Vías racionales
para la demostración de la
existencia de Dios
La existencia de Dios puede demostrarse por cinco vías distintas.
1. MOVIMIENTO
2. CAUSALIDAD
3. POSIBILIDAD Y NECESIDAD
4. GRADOS DE PERFECCIÓN
5. ORDEN DE LAS COSAS
ESTRUCTURA de estas vías
Las vías se distinguen por su punto de partida,
pero todas ellas se estructuran y desarrollan
de la misma manera.
1. Constatación de un hecho de experiencia.
2. Este hecho ha sido necesariamente causado.
3. Subordinación esencial de causas.
4. Es preciso llegar a una primera causa.
5. A eso llamamos “Dios”.
1º Vía – La existencia de Dios se deduce del movimiento
1. Por medio de los sentidos, constatamos que en el
mundo hay movimiento.
2. Todo lo que se mueve es movido por otro.
3. A su vez, lo que mueve tiene que haber sido movido
por otro.
4. No podemos continuar indefinidamente, porque sin
un primer motor no existirían motores intermedios,
y, por ende, no existiría el movimiento. Es necesario
llegar a un primer motor al que nadie mueva.
5. Este primer motor es lo que llamamos “Dios”.
1º Vía – La existencia de Dios se deduce del movimiento
1
Dios
se mueve
n
3
motor inmóvil
2
movido
por 1
movido
por 2
n-1
movido
por 3
movido
por n-1
2º Vía – La existencia de Dios se deduce de la causalidad
1. El mundo sensible se ordena causalmente.
2. Ninguna cosa puede ser causa de sí misma, pues
tendría que ser anterior a sí misma, lo cual es
imposible.
3. En todas las causas eficientes hay un orden. Todo
efecto tiene una causa y es, al mismo tiempo, causa
de otra cosa.
4. No podemos continuar indefinidamente, porque sin
una primera causa no habría causas intermedias.
Hay que admitir la existencia de una causa primera.
5. Esta causa primera es lo que llamamos “Dios”.
3º Vía – La existencia de Dios se deduce
de lo posible y lo necesario
1. Las cosas pueden existir o no existir, pues pueden
ser producidas o destruidas.
2. Es imposible que lo que existe haya existido
siempre, porque si es posible que no exista,
significa que en algún momento no existió.
3. Lo que existe, no puede venir a la existencia más
que por algo que ya existe.
4. No todas las cosas pueden ser pura posibilidad; es
preciso afirmar la existencia de un ser necesario.
5. Este ser necesario es lo que llamamos “Dios”.
4º Vía – La existencia de Dios se deduce
de los grados de perfección
1. La bondad, la veracidad, la belleza y otros valores
se dan en las cosas, en mayor o menor grado.
2. Tales valores se dan en relación con un máximo
absoluto.
3. El máximo se convierte en causa de todo cuanto
pertenece a su propio género. El bien absoluto es
causa de los bienes particulares, etc.
4. Hay algo que en todos los seres es causa de su
existir, de su bondad, de su belleza, etc.
5. Este máximo absoluto es lo que llamamos “Dios”.
5º Vía – La existencia de Dios se deduce
del ordenamiento de las cosas
1. Vemos que las cosas obran de acuerdo con cierta
finalidad, buscando lo mejor, aun las que no tienen
conocimiento e inteligencia.
2. Las cosas sin conocimiento e inteligencia, no
pueden darse a sí mismas una finalidad.
3. Las cosas sin conocimiento tienden a un fin
dirigidas por alguien con inteligencia y
conocimiento, como la flecha por el arquero.
4. Hay alguien inteligente que dirige todas las cosas a
un fin.
5. Ese ser inteligente es el que llamamos “Dios”.
¿Qué podemos decir sobre Dios
mediante la razón?
EXISTENCIA
¿Existe?
ESENCIA
¿Qué y cómo es?
Lenguaje
Limitaciones humanas
D
Estructuras racionales
Conocimiento
REVELACIÓN
Dios se da a conocer
Sagrada Escritura
(escrita)
Tradición
(oral)
H
“Dios, en su bondad y sabiduría, quiso revelarse a sí
mismo y dar a conocer el misterio de su voluntad,
mediante el cual los hombres [...] tienen acceso al
Padre y se hacen participantes de la naturaleza
divina. En consecuencia, por esta revelación, el Dios
invisible por la abundancia de su amor habla a los
hombres como amigos y trata con ellos para
invitarlos y recibirlos en su compañía.”
Dei Verbum 2
CONCLUSIONES
1. El hombre es capaz de Dios, porque puede conocerlo y
también amarlo.
2. Por medio de la razón, solo puede concluir su existencia,
pero no puede llegar a ninguna certeza respecto de su
esencia.
3. Para conocer a Dios y poder amarlo, es necesario que
Él se revele a sí mismo.
Descargar

Vías para la demostración de la existencia de Dios