El Tema y el Propósito
Lección 02.
Introducción.
1. ¿Alguna vez has terminado de escuchar un sermón y te
has preguntado: “No estoy seguro de qué se trató”?
2. Este problema se debe a la falta de unidad del mensaje.
3. Todo mensaje bíblico debe centrarse alrededor de una
idea principal, o tema.
El Tema.
I. La Importancia del Tema.
1. Los maestros de retórica están de acuerdo en que todo
mensaje debe centrarse alrededor de un tema.
• Se le puede llamar idea central, proposición, tesis,
pensamiento principal, etcétera.
•
“Cada sermón debe tener un tema, y ese tema debe ser el
tema de la porción de la Escritura en el cual el sermón se
basa” (Donald G. Miller, “The Way to Biblical Preaching”, p.
55).
“Tengo la convicción de que ningún sermón está listo para ser
predicado, o para ser escrito, hasta que podamos expresar su
tema en una oración que sea corta y clara como el agua”.
-J.H. Jowett.
“The Preacher: His Life and Work”, p. 133.
2. Este mismo principio vemos en las Escrituras.
• Los profetas proclamaban un mensaje concreto y
entendible de Dios.
• Los libros de la Biblia tienen temas centrales, con ideas
secundarias que apoyan ese tema.
II. La Definición de un Tema.
1. El tema es la idea principal o central de un texto. Es el
concepto más importante.
2. La pregunta es: “De qué está hablando el autor del
pasaje?”
“¿De cuantas cosas se trata un sermón? ¡De una!”
-Bryan Chapell.
“Christ Centered Preaching”, (2005), p. 45.
III. La Formación de un Tema.
1. Esencialmente, el tema debe tener dos elementos:
• El sujeto.
• El complemento.
2. El tema debe responder a la pregunta: “¿De qué está
hablando el pasaje? (el sujeto)”, y: “¿Qué está diciendo
acerca de lo que está hablando? (el complemento)”.
Ojo: Esta regla no es fija.
A veces el tema puede ser una frase corta que resume el pasaje.
3. Ejemplos.
• Salm. 117 “Alabad a Jehová, naciones todas; Pueblos
todos, alabadle. Porque ha engrandecido sobre nosotros su
misericordia, Y la fidelidad de Jehová es para siempre.
Aleluya”.
Tema: Todos deben alabar a Jehová por su misericordia y
fidelidad.
• Jn. 3:16 “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que
ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en
él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”.
• Tema: Dios ama tanto al mundo que dio a su Hijo con el
propósito de dar vida eterna a los que creen.
• Jn. 3:1-15.
• Tema: La regeneración es la obra soberana de Dios.
• Hebreos 1:5-14.
• Jesús, ya que es Dios, es superior a los ángeles.
Resumen.
1. Todo sermón debe tratarse de una sola cosa.
2. El tema es lo que unifica al sermón.
3. Todo expositor debe buscar el tema del pasaje que
expondrá.
El Propósito.
I. La Importancia de tener un Propósito.
1. El tema responde a la pregunta, "¿De qué se trata el
pasaje?"
2. El propósito responde a la pregunta: "¿Y qué?" En otras
palabras, ¿cómo me afecta el tema del pasaje?
3. El propósito ayuda a que el mensaje no sea solamente
enseñanza, sino también exhortación.
II. La Definición del Propósito.
1. El propósito es lo que el expositor busca lograr con su
exposición.
2. Sin un propósito definido, el mensaje se tratará de
muchas cosas. La meta es que se trate de una sola cosa.
3. Dos puntos del mensaje deben apoyar propósito
general.
III. La Formación del Propósito.
1. El propósito tiene dos elementos:
• La frase ancla (basada en el tema).
• La exhortación (derivada del tema).
2. El propósito, escrito de esta manera, une la teología con
la práctica.
3. Ejemplos.
• Heb. 1:5-14.
Tema: Jesús, ya que es Dios, es superior a los ángeles.
Propósito: Ya que Jesús es Dios (frase ancla), tú debes adorarlo
sólo a Él (exhortación).
• Jn. 3:1-5.
Tema: La regeneración es la obra soberana de Dios.
Propósito: Ya que la regeneración es la obra soberana de Dios,
debes confiar en Él.
4. Ejemplos generales:
• Ya que Jesús manda proclamar el evangelio, tú debes
presentar a Jesucristo a otros.
• Ya que todos están destituidos de la gloria de Dios, tú
debes reconocer tu pecado.
• Ya que Dios bendice la obediencia, tú debes obedecerlo.
5. Es recomendable que la exhortación esté en imperativo.
• Recordemos que la predicación es una proclamación
autoritativa de la palabra de Dios.
• Esta autoridad viene de la Palabra; es por eso que la
exhortación está derivada del tema
6. Puede usar la segunda persona singular (“tú debes”) O
la primera persona plural (“nosotros debemos”).
Conclusión.
1. Un buen mensaje tiene un tema y un propósito.
2. El tema debe venir después de haber cuidadosamente
estudiado el texto.
3. El propósito es lo que el expositor busca lograr.
Descargar

El Tema y el Propósito