HOMILETICA I
Seminario Todas Las Naciones
Profesor Pr. Bonifacio Peregrino
Introducción a la homilética
I. Historia de la homilética.
A. La predicación cristiana es una vocación, un llamado, pero debe
considerarse que al hablar en el Nombre de Dios los
predicadores lo hacen al modo de su propia generación.
B. El arte de la homilética tiene ciertos antecedentes históricos.
Tales como:
La Predicación Hebrea
La Retórica Antigua
La predicación hebrea, tiene que ver con el mensaje que
transmitieron los hombres de Dios, desde Adán en adelante , lo
hicieron de una forma clara, entendible y tal como lo
recibieron. 1 Samuel 3:15-21; Ezequiel 2:1-7; Nehemías 8:8
2. Los escribas (copistas o amanuenses) continuaron la
predicación hebrea, pero no fueron ellos los iniciadores más
bien fueron los preservadores. Ellos interpretaban la historia de
la ley y los profetas; de estos predicadores hebreos proviene el
término “homilética” , es decir una plática basada en la
Escritura.
3. Al mismo tiempo la retórica antigua se fue desarrollando en el
mundo de la antiguedad, tradicionalmente se estima que los
principios retóricos fueron registrados en su origen por Corax
y su discípulo Tisias por el año 465 a.C. Estas normas habían
sido formuladas para ayudar a los ciudadanos comunes a
preparar discursos para ser presentados en las cortes.
1.
La retórica griega llega a su culminación en los escritos de
Aristóteles (384-322 a.C.). Su retórica fue la primera obra de
gran importancia en esta materia, Aristóteles desarrollo ideas
que ya habían sido enunciadas por Platón.
5. Al transformarse Roma en el centro cultural del mundo de la
antiguedad, los retóricos latinos Cicerón (106-43 a.C.) y
Quintiliano (35-95 d.C.) hicieron contribuciones muy
significativas. Cicerón escribió varios libros, siendo su obra más
útil “De oratore”. La obra mayor de Quintiliano fue
“Instituciones de oratoria”. Ambos autores se apoyaban
mucho en la retórica de Aristóteles.
4.
II. La “Retórica” y sus primeros rumbos.
A. Qué es la retórica?
Retórica es el arte que enseña las reglas del bien decir. Es la expresion
del pensamiento para hacerlo más claro y fácil de entender.
B.
Los primeros rumbos de la retórica primitiva fueron:
Retórica
Primitiva
1 Invención
3 Estilo
2 Ordenación
El presentador tenía que
El presentador tenía que
El presentador tenía que ser
presentar su mensaje usando
adoptar su propio estilo de
ordenado en la presentación de su
sus capacidades mentales para
predicación durante la
mensaje
captar la atención
presentación de su mensaje
4 Elocución
5 Memoria
El presentador tenía que procurar
El presentador tenía que ejercitar su
las mejores palabras y el mejor
memoria para presentar el mensaje
momento de decirlas en su
con la mayor exactitud posible
presentación
C. Tanto la predicación hebrea como la retórica tuvieron su mayor
desarrollo por el mismo tiempo, sin embargo son diferentes la
una de la otra:
1.
La contribución hebrea tenía que ver primeramente con el
contenido, consistía en saber o en conocer las Escrituras,
pues la base del mensaje hebreo era la Palabra de Dios.
2.
La retórica antigua por su parte consistía, especialmente
en cuanto lo formal, en dominar todas sus reglas.
D. Los primeros cristianos, como era lógico, siguieron el estilo
usado por los escribas, los ancianos de las sinagogas y por el
Señor Jesucristo. El evangelio era presentado de una forma
simple y sencilla a manera de una homilia (Mt. 5-7; Hech. 7:154; 8:29-35; 18:24,25). Esto cambio cuando el evangelio fue
presentado a los gentiles pues ellos estaban al tanto de los
principios retóricos de la época (Hec. 17:22-31).
E.
Orígenes y San Agustín dieron una mayor fuerza a los
principios retóricos. San Agustín dedicó uno de sus escritos
completamente al arte de la predicación.
III. Los reformadores y la predicación.
A.
Los reformadores (s. XVI) se ocuparon de enfatizar la predicación
de la Palabra de Dios y la implementaron más plenamente
durante la época de la reforma protestante. El problema al que
ellos se enfrentaron no fue solamente el de rescatar la predicación
sino el de rescatarla basada en la Palabra de Dios. De esta manera
el sermón volvió a ser central y el texto bíblico se constituyó en
el eje central de la predicación.
B.
Lutero declaró que un predicador debía tener estas virtudes:
9
Aceptar ser
el blanco de
todos, para
bien o para
mal
8
Comprometerse en
cuerpo y alma
con la Palabra
de Dios
7
Estar
seguro de
su
doctrina
1
Enseñar
sistemáticamente
2
Ser
despierto
e
ingenioso
3
Ser
elocuente
Virtudes de
un
predicador
6
Saber
cuando
terminar
4
Tener
buena voz
5
Tener una
buena
memoria
Importancia de la homilética
I. Introducción.
A. La predicación cristiana es una bendición y un privilegio del que
gozamos los cristianos, sin embargo se debe entender que para
predicar se tiene que tener un claro conocimiento de la
homilética.
B.
El predicador necesita conocer el proceso que lo lleva a elaborar
un bosquejo, es ahí donde la homilética toma su importancia.
II. Qué es la homilética?
Es el arte de organizar los pensamientos para expresarlos en un orden
lógico.
Es el arte de preparar y presentar en forma ordenada un mensaje o sermón
basado en la Palabra de Dios.
Definitivamente la homilética es un “arte”, como el pintar
cuadros. No cualquiera tiene la habilidad ni el don. Pero se puede
aprender. Es arte porque se crea un discurso a partir de la Biblia.
B. Dice la definición: “Es el arte de preparar y presentar…” Es un
discurso que se ha de preparar y presentar ante una audiencia de
acuerdo con ciertos parámetros de comunicación efectiva como el
contacto visual, buen tono de voz, gestos y ademanes, etc.
C. Dice también la definición: “Es el arte de preparar y presentar en
forma ordenada…” Es un discurso que trata un sólo tema en
particular que conlleva un orden, es sistemático y lógico. No es
una simple platica oratoria sin ningún orden y lógica.
A.
D. Es un mensaje que se extrae directamente de la Palabra de Dios
para comunicarlo a una audiencia que escucha hablar a Dios a
través de su mensajero.
III. ¿Por qué es importante la homilética?
A. Se ha dicho que la homilética es la herramienta con la cual el
predicador desarrolla su mensaje basado en la Biblia.
B. Para que el predicador tenga éxito necesita reconocer cuatro
aspectos que hablan de la importancia de la homilética:
1. La homilética enseña como
desarrollar adecuadamente un bosquejo.
4. La homilética compromete al
predicador con un constante
crecimiento espiritual y creativo.
2. La homilética conduce al
predicador a una preparación previa
al mensaje.
3. La homilética guía al predicador a
un estudio conciso de la Biblia y otras
fuentes de investigación.
¿Qué es la predicación?
I.
Introducción.
La mayoría de los eruditos en la homilética están de acuerdo en lo
que debe y lo que no debe ser una predicación.
B. Hoy en día, en muchos púlpitos cristianos, no se esta predicando
de la manera correcta, sino más bien se esta entreteniendo a la
gente de tal manera que la predicación se ha convertido en otro
de los tantos actos religiosos que se llevan a cabo dentro de la
iglesia.
C. Por ello, necesitamos estar consientes de lo que es la verdadera
predicación para no cometer el mismo error mencionado antes.
A.
II. Lo que es la predicación.
1. Es la proclamación de la Palabra de Dios.
2. Es la revelación de Dios al hombre y la salvación en Cristo.
3. Es lo que Dios ha hecho por medio de Cristo en la
experiencia humana.
4. Es lo que Dios está dispuesto a hacer por el hombre.
III. Lo que no es la predicación.
1. Un discurso de
ideas humanas.
IV. Motivos incorrectos para predicar.
1
Tener ansiedad de
poder, o querer
dominar a los demás.
2
Buscar ser alabado, o
querer elogios y
felicitaciones.
4
Hacerlo para
exhibirse o darse a
conocer.
3
Querer satisfacer
una necesidad
emocional.
V.
Motivos correctos para predicar.
2. Presentar el
evangelio de
Cristo.
1 Cor. 15:1-5
1. Darle la
gloria a Dios en
todo momento.
1 Cor. 10:31
3. Revelar los
misterios de
Dios.
Ef. 3:8,9
4. Hacer
comprensible a la
gente el mensaje
de Dios.
Sal. 119:130
6. Provocar un
encuentro entre Dios
y el ser humano a
través de la fe.
Rom. 10:17
5. Crear un
diálogo entre
Dios y el
hombre.
Salmo 32
7. Entregar un
mensaje de parte
de Dios para el
alma del individuo.
1 Jn. 1:5
Tipos principales de
sermones
I.
Introducción.
Hasta ahora se conocen muchos tipos diferentes de sermones, y
muchas maneras diferentes de clasificarlos. En dicha clasificación,
se usan diferentes definiciones, y en el uso de estas definiciones
hay una considerable extensión en la clasificación.
B. Algunos clasifican los sermones de acuerdo con su contenido o
tema, otros más en base a su estructura, y otros los clasifican de
acuerdo al método psicológico usado cuando se presentan los
mensajes.
C. Pero, tal vez el método menos complicado sea el de clasificarlos
como sermones temáticos, textuales y expositivos. Estudiaremos
estos tres tipos principales.
A.
II. El sermón temático.
Es aquel en donde se desarrolla el título pero no el texto. En
ocasiones se pone como base un texto, pero no se analiza el texto,
sino el tema. Se analiza el conjunto de enseñanzas o doctrinas que
se encuentran en la Biblia sobre dicho tema. Esta clase de
sermones necesita bastante argumento bíblico.
A.
Un ejemplo de sermón temático.
Tema: Madurez espiritual
Título: “Alcanzando madurez”
Idea central o proposición: ¿Cómo puede un creyente alcanzar la
madurez espiritual?
I. Debe pasar tiempo leyendo la Biblia. Juan 8:31,32
II. Debe pasar tiempo en oración. Juan 15:7,8
III. Debe pasar tiempo de compañerismo con otros creyentes.
Juan 13:34,35
B.
Otro ejemplo de sermón temático.
Tema: Razones para las oraciones no contestadas
Título: “El por qué de las oraciones sin respuesta”
Idea central o proposición: En muchas ocasiones las oraciones
de los creyentes no son contestadas por Dios.
I.
II.
III.
IV.
Porque piden mal. Santiago 4:3
Porque tienen pecado en el corazón. Salmo 66:18
Porque dudan de la Palabra de Dios. Santiago 1:6,7
Porque desobedecen a la Palabra. Proverbios 28:9
III. El sermón textual.
Es el que se limita a exponer y explicar, por lo regular, un solo texto
bíblico. Los puntos o divisiones principales del sermón se sacan
directamente del texto. El texto provee el tema del sermón.
A.
Un ejemplo de sermón textual.
Tema: Características de los creyentes
Texto: Juan 10:27
Título: “Un rebaño muy peculiar”
Idea central o proposición: ¿Cuáles son las características de los
creyentes en Cristo?
I.
II.
III.
IV.
Son pueblo especial: “Mis ovejas…”
Son pueblo atento: “oyen mi voz…”
Son pueblo amado: “yo les conozco…”
Son pueblo obediente: “ellas me siguen.”
B.
Otro ejemplo de sermón textual.
Tema: El próposito de Esdras en su corazón.
Texto: Esdras 7:10
Título: “Primero lo primero”
Idea central o proposición: El creyente debe proponer en su
corazón conocer, obedecer y enseñar la Palabra de Dios.
I. El creyente debe estar decidido a conocer la Palabra.
II. El creyente debe estar decidido a obedecer la Palabra.
III. El creyente debe estar decidido a enseñar la Palabra.
IV. El sermón expositivo.
Es el sermón bíblico que comprende la proclamación textual de un
párrafo o porción completa de la Biblia de manera ordenada o
sistemática, además de la explicación del significado del mensaje
para que los que escuchan puedan entender. También comprende la
exhortación a la gente a obedecer y a aplicar la verdad contenida
en el mensaje.
John MacArthur en su libro “El redescubrimiento de la
predicación expositiva” da esta definición: “La predicación
expositiva es la presentación de la verdad bíblica, derivada de
y transmitida a través de un estudio histórico, gramático, y
guiado por el Espíritu, de un pasaje en su contexto, el cual el
Espíritu Santo aplica primeramente a la vida del predicador
y luego mediante este a su congregación.
A. Un ejemplo de sermón expositivo.
Tema: La base del contentamiento del cristiano.
Texto: Salmo 23
Título: “El salmo del contentamiento”
Idea central: La base del contentamiento del cristiano se encuentra en
tres cosas importantes.
I.
Se encuentra en su Pastor. vr. 1
A. Un pastor divino.
B. Un pastor personal.
II. Se encuentra en su provisión. vrs. 2-5
A. Reposo. vr.2
B. Conducción. vr. 3
C. Consuelo. vr. 4
D. Abundancia. vr. 5
III. Se encuentra en su esperanza. vr. 6
A. Una brillante esperanza para esta vida.
B. Una bienaventurada esperanza para el más álla.
B. Otro ejemplo de un sermón expositivo.
Tema: Una fe activa en medio de las pruebas y las
tentaciones.
Texto: Santiago 1:2-12
Título: “Soportando lo insoportable”
Idea central: Una fe activa soporta las pruebas y las
tentaciones.
I.
Una fe activa puede soportar las pruebas y las
tentaciones teniendo una actitud positiva. vrs. 2-4
II. Una fe activa puede soportar las pruebas y las
tentaciones pidiendo sabiduría al Señor. vrs. 5-8
III. Una fe activa puede soportar las pruebas y las
tentaciones teniendo contentamiento. vrs. 9-11
IV. Una fe activa puede soportar las pruebas y las
tentaciones tomando en cuenta la recompensa. vr. 12
Estructura del bosquejo
homilético y sus definiciones
I.
Introducción.
Anteriormente hablamos de la aportación que la retórica antigua
le ha hecho a la homilética.
B. Se dijo además que la retórica tiene que ver con las reglas o
normas del buen decir o hablar. Y ya que esto es asi, tenemos que
decir entonces que la retórica desarrolla un diseño de
presentación para seguir el orden lógico de lo que se va a hablar
durante el sermón. Ha ese diseño se le ha llamado “bosquejo”.
C. Es importante notar que para cada uno de los elementos que
forman las partes de un bosquejo hay reglas que se aplican para su
uso correcto.
A.
II. ¿Cuáles son las ventajas de usar un bosquejo?
Me ayuda en
dos cosas:
Cuando debo
de terminar y
cuando estoy
perdido
Amplia la idea
de lo que
tengo que
decir
Mantiene el
interés en la
audiencia
La audiencia
sabrá de que
estoy hablando
Me ayuda a
organizar los
pensamientos
Me sirve como
guía del
sermón para
no salirme del
tema
III. ¿Cuáles son las partes de un bosquejo?
1. Tema
2. Texto
3. Título
4. Propósito
5. Proposición o idea
central
6. Introducción
7. Oración transitoria
8. Divisiones
9. Subdivisiones
10. Conclusión
IV. Definiciones de las partes de un bosquejo.
1. Tema: Es el asunto del que voy a hablar o a predicar.
2.
Texto: Es el texto o pasaje clave de la Biblia que voy a usar en mi
sermón.
3.
Título: Es el nombre dado al sermón, es una frase que
regularmente indica el rumbo o asunto del sermón. Por lo
general no se dice durante el sermón.
4.
Propósito: Es lo que quiero lograr en mi audiencia con este tema.
Es lo que me motiva a predicar el sermón.
5.
Proposición: Es la idea principal a través de la cual gira todo el
sermón y que el predicador se propone desarrollar, considerar,
demostrar o explicar. Es la principal lección o verdad espiritual
del sermón.
6.
Introducción: Es el proceso mediante el cual el predicador trata
de preparar las mentes y de asegurar el interés de sus oyentes en
el mensaje que tiene que proclamar.
7.
Oración transitoria: Se usa para conectar la proposición o idea
central con el cuerpo del sermón o las divisiones principales.
También se utilizan transiciones para pasar de una división a otra.
8.
Divisiones: Son las secciones principales de un discurso
ordenado.
9.
Subdivisiones: Son el complemento de las divisiones principales,
también se les ha llamado la carne del sermón, ya que es en ellas
donde se desarrolla el mensaje y cumplo mi propósito.
10. Conclusión: Es el climax de todo el sermón, en el que el
constante objetivo del predicador llega a su meta en forma de un
poderosa impresión. La conclusión está diseñada con el propósito
de llevar a la congregación a tomar decisiones correctas.
EL TEMA
I.
Introducción.
El primer elemento para preparar un buen sermón es tener un
mensaje definido acerca de lo que se va a hablar durante el
sermón.
B. Antes de proceder a la preparación de un sermón el predicador
debe responder a una corta y breve pregunta: “¿De que voy a
hablar?”.
C. La respuesta a dicha pregunta será el tema del sermón que se va a
predicar.
D. Un sermón sin tema es como tirar al blanco sin tener un blanco.
A.
II. Propósitos del tema del sermón bíblico.
A.
Fomentar la unidad del sermón, y si los argumentos,
explicaciones y aplicaciones son adecuados, lograr que el tema
permanezca como nota dominante sobre la mente.
B.
Ayudar en dar intensidad y firmeza al sermón y mantener de esta
forma el discurso dentro de los límites razonables. Por esto es
preferible tener el tema bien limitado, definido y no tan amplio.
C.
De alguna manera, ser el resumen del texto y del sermón
concretado en unas cuantas palabras. Además de ser el lazo de
unión de los diversos pensamientos que entrarán en el discurso.
III. Características del tema de un sermón bíblico.
A. Debe ser de importancia vital para el oyente. Debe tratar
algunas de las grandes verdades bíblicas.
B.
Debe ser pertinente a las necesidades de los oyentes.
Debe presentar las verdades eternas que el predicador se propone
aplicar a las necesidades más apremiantes de la congregación.
C.
Debe tener una legítima relación con las Escrituras. En
otras palabras debe derivarse legítimamente de la base bíblica.
Hay solo tres maneras de que un tema se derive de la base bíblica:
1.
2.
3.
D.
Puede ser sacado directamente de la base bíblica. (Juan 3:16)
Puede ser inferido por procedimientos lógicos como inducción,
deducción y analogía. (Exódo 12:1-13 para una analogía)
Puede ser sugerido por el pasaje bíblico. (Romanos 12:1,2)
Debe ser una frase breve, clara y que comprenda la
sustancia del sermón.
IV. Maneras para encontrar temas para sermones bíblicos.
1. Pidiéndolos a Dios en oración.
2. A través de las visitas pastorales.
3. En eventos especiales tales como:
Navidad, día de las madres, la Pascua, etc.
4. Reflexionando en las varias necesidades
de la iglesia o del mundo en general.
5. En las lecturas y tiempos devocionales del
predicador.
6. Leyendo o escuchando sermones de otros
predicadores.
7. Sacados directamente de un tema general
o pasaje bíblico.
El Texto
I.
Introducción.
El texto es el versículo, párrafo o porción de la Palabra de
Dios, en el cual se basa el sermón que se va a predicar.
B. También puede decirse que el texto es la raíz del tema que se va a
exponer. El texto no es solamente el punto de partida del
sermón, sino que es la raíz que esta entretejida en todo el
mensaje.
C. Tendremos que decir entonces, que no puede haber un sermón o
mensaje bíblico sin un texto o base bíblica adecuada.
A.
II. Razones fundamentales para tener un texto bíblico.
1. Establece la necesidad de que cada sermón
tenga una base bíblica.
2. Determina cual ha de ser la extensión
mínima del pasaje o texto.
3. Constituye una unidad completa de
pensamiento y contribuye a la exactitud de la
misma.
4. Ayuda a mantener la atención de los
oyentes.
5. Contribuye a la autoridad del mensaje
divino. Lo reviste de la autoridad divina.
6. Contribuye en dar respeto a Dios y a la
congregacion.Ya que es una falta de respeto
predicar sin un texto o base bíblica.
7. Contribuye al crecimiento espiritual tanto
del predicador mismo como de los oyentes.
8. Contribuye a la variedad en los temas a
predicar.
9. Evita que el predicador se agote, ya que le
señala en donde partir para predicar su
sermón.
III. Principios para elegir un texto bíblico para predicar.
8. Debe ser un
texto con el cual
el predicador se
siente seguro de
su significado.
1. Debe ser
elegido pensando
en la unidad del
tema.
7. Debe ser
elegido de
acuerdo con su
contexto
inmediato o gral.
6. Debe ser un
texto que haga
hincapié en los
aspectos positivos
de la fe.
2. Debe ser
elegido porque
suple la respuesta
al propósito del
sermón.
3. Debe ser
elegido tomando
en cuenta la más
apremiante
necesidad .
5. Debe ser un
texto que se
apodere del
corazón del
predicador.
4. Debe ser un
texto que el
predicador ha
escudriñado al
máximo.
El título
I.
Introducción.
James Braga en su libro “Cómo preparar mensajes bíblicos”
dice que: “El título es una expresión de un aspecto específico
que ha de ser presentado en el sermón, expresado de tal
manera que sea apropiado para anunciar el sermón.”
B. El título de un sermón bíblico procura despertar el interés y la
atención de los oyentes sin revelar el contenido del sermón y sin
caer en el sensacionalismo.
C. Regularmente no se le dice a la congregación en el momento de
exponer el mensaje.
A.
II. Principios o reglas para los títulos de los sermones.
El Propósito
I. Introducción.
A. La determinación del propósito del sermón bíblico es una factor
muy importante en la preparación de un mensaje de la Biblia.
B. Desde el momento en que el predicador se para frente a la
congregación para predicar, deberá tener muy en claro el
propósito o el fin por el cual va a predicar su sermón. Es decir,
que espera lograr al término de su sermón.
C. Al predicar su sermón el predicador debe saber si lo que pretende
ofrecer a sus oyentes son bases para el crecimiento y firmeza
espiritual, o llevarlas a tomar una decisión por Jesucristo.
II. Propósito general del sermón bíblico.
A. Es el objetivo de cualquier sermón bíblico visto desde una
perspectiva general.
B. Es el principio general del cual el propósito específico del sermón
bíblico es una aplicación particular. Un propósito general puede
perseguirse o lograrse con varios propósitos específicos distintos.
III. Beneficios del propósito general del sermón bíblico.
A. Constituye un recuerdo oportuno para el predicador de que su
sermón es un medio y no un fin en si mismo, es una herramienta,
que debe adaptarse para su fin. El saber esto:
1. Nos libra del peligro del orgullo por causa de la excelencia
de nuestro mensaje.
2. Nos previene en contra de la insensatez de ser negligentes en
la preparación de nuestro sermón.
B.
Constituye una guía indispensable en la preparación del sermón.
Debido a que el propósito:
1. Gobierna la elección del pasaje bíblico.
2. Influye en la formulación del tema del sermón.
3. Indica cuales materiales de elaboración son necesarios y
cuales no lo son.
4. Aconseja el mejor orden para las divisiones del plan del
sermón.
5. Determina la forma en que el sermón ha de ser conocido.
C. Da motivo poderoso para esperar frutos que den la gloria a Dios.
IV. Clasificación de los propósitos generales de un sermón.
A. Propósito evangelístico: Es el sermón que tiene el propósito
de persuadir a los no creyentes a recibir a Cristo como su
Salvador personal.
B. Propósito doctrinal o de edificación: Es el sermón que
tiene el propósito de educar a los oyentes y llevarlos a ser
discípulos maduros, dándoles a conocer el significado de las
grandes verdades de la fe cristiana e indicándoles como deben
llevarlas a la practica en su vida diaria.
C. Propósito devocional: Es el sermón que tiene el propósito de
intensificar en los creyentes el sentimiento de amorosa devoción y
adoración a Dios.
D. Propósito de consagración: Es el sermón que tiene el
propósito de estimular y animar a los creyentes a dedicar sus
talentos y dones al Señor.
V. Propósito específico del sermón bíblico.
A. Es una aplicación particular del propósito general respectivo del
sermón.
B. Es el propósito específico definido del sermón bíblico.
C. Es el objetivo específico que queremos lograr con el sermón.
Algunos le llaman la meta del sermón. Define en forma efectiva
qué queremos lograr, para así elaborar un plan.
VI. Características de un buen próposito específico.
A. Debe ser vital: No debe ser trivial, sino de importancia para la
vida cotidiana de los oyentes.
B. Debe ser pertinente: Debe ser apropiado, oportuno y provechoso
y de acuerdo con las necesidades urgentes de la audiencia.
C. Debe tener unidad: Cada sermón debe tener un propósito
específico, no varios.
D. Debe tener claridad: Debe ser definido con exactitud.
VII. Tres maneras de escribir el propósito específico de un
sermón.
A.
Con este mensaje me propongo que los hermanos aprendan
que…
B.
Con este sermón quiero alcanzar…
C.
Con este mensaje conseguiré que la congregación tome la
decisión de…
La Proposición o
Idea Central
I. Introducción.
A. James Braga da está definición: “La proposición es una sencilla
declaración del tema que el predicador se propone considerar,
desarrollar, demostrar o explicar en el discurso. En otras
palabras, es una afirmación de la principal lección espiritual
o de la verdad intemporal del sermón, traducida en una frase
declarativa”.
B.
Otra definición es: “Es la declaración en la forma más concisa
y clara posible, por medio de un oración gramaticalmente
completa, del tema que se predicará en el sermón bíblico.”
C. A la proposición se le llama también la oración clave del sermón
bíblico. La proposición es el corazón del sermón bíblico. La
proposición nos lleva al arreglo del sermón, y promueve la
estabilidad de la estructura y la unidad del pensamiento.
D. A la proposición también se le ha llamado la tesis del sermón, la
idea germinal o la idea homilética. Es por tanto un principio y una
norma que gobierna la recta conducta. Es un hecho o
generalización que es aceptado como cierto y básico. Es una
afirmación declarativa clara de una verdad fundamental que
persiste a través de todos los tiempos y que es de aplicación
universal.
II. Función e importancia de la proposición.
A. Se ha dicho que la proposición es el factor más esencial en la
organización de un sermón bíblico.
B.
Es la base de toda la estructura del sermón. La proposición es a la
organización del sermón lo que los cimientos a un edificio.
C.
Indica claramente a la congregación el curso del sermón. Una
proposición bien elaborada no sólo es beneficiosa para el
predicador, sino también para la congregación.
D.
Deriva de ella las divisiones principales del sermón.
E.
Propone el desarrollo del tema del sermón bíblico para alcanzar
un fin específico, es en otras palabras el sermón en miniatura.
III. Principios para la elaboración de la proposición.
1. La proposición debe ser una afirmación
expresiva de la idea principal o esencial del
sermón en una oración completa.
2. La proposición debe ser una oración
declarativa, explícita y positiva.
3. La proposición debe ser una verdad
intemporal, generalmente dada en tiempo
presente.
4. La proposición debe ser afirmada de una
manera sencilla y clara.
5. La proposición debe ser expresión de una
verdad vital.
6. La proposición debe ser específica.
7. La proposición debe ser afirmada de una
manera concisa y que a la vez sea clara.
8. La proposición puede ser afirmada con una
oración interrogativa, exhortativa o
exclamativa.
IV. Proceso para desarrollar la proposición del sermón.
1.
Un estudio
exegético
completo del
pasaje.
2.
Afirmación de
la idea exegética
del pasaje.
3.
Descubrir la
verdad principal
que el pasaje
parece
comunicar.
4.
Expresión de la
proposición en
forma de una
oración concisa y
poderosa.
La Introducción
I.
Introducción.
La introducción es el proceso mediante el que el predicador trata
de preparar las mentes y de asegurar el interés de sus oyentes en
el mensaje que tiene que proclamar.
B. La introducción es una parte vital del sermón, y el éxito de todo
el mensaje depende de la capacidad del predicador de conseguir el
apoyo de sus oyentes al inicio del discurso.
C. La introducción es el discurso explicativo que antecede al cuerpo
del sermón bíblico. Generalmente es la última parte del sermón
en ser preparada.
A.
II. Propósitos de la introducción del sermón
bíblico.
• Captar la atención e interés de los oyentes.
• Estimular la buena disposición de los oyentes para que presten su
atención a la predicación y puedan entender el mensaje.
• Preparar el camino al corazón de la congregación para que la
Palabra de Dios caiga en buena tierra.
• Conseguir la buena voluntad, atención y disposición de aprender
de los que escuchan.
III. Tipos de
introducción
del sermón
bíblico.
• Las que surgen del tema general del pasaje o
del mensaje.
• Las que comienzan con una ilustración,
historia o anécdota.
• Las que comienzan citando las Escrituras.
• Las que hacen una pregunta para reflexionar y
luego le dan la contestación.
• Las que inician con una declaración sorpresiva.
• Las que hacen una breve explicación o
interpretación de la base bíblica del sermón.
• Las que se refieren a un hecho o situación por
la que ha pasado el predicador mismo.
• Las que toman como referencia una estadística,
o acontecimientos sacados de libros,
periódicos o revistas.
• Las que declaran con franqueza el propósito
específico del sermón bíblico.
IV. Principios para la introducción del sermón.
1. Debe ser breve
2. Debe ser interesante
3. Debe conducir a la idea dominante o
punto principal del pasaje.
4. Debe ser expresada en el bosquejo con
unas pocas oraciones o frases.
5. Debe ser narrada con emotividad.
6. Debe conducir a la idea central del
sermón.
La Oración de Transición
y las Transiciones
I.
Introducción.
La oración de transición es la pregunta clave que se hace a la
proposición del sermón bíblico, de cuyas respuestas se obtienen
las divisiones principales del mensaje. Es una pregunta que
gobierna o dirige el plan del sermón bíblico.
B. Es la herramienta por medio de la cual se pueden formular en una
sola palabra las divisiones principales del sermón.
C. Podemos decir entonces que la oración de transición tiene por
función principal obtener las divisiones principales del sermón
bíblico.
A.
II. Algunas oraciones de transición o preguntas de transición
pueden ser:
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
¿Qué...?
¿Por qué...?
¿Cómo...?
¿Cuándo...?
¿Para qué...?
¿De qué maneras...?
¿Dónde...?
III. Las transiciones del sermón bíblico.
A. Así como la oración de transición es necesaria para formar una
conexión suave entre la idea central y el cuerpo del sermón,
también se precisa de transiciones cuidadosamente construidas
cuando se pasa de una división principal a la siguiente.
Cuando el predicador se dispone a pasar de una división principal
del sermón a la siguiente, la transición ofrece una pista a los
oyentes de que el ministro está dispuesto a empezar la siguiente
frase de su mensaje.
C. Una transición eficaz debe poner en claro a los escuchas de cada
uno de los pasos en el progreso del sermón. Debe preparar las
mentes para lo que va a seguir, e interesarles en ello.
D. Las transiciones deben ser expresadas de tal manera que permitan
el flujo de las ideas de una parte del sermón a la siguiente.
E. Uno de los medios más efectivos para hacer transiciones es
mediante el uso de una palabra clave contenida en la oración
principal de transición.
Ejemplo:
Idea Central: La justificación por gracia tiene varios resultados
O.T: ¿Cuáles son los resultados de la justificación por gracia?
Palabra clave: “Resultados”
B.
Las Divisiones Principales
I. Introducción.
A. Son las partes en las que se divide el tema específico del sermón
bíblico a partir de la pregunta clave y tratan de ideas generales.
B. Las respuestas a la pregunta clave nos permiten ampliar y dividir
el tema específico que se va a predicar durante el sermón.
C. Las divisiones principales son también las secciones principales de
un discurso ordenado.
D. Sea que se indiquen en la predicación o no, un sermón
apropiadamente planificado estará dividido en partes concretas,
contribuyendo cada componente a la unidad del discurso.
II. La importancia de las divisiones principales del sermón.
A. Asegurar la unidad de la exposición del sermón bíblico.
B. Asegurar la claridad del discurso, ya que una idea se comprende
mejor cuando se le examina por partes.
C. Promover la dicusión progresiva del sermón, ya que no basta con
que la audiencia note que esta bien organizado, sino que noten la
progresió del discurso, al pasar de división a división.
D. Sostener el interés de la exposición del mensaje, porque el pasar
de una división a otra provee “descansos mentales” que alivian el
cansancio de todo discurso prolongado.
E. Ayudar al predicador a recordar las partes principales de su
sermón.
F. Ayudar a la congregación a tener en claro los principales puntos
del sermón.
G. Ayudar a la audiencia a recordar los puntos principales de un
sermón bíblico.
III. Principios
para la elaboración de la divisiones
principales.
1. Deben surgir directamente de la proposición, contribuyendo al
desarrollo de la misma.
2. Deben desarrollar una idea distinta entre si mismas.
3. Pueden disponerse en forma progresiva.
4. Deben ser expresadas con claridad.
5. Deben ser limitadas en número.
6. Deben ser estructuradas en forma paralela o simétrica.
7. Deben ser redactadas con oraciones gramaticalmente completas.
8. Deben tener no menos de dos subdivisiones.
9. Deben ser anunciadas antes de ser explicadas.
Las subdivisiones
I.
Introducción.
A.
B.
En muchas ocasiones, el predicador se encontrará con que al
preparar su sermón, cada división principal requiere cierto
desarrollo y explicación. Esto debido a que muchas veces será
necesario subdividir los puntos principales en subpuntos, con el
fin de lograr una mejor comunicación.
Las subdivisiones son partes de la división principal, que están
relacionadas con las divisiones principales y que sirven para hacer
una adecuada exposición. Estas dividen a la división principal en
partes más específicas.
II. Principios para la elaboración de las subdivisiones.
1. Deben derivarse de sus respectivas divisiones principales y
estar relacionadas lógicamente con ellas.
2. Deben ser limitadas en número.
3. Pueden no ir en el orden del texto.
4. Deben de ser distintas entre ellas.
5. Deben de ser cortas en su declaración.
LA CONCLUSIÓN
I.
Introducción.
Alguien escribió: “Es terrible que nosotros hayamos tenido un
excelente propósito en nuestro sermón bíblico, una buena
base bíblica bien analizada, en armonía con un excelente
asunto, con su buen tema, proposición intachable, palabra
clave y buen bosquejo, pero si no sabemos concluir de nada
sirve el resto del trabajo.”
B. Otro más dijo: “Di lo que tengas que decir y termina cuando
lo hayas dicho.”
C. Si empezar bien es importante, no lo es menos terminar bien y
terminar a tiempo.
A.
II. Definiciones de la conclusión.
A. Es la parte final y/o el climax del sermón bíblico. Es también la
etapa donde el predicador expone las conclusiones finales de la
argumentación bíblica.
B.
James Braga en su libro “Cómo preparar mensajes bíblicos” da esta
definición: “La conclusión es el punto culminante de todo el
sermón, en el que el constante objetivo del predicador llega a
su meta en forma de una poderosa impresión.”
III. Funciones de la conclusión del sermón bíblico.
A. Resumir las ideas principales del sermón para refrescar la mente
del auditorio.
B. Enfatizar y reafirmar aquello que ya ha sido declarado en el
sermón bíblico, por lo tanto, no es una parte para nuevas ideas o
argumentos tardíos.
C. Imprimir la verdad expuesta, en un impacto final, en la mente del
oyente.
D. Traer todo enfocado a que haya un encuentro personal con Dios
por parte del oyente.
E. Entregar los asuntos vitales y eternos del evangelio a la decisión
del oyente.
F. Sugerir el camino de acción a seguir por parte de los oyentes.
G. Indicar un contraste dichoso y favorable con una verdad rígida y
severa.
IV. Formas de conclusión del sermón bíblico.
A.
La recapitulación.
1. Recoge en una sola mirada las perspectivas generales de todo el
camino recorrido por el sermón bíblico.
2. Le recuerda a la audiencia los puntos fuertes del sermón
predicado en cada parte de las divisiones principales.
3. No vuelve a predicar las divisiones, solo las menciona para
refrescar la memoria de sus oyentes para prepararlos para la
aplicación.
B. La persuasión.
1. Para poder persuadir se necesita haber echado un buen cimiento
sólido de conocimiento a través de todo el sermón definiendo con
claridad cual es el deber y de que se trata.
2. Es persuadir la voluntad del oyente a cumplir en obediencia a la
Palabra de Dios.
3. La persuasión se puede hacer por medio de una apelación a los
deseos fundamentales que hay en todo hombre de ser feliz.
C. La invitación.
1. Es la fase donde el predicador pasa a la acción y pide que sus
oyentes tomen una decisión desde sus lugares o invitándolos a
pasar al frente.
2. Consiste en hacer un llamamiento y una ministración.
3. El llamamiento es la invitación que el predicador hace a los
oyentes, con el propósito de ministrarles.
4. La ministración es la actividad que realiza el predicador en
sus oyentes al interceder por ellos en oración, después que ha
realizado el llamamiento..
D.
La aplicación.
E.
La ilustración.
V. Principios para la elaboración de la conclusión.
1. Debe ser
breve.
2. Debe ser
sencilla.
3. Las palabras
finales deben
elegirse con
reflexión y
esmero.
4. Debe ser
expresada en el
bosquejo con unas
pocas oraciones o
frases.
VI. Consejos prácticos para la conclusión del sermón.
1. Hagála adecuada al tema del
sermón bíblico.
2. No use frases repetidas en la
conclusión.
3. Sea breve..
4.Acentúe el lado positivo más que
el negativo.
5. Hagála personal, pero no
excesivamente personal.
6. Nunca distraiga la atención ni
debilite la fuerza de la conclusión
con una excusa..
7. Evite las expresiones
humorísticas en la conclusión.
4.Absténgase de cualquier acto
que distraiga la atención.
Las Ilustraciones del Sermón
I.
Introducción.
A.
B.
Con frecuencia se dice que las ilustraciones son al sermón bíblico
lo que las ventanas son a un edificio. Así como las ventanas dejan
pasar la luz al edificio, así una buena ilustración clarifica o da luz
al mensaje.
Definición: “Una ilustración es una forma de arrojar luz
sobre un sermón, mediante el uso de un ejemplo; con el fin de
facilitar a los oyentes la asimilación de las verdades
proclamadas por la Palabra de Dios.”
II. Las varias formas que puede asumir una ilustración.
A. Una parábola.
B. Una analogía.
C. Una alegoría.
D. Una historia (incluyendo una anécdota o fábula)
E. Una experiencia personal.
F. Un acontecimiento histórico.
G. Un incidente biográfico.
H. Una estadística.
Una nota periódistica.
J. Una historia inventada o sacada de la propia
imaginación.
I.
III. La importancia de las ilustraciones del sermón.
1. Dan
claridad al
sermón.
3. Dan
vivacidad a
la verdad.
2. Dan
interés al
sermón.
4. Dan
énfasis a la
verdad.
IV. Principios para el uso de las ilustraciones.
1. Se deben usar ilustraciones adecuadas.
2. Se deben usar ilustraciones creíbles.
3. Se deben contar adecuadamente los
hechos de la ilustración.
4. Se deben usar ilustraciones que sean
razonablemente breves.
5. Se debe ser selectivo al elegir las
ilustraciones.
6. Se pueden usar ilustraciones
humorísticas, sin ir al extremo.
Las aplicaciones del
sermón
I.
Introducción.
A.
B.
Se define a la aplicación como el proceso retórico, mediante el
cual se hace que la verdad bíblica se aplique directa y
personalmente a los oyentes, a fin de persuadirles a que
respondan adecuadamente.
Es uno de los elementos más importantes del sermón bíblico.
Mediante ella, las demandas de la Palabra de Dios son proyectadas
sobre el individuo a fin de que pueda responder favorablemente al
mensaje. Cuando se usa apropiadamente, la aplicación muestra la
relevancia de la Biblia en la vida diaria de los oyentes.
II. Requisitos previos principales del predicador para una
aplicación efectiva.
1. Es muy importante que el predicador viva una relación
muy próxima a Dios.
2. Es escencial que el predicador tenga una buena
instrucción.
3. Es indispensable que el predicador tenga un
conocimiento amplio de la naturaleza humana.
4. Es muy importante que el predicador se interese en
las condiciones y relaciones de sus oyentes.
5. Es muy importante que el predicador hable con
naturalidad
6. Es muy importante que el predicador viva en completa
dependencia de la obra del Espíritu de Dios.
III. Principios para la elaboración y el uso de las aplicaciones.
1. Deben ser usadas para relacionar el sermón con los problemas y
las necesidades básicas de los oyentes.
2. Deben ser elaboradas para usar la imaginación de tal manera que
devuelvan a la vida escenas y personajes bíblicos.
3. Deben ser usadas para mostrar cómo la verdad se puede aplicar a
las vidas de las personas en el ambiente cotidiano.
4. Deben extraer del texto principios universales que sean aplicables
en todo tiempo..
5. Deben estar de acuerdo con la verdad del pasaje.
6. Deben ser expresadas en forma muy específica y definida.
7. Deben ser usadas para alentar a los oyentes con los motivos
correctos.
8. Deben ser usadas para relacionar la verdad con los tiempos
actuales..
IV. Dos tipos de aplicacion del sermón bíblico.
A. La aplicación progresiva: Son las verdades espirituales que se
aplican a los oyentes durante toda la predicación del sermón, esto
es en cada división o subdivisión del sermó bíblico.
B.
Aplicación final: Es la que se aplica al final del sermón bíblico, y
tiene que ver con el propósito del mensaje bíblico para toda la
congregación.
¿Cómo predicar el
sermón bíblico?
I. Introducción.
A. Ya tengo mi sermón escrito y mi bosquejo en el papel, listo para
predicarlo en el púlpito.
B.
La primera pregunta que tengo que valorar es: ¿qué es lo que no
debo hacer cuando este predicando el sermón?
C. La segunda pregunta que debo hacerme es: ¿qué es lo que debo
hacer al momento de estar presentando mi sermón?
II.
Lo que no se debe hacer durante la
presentación del sermón.
1. Repetir los mismos pensamientos una y otra vez.
2. Evite la vulgaridad al hablar.
3. Evite el humorismo en extremo.
4. Evite estar mal presentado.
5. Evite estar corriendo de un lugar a otro de la plataforma.
6. Evite predicar a las paredes o al techo del templo.
7. Evite mirar a una sola persona en particular.
8. No le diga a la congregación que está nervioso aunque lo
este.
9. Nunca le diga a la congregación que no se preparó
adecuadamente.
10. No use la predicación para atacar o desacreditar a otros.
11. Evite usar muletillas.
12. Evite posturas que son incorrectas mientras se predica:
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Leer el sermón en la palma de la mano.
Balancear el cuerpo en forma de péndulo de un lado a otro.
Restregarse la nariz con el dedo.
Amenazar a los oyentes con los puños.
Estremecer al auditorio con gritos y toser ruidosamente
después de cada párrafo.
Abalanzarse sobre el auditorio inclinando el cuerpo hacia
adelante.
Rascarse la oreja a cada momento.
Golpear el púlpito violentamente.
Meter las manos en los bolsillos y mover las llaves para calmar
los nervios.
III. Lo que se debe hacer durante la
presentación del sermón.
1. Sea fiel al texto bíblico.
2. Sea positivo y edificante.
3. Use términos, ejemplos e imagenes actuales y comprensibles.
4. Evite la monotonía y el aburrimiento.
5. Haga buen uso de la oratoria.
6. Transmita entusiasmo en su mensaje.
7. Sea prudente en el uso de la voz. Suba y baje el tono en los
momentos adecuados.
8. Lea la Biblia con el fin de crear expectativa en sus oyentes.
9. Repase a medida que va avanzando.
10. Hable no sólo con su voz, sino también con los movimientos
del cuerpo, especialmente con los brazos y las manos.
11. Mire directamente a los ojos de todos sus oyentes. Pero
hágalo en forma tranquila, no amenazadora.
Spurgeon decía con respecto a la manera de
predicar el sermón:
“...es cómo servir el manjar en el plato de tal
manera que la gente quiera comer con gusto y
entusiasmo.”
Descargar

HOMILETICA-I - iglesia bautista getsemani de montreal