Belén Cáceres
Melanie Santos
Florencia Magallanes
Sófocles nació en Colono Hípico, que hoy pertenece a
Atenas, aproximadamente en el año 496 a.C.
Era hijo de un fabricante de armaduras, Sofilo.
Recibió esmerada educación, escribió dramas y dirigió el
coro cuando se celebró el triunfo de Salamina en 480 AC.
Sófocles, juntamente con Esquilo y Eurípides, y sus amigos
Heródoto y Pericles, representaron las Letras, la Historia
y la estadística de su época.
Falleció alrededor del año 406 antes de Cristo.
Si bien se conservan sólo fragmentos de la mayoría de las
obras dramáticas, escribió cerca de cien obras, de las
cuales siete tragedias se conservan completas.
Siete tragedias se conservan
completas:
Obras: -Antígona
-Edipo Rey
-Electra
-Áyax
-Las Traquinias
-Filoctetes
-Edipo en Colono
“La tragedia, representación de una acción
memorable y perfecta, de magnitud
competente, recitando cada una de las partes
por si separadamente, y que no por modo de
narración sino moviendo a compasión y terror,
dispones la moderación de las pasiones”
Aristóteles.
Puede estar escrito en prosa o en verso,
generalmente diálogo concebido para ser
representado.
Las artes escénicas abarcan todo lo relativo a la
escritura de la obra teatral, interpretación,
producción, los vestuarios y escenarios.
Como el objetivo dramático lo indica, la idea de
conflicto, tensión, contrasté y emisión se asocia
con drama.
-PROLOGO
-PÁRADOS
-EPISODIOS
-ESTÁSIMO
-EPIRREMA
-EXODO
PROLOGO:
Introducción, se plantean los
temas de la obra, se los ubica a
espacio y tiempo, además nos
pone al tanto sobre el pasado
del héroe.
PARADÓS:
Es la entrada del coro, el entra
cantando.
EPISODIOS:
Son el planteo, desarrollo,
desenlace, puede darse de
una a cinco partes y lo que se
plantea la acción.
ESTÁSIMO:
Hay tantos estasismos, como
Episodios.
-EXODO:
Salida del coro y fin de la obra.
Sófocles transformó el
espíritu y la importancia de la
tragedia; en lo sucesivo,
aunque la religión y lo moral
siguieron siendo los principales
temas dramáticos, la voluntad,
las decisiones y el destino de
los individuos pasaron a ocupar
el centro de interés de la
tragedia griega.
EDIPO: rey de Tebas, esposo de
Yocasta (su madre), e hijo de
Layo.
YOCASTA: esposa de Edipo (y
madre), viuda de Layo y hermana
de Creonte.
LAYO: ex Rey de Tebas, esposo
de Yocasta y padre de Edipo.
CORIFEO: guardia de Edipo.
CREONTE: cuñado de Edipo,
hermano de Yocasta.
TIRESIAS: profeta.
MENSAJERO: anunciador de
Corinto y ex pastor de rebaños,
el que recibió a Edipo llevándolo
donde sus padres adoptivos,
Pólibo y Mérope.
SEGUNDO
MENSAJERO: anunciador del
suicidio de Yocasta y el horrible
castigo que Edipo se auto
infligió.
SIERVO: ex pastor de rebaños,
el que recibió la orden de matar
a Edipo y sobreviviente del
asesinato de Layo.
MÉROPE: madre adoptiva de
Edipo.
POLIBO: padre adoptivo de
Edipo.
SACERDOTE: sacerdote de
Zeus y vocero de los
ciudadanos.
El prologo se divide en dos
partes, en la primera parte se
encuentra el dialogo entre Edipo
y el Sacerdote, frente a un coro
de ciudadanos,
y la segunda parte se inicia con
la llega de Creonte que tare
noticias respecto al oráculo.
En esta escena la acción
transcurre en Tebas, ante el
palacio de Edipo, donde se
encuentra un grupo de tebanos
arrodillados alrededor del
sacerdote de Zeus.
Edipo sale del palacio y se
dirige a su pueblo
preguntándoles la razón de la
reunión.
El sacerdote trágicamente
responde que la peste se ha
adueñado de Tebas. Como fue
Edipo quien salvó al pueblo de
la esfinge se dirigen ahora a él
para librarlos de la Peste y
salvar nuevamente a la ciudad.
Edipo responde que ya es
consciente de este problema y
que ya ha actuado mandando a
su cuñado Creonte a Apolo
Pitio, con el fin de informarse
En ese momento llega Creonte,
quien, ante la pregunta de
Edipo sobre lo que Apolo había
dicho, responde que según el
oráculo, la manera de librar a
la ciudad de su infortunio sería
desterrando al culpable del
asesinato del rey Layo, quien
reinó Tebas antes de la llegada
de Edipo.
Según Creonte, el oráculo decía
que debían castigar a los
culpables de su muerte.
Al oír esto Edipo se encuentra
desconcertado ya que no había
pistas sobre la muerte de Layo,
salvo el dato que Creonte
aportó, que fue asesinado por
unos bandidos con la fuerza de
un gran número de manos.
Edipo se compromete con el
pueblo a hallar al culpable.
Los personajes son Edipo, el
coro y Tiresias.
Momentos de la estructura del
episodio:
Lo podemos dividir, en el
momento de Até de Edipo y el
paso a la Anagnórisis, que
cuando Tiresias le dice cuenta
su verdadera historia.
Argumento:
Tiresias trato de que Edipo
reconozca su verdad, luego de
que lo hace Edipo se da cuenta
de que fue él asesino de Layo,
y actuará como un héroe para
salvar a su ciudad. Y ahí se
remarca el héroe trágico de
Edipo, nunca pudo ir contra el
destino, mato a su padre.
Los temas en este episodio, el
Ate de Edipo y la historia de la
muerte de Layo.
Y la posterior actitud del Até
de Edipo, dispuesto a salvar a
la ciudad.
También trata el tema de
Agón.
Tiresias, y la función cuando
habla con Edipo:
Tiresias es el adivino, la
función que cumple cuando
habla con Edipo, es decirle que
el fue el asesino de Layo.
Metáforas que muestren a Até
de Edipo:
-“Puesto que me echaste en
cara que soy ciego”.. Tiresias le
dijo que no ve la verdad.
-“Así soy yo loco en lo que a ti
te parece pero sensato para lo
que te engendraron”
Corifeo:
Corifeo le dice a Edipo que
conoce a un profeta llamado
Tiresias, que él le puede decir
quién es el asesino de Layo,
Edipo antes había mandado a
Creonte a llamar al profeta.
Edipo rey de Tebas, hijo de
Layo y Yocasta, rey y reina de
Tebas respectivamente.
Un oráculo advirtió a Layo que
sería asesinado por su propio
hijo.
Decidido rehuir su destino, ato
los pies de su hijo recién
nacido y lo abandono para que
muriera en una montaña
solitaria. Un pastor recogió al
niño y se lo entrego a Pólibo,
rey de Canito, quien le dio el
nombre de Edipo (pie hinchado)
y lo adoptó como su propio hijo.
El niño no sabía que era
adoptado, y cuando un oráculo
proclamó que mataría a su
padre, abandono Canito
Durante su travesía, encontró
y mato a Layo, creyendo que el
rey y sus acompañantes eran
una banda de ladrones y así,
inesperadamente se cumplió la
profecía.
Sólo y sin hogar Edipo llegó a
Tebas, acosado por un
monstruo espantoso, la esfinge
que andaba por los caminos que
iban a la ciudad, matando y
devorando a todos los viajeros
que no sabían responder al
enigma que les planteaba.
Cuando Edipo resolvió
acertadamente las enigmas, la
esfinge se suicidó. Creyendo
que el rey Layo había muerto
en manos de asaltantes
desconocidos y agradecidos al
viajero por liberarlos del
monstruo, los tebanos lo
recompensaron haciéndolo su
rey y dándole a la reina
Yocosta por su esposa. Durante
muchos años la Poresa vivió
feliz, sin saber que ellos eran
en realidad madre e hijo.
En tornes descendió una
terrible peste a la tierra, y el
oráculo proclamó que debía ser
castigado el asesino de Layo.
Pronto Edipo descubrió que
involuntariamente había
matado a su padre. Atribulado
por su vida , Yocasta se suicidó
y cuando Edipo se dio cuenta
de que ella se había matado y
que se condenaba a sus hijos,
se quitó los ojos y abandono el
trono. Vivió en Tebas muchos
años pero acabó desterrado.
Acompañado por su hija
Antigona,viajó durante muchos
años. Finalmente llegó a colono,
un santuario cerca de Atenas
consagrado a las poderosas
llamadas Euminides. En este
santuario para suplicantes
murió Edipo, después de
recibir la promesa de Apolo de
que en lugar de su muerte
permanecería sagrado y
otorgaría un gran beneficio a la
ciudad de Atenas, que había
dado refugio al vagabundo.
Descargar

EDIPO: rey - WordPress.com