fecundo, lo
sexual.
El caballo (y su jinete): está
muy presente en toda su
obra, portando siempre
valores de muerte, aunque
también representa la vida y
el erotismo masculino.
.
Las hierbas: su valor
dominante, aunque no único,
es el de ser símbolos de la
muerte.
Los metales: también su
valor dominante es la muerte.
Los metales aparecen bajo la
forma de armas blancas, que
conllevan siempre tragedia
ALBA
Mi corazón oprimido
siente junto a la alborada
el dolor de sus amores
y el sueño de las distancias.
La luz de la aurora lleva
semillero de nostalgias
y la tristeza sin ojos
de la médula del alma.
La gran tumba de la noche
su negro velo levanta
para ocultar con el día
la inmensa cumbre estrellada.
¡Qué haré yo sobre estos campos
cogiendo nidos y ramas,
rodeado de la aurora
y llena de noche el alma!
¡Qué haré si tienes tus ojos
muertos a las luces claras
y no ha de sentir mi carne
el calor de tus miradas!
¿Por qué te perdí por siempre
en aquella tarde clara?
Hoy mi pecho está reseco
como una estrella apagada.
La aurora
La aurora de Nueva York tiene
cuatro columnas de cieno
y un huracán de negras palomas
que chapotean las aguas podridas.
La aurora de Nueva York gime
por las inmensas escaleras
buscando entre las aristas
nardos de angustia dibujada.
La aurora llega y nadie la recibe en su boca
porque allí no hay mañana ni esperanza posible:
A veces las monedas en enjambres furiosos
taladran y devoran abandonados niños.
Los primeros que salen comprenden con sus huesos
que no habrá paraíso ni amores deshojados:
saben que van al cieno de números y leyes,
a los juegos sin arte, a sudores sin fruto.
La luz es sepultada por cadenas y ruidos
en impúdico reto de ciencia sin raíces.
Por los barrios hay gentes que vacilan insomnes
como recién salidas de un naufragio de sangre.
- Rafael Alberti. El gaditano se inicia en la estética neopopularista con métrica
tradicional, Marinero en tierra, El alba del alhelí. Le sigue una etapa
gongorina (Cal y canto) y una etapa surrealista: Sobre los ángeles es un libro
único en la producción de Alberti y constituye una de las cumbres españolas
del surrealismo de filiación europea.
Con la llegada de la República y la Guerra, Alberti hace poesía más
comprometida social y políticamente. Son libros de esta época Un fantasma
recorre Europa, De un momento a otro, Capital de la gloria. En el exilio no
deja de escribir: Entre el clavel y la espada; Roma, peligro para
caminantes; Retornos de lo vivo lejano.
Su estilo es sencillo, sin alardes
retóricos, le obsesiona el Mar, su mar del
Puerto, al que le canta desde el exilio.
Para él el mar simboliza la libertad y el
anhelo de su patria.
Si mi voz muriera en tierra
llevadla al nivel del mar
y dejadla en la ribera.
Llevadla al nivel del mar
y nombradla capitana
de un blanco bajel de guerra.
¡Oh mi voz condecorada
con la insignia marinera:
sobre el corazón un ancla
y sobre el ancla una estrella
y sobre la estrella el viento
y sobre el viento la vela!
El mar. La mar.
El mar. ¡Sólo la mar!
¿Por qué me trajiste, padre,
a la ciudad?
¿Por qué me desenterraste
del mar?
En sueños, la marejada
me tira del corazón.
Se lo quisiera llevar.
Padre, ¿por qué me trajiste
acá?
. El sevillano es el poeta del amor por excelencia.
Perfil del aire es su primer libro, con poesía pura.
Escribe a continuación libros surrea1istas como Un
río, un amor; Los placeres prohibidos; Donde habite el
olvido. Sus grandes obras son La realidad y el deseo y
Ocnos. El primero es el titulo de su poesía completa:
soledad, angustia, deseo de belleza absoluta; aspira a
llegar a la comunicación mediante el amor. Su poesía
del exilio en México está, entre otros, en los libros
titulados Con las horas contadas, Desolación de la
quimera. Por las características de su poética
(renuncia a la rima, a los ritmos marcados, al lenguaje
poético) es, quizás, el poeta del 27 que más ha
influido en las generaciones posteriores.
El tema de la realidad frente al deseo
podemos concretarlo en la obra de Cernuda
en una serie de motivos temáticos
recurrentes:
1.Soledad, aislamiento, marginación y
sentimiento de la diferencia.
2.Deseo de encontrar un mundo habitable
que no reprima ni ataque al individuo que
se siente y sabe diferente.
3.Deseo de encontrar la belleza perfecta,
no ensuciada por la realidad, por la
materialidad.
4.La naturaleza: dominada por la
espontaneidad y por la proyección libre
de los sentimientos y los instintos que en
el ámbito burgués deben ser reprimidos.
4.El amor,
Este motivo adopta distintos planteamientos :
-Un amor no disfrutado, pero presentido. Es lo que encontramo
principalmente, en el libro Los placeres prohibidos.
-La experiencia amorosa marcada por la insatisfacción, por
dolor y el fracaso e incomprensión. En Donde habite el olvido.
-El amor como experiencia feliz, exaltada, pero marcada por
brevedad. Poemas del cuerpo.
-El tiempo que pasa, el deseo de juventud eterna, marcada p
las experiencias amorosas, por la belleza y por la fuerza d
espíritu rebelde frente al mundo que le oprime;
-la nostalgia de la infancia, asociada a la ingenuidad y, por ello,
la felicidad y el deseo de eternidad, de llegar a fundirse con
Naturaleza en un universo perfectamente ordenado.
Te quiero.
Te lo he dicho con el viento,
jugueteando como animalillo en la arena
o iracundo como órgano impetuoso;
Te lo he dicho con el sol,
que dora desnudos cuerpos juveniles
y sonríe en todas las cosas inocentes;
Te lo he dicho con las nubes,
frentes melancólicas que sostienen el cielo,
tristezas fugitivas;
Te lo he dicho con las plantas,
leves criaturas transparentes
que se cubren de rubor repentino;
Te lo he dicho con el agua,
vida luminosa que vela un fondo de sombra;
te lo he dicho con el miedo,
te lo he dicho con la alegría,
con el hastío, con las terribles palabras.
Pero así no me basta:
más allá de la vida,
quiero decírtelo con la muerte;
más allá del amor,
quiero decírtelo con el olvido.
(Madrid, 27 de noviembre de 1891 –
Boston, 4 de diciembre de 1951)
- Pedro Salinas. Plasma su experiencia vital y amorosa en una
poesía reflexiva con hondos sentimientos y emociones. Seguro
Azar (poesía pura de influencia vanguardista), La voz a ti debida
y Razón de amor (con una gran carga conceptual), Todo más
claro (última etapa donde presenta una visión preocupada del
mundo que se va deshumanizando).
La obra poética de Salinas suele dividirse en tres etapas:
•La etapa inicial (1923–1932) está marcada por la influencia de la poesía pura de Juan
Ramón Jiménez y los ecos de las vanguardias futurista y ultraísta. La idea de la
depuración y perfección poéticas y el protagonismo que van cobrando en ella los temas
amorosos perfilan lo que será su etapa de plenitud. Pertenecen a esta etapa Presagios
(1923), Seguro azar (1929) y Fábula y signo (1931).
•La etapa de plenitud (1933–1939) está formada por la trilogía amorosa inspirada en
su amor por una estudiante estadounidense que conoció en España: La voz a ti debida,
Razón de amor y Largo lamento. Todos estos versos están escritos en heptasílabos y
octosílabos blancos o sin rima, pero progresivamente van añadiéndose endecasílabos
hasta que la proporción se invierte en el último libro.
La voz a ti debida (1933) presenta la historia de una pasión amorosa, desde su
nacimiento hasta el final.
Razón de amor (1936) examina lo que queda del amor cuando éste acaba. La
pasión y el dolor de la separación son, por lo tanto, los temas centrales del libro.
•La etapa del exilio (1940–1951) está formada por El contemplado (1946), extenso
poema en que dialoga con el mar de San Juan de Puerto Rico; Todo más claro y otros
poemas (1949), donde trata el tema de la creación a través de la palabra, y su obra
póstuma Confianza (1955), afirmación gozosa de la realidad vivida. De esta época se
suele destacar su impresionante poema «Cero», suscitado por la destrucción que
provocan las armas atómicas.
El alma tenías...
El alma tenías
tan clara y abierta,
que yo nunca pude
entrarme en tu alma.
Busqué los atajos
angostos, los pasos
altos y difíciles...
A tu alma se iba
por caminos anchos.
Preparé alta escala
-soñaba altos muros
guardándote el alma-,
(…)
Te busqué la puerta
estrecha del alma,
pero no tenía,
de franca que era,
entrada tu alma.
¿En dónde empezaba?
¿acababa, en dónde?
Me quedé por siempre
sentado en las vagas
lindes de tu alma.
Para vivir no quiero
islas, palacios, torres.
¡Qué alegría más alta:
vivir en los pronombres!
Quítate ya los trajes,
las señas, los retratos;
yo no te quiero así,
disfrazada de otra,
hija siempre de algo.
Te quiero pura, libre,
irreductible: tú.
Sé que cuando te llame
entre todas las gentes
del mundo,
sólo tú serás tú.
Y cuando me preguntes
quién es el que te llama,
el que te quiere suya,
enterraré los nombres,
los rótulos, la historia.
Iré rompiendo todo
lo que encima me echaron
desde antes de nacer.
Y vuelto ya al anónimo
eterno del desnudo,
de la piedra, del mundo,
te diré:«Yo te quiero, soy yo».
Jorge Guillén. Poeta característico de
una poesía pura e intelectual. Aire
nuestro consta de tres obras: Cántico,
poemario gozoso y lleno de vitalismo;
Clamor, donde van apareciendo
aspectos negativos (dolor, injusticia,
crueldad, muerte); y Homenaje,
donde se recupera el tono optimista
de Cántico. Suele cantarle al medio
día pues simboliza el sol la plenitud.
Dije: Todo ya pleno.
Un álamo vibró.
Las hojas plateadas
Sonaron con amor.
Los verdes eran grises,
El amor era sol.
Entonces, mediodía,
Un pájaro sumió
Su cantar en el viento
Con tal adoración
Que se sintió cantada
Bajo el viento la flor
Crecida entre las mieses,
Más altas. Era yo,
Centro en aquel instante
De tanto alrededor,
Quien lo veía todo
Completo para un dios.
Dije: Todo, completo.
¡Las doce en el reloj!
-Gerardo Diego.
Cultiva poesía de vanguardia en la línea del Creacionismo
(Imagen, Manual de espumas) y además una poesía más
enraizada en la lírica tradicional y clásica (Romancero de la novia,
Versos humanos, Alondra de verdad)
Enhiesto surtidor de sombra y sueño
que acongojas el cielo con tu lanza.
Chorro que a las estrellas casi alcanza
devanado a sí mismo en loco empeño.
Mástil de
flecha de
Hoy llegó
peregrina
soledad, prodigio isleño,
fe, saeta de esperanza.
a ti, riberas del Arlanza,
al azar, mi alma sin dueño.
Cuando te vi señero, dulce, firme,
qué ansiedades sentí de diluirme
y ascender como tú, vuelto en cristales,
como tú, negra torre de arduos filos,
ejemplo de delirios verticales,
mudo ciprés en el fervor de Silos .
-Gerardo Diego-
AL CIPRÉS DE SILOS
-Dámaso Alonso.
-Poesía no muy abundante pero sí de enorme valor en la lírica
española del siglo XX. Sus obras más destacadas son: Poemas
puros, poemillas de la ciudad, Hijos de la ira y Hombre y
Dios.
Poema Insomnio
Madrid es una ciudad de más de un millón de
cadáveres (según las últimas estadísticas).
A veces en la noche yo me revuelvo y me incorporo en
este nicho en el que hace 45 años que me pudro,
y paso largas horas oyendo gemir al huracán, o ladrar
los perros, o fluir blandamente la luz de la luna.
Y paso largas horas gimiendo como el huracán,
ladrando como un perro enfurecido, fluyendo como la
leche de la ubre caliente de una gran vaca amarilla.
Y paso largas horas preguntándole a Dios,
preguntándole por qué se pudre lentamente mi alma,
por qué se pudren más de un millón de cadáveres en
esta ciudad de Madrid,
(…)
Dime, ¿qué huerto quieres abonar con nuestra
podredumbre?
¿Temes que se te sequen los grandes rosales del día,
las tristes azucenas letales de tus noches?
Poetas de la guerra
LA GENERACIÓN DEL 36
La generación de 1936, promoción de 1936 o primera
generación de posguerra es un movimiento literario
formado en España por los escritores, poetas y
dramaturgos de la época de la Guerra Civil Española que
se dio entre los años 1936 y 1939.
Padecen las consecuencias de la dura España de la
autarquía y la división entre vencedores y vencidos, la
censura y las penurias y miserias morales y materiales
que imponía la situación. Son los años de pujanza del
existencialismo.
Los poetas de la generación, según esta norma,
serían: Miguel Hernández, Luis Rosales, Leopoldo
Panero y Luis Felipe Vivanco, Ildefonso-Manuel Gil,,
Gabriel Celaya, Arturo Serrano Plaja, entre otros
muchos.
Miguel Hernández
La vida y la obra de Miguel Hernández
sirven de puente entre dos etapas de la
poesía española: por su precocidad,
Dámaso Alonso lo llamó “genial epígono del
27” y por su edad lo incluimos en la mal
llamada Generación del 36. Llevado por su
ansia de saber, tiene una formación
autodidacta y una vocación poética
temprana. Es un poeta excepcionalmente
dotado que sabe conjugar la fuerza de la
inspiración con el arte más riguroso. El rayo
que no cesa donde
Alcanza su plenitud poética en el amor es el
tema fundamental junto al de la vida y la
muerte (Elegía a Ramón Sijé, Oda a Pablo
Neruda y Oda a Vicente Aleixandre).
.-
(Orihuela, 30 de
octubre de 1910 –
Alicante, 28 de marzo
de 1942)
Con la llegada de la guerra comienza su periodo de
poesía comprometida: Viento del pueblo y El hombre
acecha.
Finalmente, en la cárcel, compone la mayor parte de
Cancionero y romancero de ausencia donde aparece un
hombre dolorido por las consecuencias de la guerra y la
separación de su familia. Muy conocido es su poema
Nanas de la cebolla, dedicado a su hijo.
La cebolla es escarcha
cerrada y pobre:
escarcha de tus días
y de mis noches.
Hambre y cebolla:
hielo negro y escarcha
grande y redonda.
En la cuna del hambre
mi niño estaba.
Con sangre de cebolla
se amamantaba.
Pero tu sangre,
escarchada de azúcar,
cebolla y hambre.
Vuela niño en la doble
luna del pecho.
Él, triste de cebolla.
Tú, satisfecho.
No te derrumbes.
No sepas lo que pasa
ni lo que ocurre.
Umbrío por la pena, casi bruno,
porque la pena tizna cuando estalla,
donde yo no me hallo no se halla
hombre más apenado que ninguno.
Sobre la pena duermo solo y uno,
pena en mi paz y pena en mi batalla,
perro que ni me deja ni se calla,
siempre a su dueño fiel, pero importuno.
Cardos y penas llevo por corona,
cardos y penas siembran sus leopardos
y no me dejan bueno hueso alguno.
No podrá con la pena mi persona
rodeada de penas y de cardos:
¡cuánto penar para morirse uno!
Yo quiero ser llorando el hortelano A las aladas almas de las rosas
de la tierra que ocupas y estercolas, del almendro de nata te requiero,
compañero del alma tan temprano.(…)
que tenemos que hablar de muchas
cosas,
Un manotazo duro, un golpe helado, compañero del alma, compañero.
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.
No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.
(…)
Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano está rodando por el suelo.
No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.
La lírica desde 1940 hasta los años 70
LA POESÍA POSTERIOR A 1939
.- Los primeros años. La poesía hasta los años 50.
La poesía de la primera posguerra está fuertemente
condicionada por la situación histórica española. Puede
agruparse en tres tendencias:
1
a) La poesía arraigada: la escribió un grupo de poetas en los años 40
que estaban más interesados en la perfección del verso y la
expresión de la belleza que en pintar la triste situación del momento,
recién acabada la Guerra Civil.
Ante el horror de la reciente guerra, los poetas buscan respuestas y
realizan una poesía espiritualista que dirige a Dios sus quejas y
preguntas y, en ocasiones, se rebela ante Él. La actividad lírica de
esta época se centra en la colaboración en revistas literarias:
- Escorial (1940)
- Garcilaso (fundada en 1943 por José García Nieto) agrupa a los poetas
más cercanos al régimen oficial, cultivan una lírica de corte clásico y
visión optimista del hombre y el mundo: Luis Rosales, Leopoldo Panero,
Luis Felipe Vivanco…
b) Poesía desarraigada: surge como
reacción a los “arraigados”.
Importante para esta poesía es la
publicación de Hijos de la Ira de
Dámaso Alonso.
La publicación más duradera de
este tipo de poesía es la revista
Espadaña, bajo la dirección de
Antonio González de Lama y de los
poetas Victoriano Crémer y Eugenio
de Nora, donde los poetas
contrarios al régimen aportan
una visión desarraigada de un
mundo conflictivo e imperfecto y
elevan su voz para gritar sus
inquietudes y sus circunstancias
vitales.
C) Poesía espiritual. Poesía social.
La primera poesía de posguerra se
caracteriza, frecuentemente, por un tono
individualista. Los poetas alzaban, como
hemos visto, sus ojos a Dios para pedirle
explicaciones acerca de lo que observan a su
alrededor. Poco a poco, se irá modificando
esta tendencia inicial, de manera que a finales
de los cuarenta surge en España una poesía
denominada social en la que asistimos a una
evolución del yo (protagonista de la lírica
espiritualista de los 40) al nosotros.
Gabriel Celaya y Blas de Otero
POETAS MÁS REPRESENTATIVOS
Gabriel Celaya (Hernani, Guipúzcoa, 18 de marzo
de 1911 – Madrid, 18 de abril de 1991) fue un poeta
español de la generación literaria de posguerra. Es
uno de los más destacados representantes de la
que se denominó «poesía comprometida».
“Cantemos como quien respira. Hablemos de lo que
cada día nos ocupa. Nada de lo humano debe quedar
fuera de nuestra obra En el poema debe haber barro,
con perdón de los poetas poetísimos. La Poesía no es un
fin en sí. La Poesía es un instrumento, entre otros, para
transformar el mundo”
•Blas de Otero: es uno de los mejores poetas de la
posguerra.
•Primera etapa: Ángel fieramente humano, Redoble
de conciencia, poesía de tono existencial donde
busca a Dios;
•Segunda etapa: Pido la paz y la palabra, poesía
social donde se dirige a los otros para cantar sus
deseos de paz, libertad y justicia.
La poesía social evita los problemas íntimos,
individuales, para centrarse en lo colectivo.
Asimismo, se rechaza el esteticismo y la poesía pura:
el poeta debe dejar de lado sus problemas
personales y comprometerse, tomar partido ante la
situación del momento. De este modo, se pretende
crear una poesía clara, para la inmensa mayoría, que
incluso emplea rasgos coloquiales en su afán de
claridad.
LA POESÍA ES UN ARMA
CARGADA DE FUTURO
En el principio
Si he perdido la vida, el tiempo, todo
lo que tiré, como un anillo, al agua,
si he perdido la voz en la maleza,
me queda la palabra.
Si he sufrido la sed, el hambre, todo
lo que era mío y resultó ser nada,
si he segado las sombras en silencio,
me queda la palabra.
Si abrí los labios para ver el rostro
puro y terrible de mi patria,
si abrí los labios hasta desgarrármelos,
me queda la palabra.
HOMBRE
Luchando, cuerpo a cuerpo, con la muerte,
al borde del abismo, estoy clamando
a Dios. Y su silencio, retumbando,
ahoga mi voz en el vacío inerte.
Oh Dios. Si he de morir, quiero tenerte
despierto. Y, noche a noche, no sé cuándo
oirás mi voz. Oh Dios. Estoy hablando
solo. Arañando sombras para verte.
Alzo la mano, y tú me la cercenas.
Abro los ojos: me los sajas vivos.
Sed tengo, y sal se vuelven tus arenas.
Esto es ser hombre: horror a manos llenas.
Ser —y no ser— eternos, fugitivos.
¡Ángel con grandes alas de cadenas!
León Felipe, Baena… etc
OTROS POETAS IMPORTANTES :
LEÓN FELIPE
(1884- 1968
:Poeta Zamorano que aunque es de una
generación anterior es una de las voces más
auténticas de la poesía española del exilio,
mostrando su drama personal y el de España su
poesí a refleja su lucha por la justicia en las dos
Españas.(Español del éxodo y del llanto, Ganarás
la luz y Llamadme publicano)
JUAN GIL-ALBERT
1904-1994
(
Poeta alicantino que regresa a
España tras el exilio en 1947. Su obra
no es reconocida hasta los años 70.
su poesía tiene gran valor ético y
humano. En sus primeras obras, sus
versos se cargan de un marcado
compromiso (Candente horror (1936)).
- Por estas fechas comienza también a
escribir José Hierro, uno de los
poetas más personales y reconocidos
de la segunda mitad del siglo XX.
PABLO GARCÍA BAENA Y EL GRUPO
En la posguerra también hubo lugar para la poesía pura,
gracias a un grupo de poetas cordobeses que fundan en 1947
la revista Cántico. Su nombre procede de la obra del poeta
puro por excelencia en nuestra poesía, Jorge Guillén.
También se hallan muy influidos por el intimismo y el
refinamiento de Luis Cernuda.
Pablo García Baena (Córdoba, 1923) es el principal
representante del grupo «Cántico».
El amor es el tema fundamental (habitualmente se trata de
amores prohibidos). El grupo «Cántico» se compone de otros
autores cordobeses: Juan Bernier, Ricardo Molina, Julio
Aumente...
EL POSTISMO 1946
La revista Postismo(Postsurrealismo) da
nombre al último de todos los «ismos»,
que se autodefine como el surrealismo
ibérico. El gaditano Carlos Edmundo de
Ory es su fundador.
Participan también Eduardo Chicharro y
Silvano Sernesi. Se trata de un
movimiento que reivindica la libertad
creativa y el sentido lúdico del arte. Por
problemas con la censura, la revista
Postismo sólo publicó un número.
LA POESÍA DE LOS 50 A LOS 70
.-
La generación de los 50.
A mediados del siglo XX irrumpe en el
panorama literario un nuevo grupo de poetas que se aparta de la
poesía social. La crítica los ha llamado “Generación de los 50”(o
de los 60) o “Segunda generación de posguerra”. La poesía de
estos autores vuelve a preocuparse por el Hombre; se trata de
una poesía inconformista y escéptica (estos poetas dudan de
la capacidad de la poesía para transformar el mundo) que se
centra en lo cotidiano y recupera el intimismo. Observamos en
estos poetas una clara preocupación por la estética.
Nos referimos a poetas como:
- Ángel González: Es uno de los poetas de su generación con
mayor espíritu crítico y social, aunque muy ligado a su “yo” en
algunos momentos (Áspero mundo).
- Francisco Brines: utiliza el lenguaje cotidiano de forma
elaborada y artística. Sus temas más importantes son el amor y el
fluir inevitable del tiempo. Reune su obra en Ensayo de una
despedida:Poesía completa (1960-1997).
Jaime Gil de Biedma: su actitud
irónica y sarcástica , fruto de una
visión desencantada y crítica del
mundo, es su principal característica
(Compañeros de viaje, Poemas
póstumos).
-
Claudio Rodríguez: Poeta que ahonda en la visión y emoción del
paisaje, así como en el amor, la vida, la solidaridad y el hombre
en sí mismo (Conjuros, Alianza y condena).
Otros poetas dignos de mencionar son José Agustín Goytisolo,
José Ángel Valente y Antonio Gamoneda (contemporáneo de los
poetas de esta generación pero no se incluye en ella ni en ningún
otro grupo o tendencia).
Otros autores relevantes son Antonio Colinas, Luis Alberto de
Cuenca o Justo Jorge Padrón.
Hemos de resaltar la importancia que adquiere la poesía escrita
por mujeres pertenecientes a generaciones distintas, pero que
publican o consolidan su obra entre los años 40 a 70: Ernestina
de Champourcín, Carmen Conde, Concha Zardoya, Gloria
Fuertes y Clara Janés.
LA LÍRICA DESDE LOS 70 HASTA HOY
.- Los novísimos
Tras la revolución cultural del «mayo del 68», surge un nuevo grupo de poetas
conocido como Generación del 68 o novísimos. Plantean un amplio concepto
de la cultura, que incluye manifestaciones marginales o no consideradas hasta
entonces (el cómic, el cine, nuevas formas musicales como el pop o el jazz).
Junto con esta línea pop, otros novísimos -los culturalistasoptan por una poesía decadentista inspirada en la obra
del griego Kavafis y toma a Venecia como el centro de su estética.
1
Los novísimos sienten a Aleixandre o Cernuda como modelos y
revitalizan al grupo «Cántico» y al Postismo. El nombre de este grupo de
poetas procede de la antología Nueve novísimos poetas españoles, publicada
en 1970 por José Mª Castellet. El grupo lo forman Pere Gimferrer, Leopoldo
María Panero, José María Álvarez, Guillermo Carnero, Manuel Vázquez
Montalbán, Antonio Martínez Sarrión, Félix de Azúa, Vicente Molina Foix y Ana
María Moix.
Desde los años 70 se advierte una mayor variedad en la
lírica española. La década se inicia bajo la influencia de
los novísimos y aparecen nuevas tendencias:
- Experimentalismo (José Miguel Ullán): basado en la
utilización de las antiguas técnicas vanguardistas
(collages, poemas visuales.. .).
- Culturalismo (Antonio Colinas, Julio Martínez
Mesanza, Aurora Luque): influencia del mundo clásico
grecolatino o la Edad Media. El poeta manifiesta un
vasto dominio cultural.
Surrealismo. En los ochenta podemos destacar una
línea de recuperación del Surrealismo, en la que
destacan las poetas Blanca Andreu o la gaditana Ana
Rossetti; experta en poesía erótica.
NEOPURISMO: (Andrés Sánchez Robayna, Jenaro Talens,
Jaime Siles, Juan Carlos Suñén, Julia Castillo, Justo
Navarro). La también llamada poesía del silencio o
minimalista entronca con la poesía pura y se orienta
hacia la indagación sobre el lenguaje. Son rasgos de esta
poética la ausencia de adornos superfluos y el
antirretoricismo. Se les llama también poetas profesores.
- POESÍA DE LA CONCIENCIA: (Jorge Riechmann,
Fernando Beltrán, Enrique Falcón, Antonio Méndez
Rubio). Son poetas que pretenden sacudir la conciencia.
La poesía se concibe como acción social y hasta política.
Incluimos dentro de esta tendencia el «realismo sucio»
de David González, Pablo Garda Casado o Roger Wolfe.
-Poesía trascendente
-(José Luis Puerto, Vicente Valero, Julio
LLamamazares). La poesía debe
transportarnos a una segunda realidad.
- Poesía clasicista: se persigue una perfección
formal. Se adoptan metros y estrofas clásicas
(Antonio Carvajal, Fernando de Villena o
Francisco Castaño).
- Poesía de la experiencia. Es la tendencia poética más
característica de los últimos años. Tras el declive de la
estética novísima, se produce una recuperación de la
generación del medio siglo (Ángel González, Claudio
Rodríguez...) y una revisión de la tradición literaria previa. Se
observa una tendencia a la recuperación de ciertas formas
métricas combinada con el uso de un lenguaje
perteneciente al mundo de lo cotidiano. El tono
suavemente elegíaco .Tampoco faltan elementos irónicos y
humorísticos. En cuanto a los temas, destacan los urbanos,
extraídos de la experiencia vivida por los propios poetas. En
este sentido, es muy usual recuperar escenas de la infancia
o la adolescencia. Se aprecia un lenguaje muy elaborado y
elegante, sin caer en excesos retóricos.
Autores como Miguel d'Ors, Jon Juaristi, Andrés Trapiello, Luis
García Montero, Felipe Benítez Reyes, Luis Alberto de
Cuenca, entre otros,cultivan esta línea poética.
Aquí se acaba esto
La poesía extensa
No tenedle gran miedo
A jugar con las letras
Centráos en las palabras
Que no tengan rarezas
A veces dan la pista
Para sacar el tema
Vocablos tan sencillos
Solo, pena , tristeza…
La clave va con ellas:
Amor, naturaleza,
Tiempo, muerte , destino,
Retazos de existencia…
Dejaos llevar por dentro
Dejad el alma impresa
Por nota , tanto esfuerzo
Tendrá su recompensa.
-NIN-
Descargar

Descarga - Lengua y literatura