Técnicas de posturas de guantes
POSTURA DE GUANTES
Los guantes sirven de barrera física que protege tanto a los
profesionales de salud como a los usuarios. Impiden que los
profesionales tengan contacto con los microorganismos infecciosos
que se encuentran en la sangre, en otros líquidos corporales y en
los desperdicios. A los usuarios también se les protege de posibles
infecciones; los microorganismos normales que suelen habitar la
piel de los profesionales de salud no se pueden transmitir a los
usuarios cuando aquéllos utilizan los guantes durante los exámenes
físicos y procedimientos clínicos.
Todo profesional de salud debe llevar el tipo correcto de guante
siempre y cuando quede la posibilidad de tener contacto con
sangre y otros líquidos corporales y cuando haga procedimientos
clínicos o exámenes que puedan presentar algún riesgo de infección
al/a la usuario/a.
Tipos de guantes
Guantes quirúrgicos
• Se deben usar durante todo
procedimiento clínico donde se
vaya a tener contacto con la
corriente sanguínea o con los
tejidos por debajo de la piel (por
ejemplo, la cirugía,
introducciones de implantes
Norplant, etc.). Se recomienda el
uso de guantes quirúrgicos
desechables cuando sea posible.
Los guantes quirúrgicos
esterilizados son preferibles para
estos procedimientos; sin
embargo, se pueden utilizar
guantes quirúrgicos desinfectados
a nivel superior (DNS) cuando no
hay guantes esterilizados
disponibles.
Guantes de examen de un solo uso o
Estériles
•
•
Se deben usar durante
procedimientos donde vaya a haber
contacto con membranas mucosas
intactas o donde el motivo principal
de usar guantes es para reducir el
riesgo de contacto con la sangre u
otros líquidos corporales.
Los guantes de examen suelen ser de
látex o vinilo y vienen sueltos a granel
empaquetados en caja o
empaquetados individualmente.
Están limpios tales guantes pero no
esterilizados. Como implica el
término "de un solo uso," siempre se
deben tirar estos guantes después de
usarlos una sola vez. No se debe
tratarlos ni volver a utilizarlos.
Guantes utilitarios o domésticos
•
Se deben utilizar estos guantes
fuertes de goma para hacer
actividades de limpieza y
mantenimiento, para tocar
desperdicios o sábanas y demás tela
sucia, para tocar instrumentos y otros
objetos contaminados y para limpiar
superficies contaminadas. Después
de limpiar estos guantes, se pueden
volver a utilizar. Para protegerse de
las sustancias contaminadoras en el
exterior de los guantes, lávese las
manos siempre con los guantes aún
puestos antes de quitárselos,
siguiendo los pasos de rutina que se
describen en el módulo Lavado de
manos.
Pasos de ponerse los guantes
esterilizados
• Los guantes vienen
doblados al puño para
facilitar que se pongan
sin contaminarlos. Al
ponerse los guantes
esterilizados, hay que
agarrar el primer guante
únicamente por la parte
doblada. Se debe tocar
el segundo guante
únicamente con el otro
guante esterilizado.
Paso 1.
• Prepare un área amplia,
limpia y seca en que se
pueda abrir el paquete
que contiene los guantes.
Abra Ud. el exterior del
paquete y luego lávese
quirúrgicamente, o bien,
hágase el lavado
quirúrgico primero y que
otra persona le abra el
paquete de guantes.
Paso 2.
• Abra la envoltura
interior del paquete,
descubriendo así los
guantes doblados al
puño y depalmas arriba.
Paso 3.
• Agarre el primer guante
por la parte doblada al
puño, tocando
únicamente el interior
de esa parte (el interior
es la parte que toca la
piel al tener el guante
puesto).
Paso 4.
• Mientras mantenga así con una
mano la parte doblada, meta la
otra mano en el guante. (Se
mantendrán abiertos los dedos
del guante si se dirigen hacia el
suelo.) Tenga cuidado de no tocar
nada y de mantener los guantes
por encima del nivel de la cintura.
NOTA:
Si no tiene el primer guante bien puesto, espere a que se ponga
el otro guantepara ajustarlo. Entonces, se puede ajustar la parte
esterilizada de un guante con losdedos esterilizados del otro.
Paso 5.
• Agarre el segundo guante,
metiendo los dedos de la
mano enguantada por
debajo de la parte
doblada al puño del
segundo guante. Tenga
cuidado de nocontaminar
la mano enguantada con
la otra mano (todavía sin
guante puesto)
mientrasse ponga el
segundo guante.
Paso 6.
• Póngase el segundo
guante a la otra mano,
jalándolo
constantemente por
debajo de la parte
doblada al puño.
Paso 7:
Ajuste los dedos de los guantes hasta
que le queden cómodos.
• RECUERDE
• Lávese las manos siempre al quitarse cualquier
tipo de guante. Es posible que los guantes
contenganpequeños agujeros o rupturas que
faciliten que Ud. se exponga a sangre
contaminada y otros líquidoscorporales.
Pasos de quitarse los guantes
quirúrgicos
• Mientras Ud. se vaya quitando los guantes, no deje que el
exterior de los guantes le toque la piel, porque la superficie
exterior se habrá contaminado de sangre y otros líquidos
corporales. No deje tampoco que los guantes salten de
golpe al quitárselos, porque tal movimiento puede causar
que las sustancias contaminantes le salpiquen los ojos, la
boca, la piel o a otras personas alrededor suyo. Antes de
tocar cualquier otra cosa, quítese los guantes ya utilizados:
se contaminan a menudo los mostradores, los grifos, y los
lápices y bolígrafos porque los profesionales de salud
acaban tocando otros objetos mientras todavía tienen
puestos los guantes usados.
Paso 1.
• Enjuáguese las manos
enguantadas para
quitarles sangre u otros
líquidos corporales, en
un bacín que contenga
solución
descontaminante.
Paso 2.
• Agarre uno de los guantes
cerca del puño y
jalándolo, quíteselo a
medias. El guante
empezará a volverse al
revés. Antes de empezar a
quitarse el segundo
guante, es importante
mantener el primero a la
mano a medias para
impedir que se toque el
exterior de los guantes
con las manos desnudas.
Paso 3.
• Con los dedos todavía
metidos en el primer
guante, agarre el
segundo guante cerca
del puño y quíteselo. Se
volverá al revés este
guante mientras se lo
vaya quitando.
Paso 4.
• Quítese el primer
guante jalándolo con
cuidado, tocando
únicamente el interior
del guante con la mano
desnuda.
Paso 5.
• Si son desechables los guantes
o si se han roto, tírelos según
las normas establecidas. Si son
para tratar y volver a utilizar,
póngalos en un recipiente que
contenga solución
descontaminante. Lávese las
manos inmediatamente
después de quitarse los
guantes; es posible que los
pequeños agujeros o rupturas
que haya en los guantes
puedan dejarle a Ud. a riesgo
de infectarse por la sangre y
otros líquidos contaminados.
USO DE LOS GUANTES:
• Es importante anotar que los guantes nunca son
un sustituto del lavado de manos, dado que el
látex no está fabricado para ser lavado y
reutilizado, púes tiende a formar microporos
cuando es expuesto a actividades tales como,
stress físico, líquidos utilizados en la práctica
diaria, desinfectantes líquidos e inclusive el jabón
de manos, por lo tanto estos microporos
permiten la diseminación cruzada de gérmenes.
La utilización de guantes está
recomendada en las siguientes
circunstancias:
• Exposición directa: Contacto con sangre, fluidos corporales, secreciones y
tejidos, con piel no intacta o mucosas de un paciente. En situaciones de
emergencia, epidemia.
• Exposición indirecta: Al manipular objetos, materiales o superficies
contaminados con sangre o con otros fluidos (vaciado de cuñas,
manipulación de deshechos y fluidos corporales, limpieza de
instrumental y equipos) .
• Cuando se realicen prácticas invasivas que implican la penetración
quirúrgica a tejidos, cavidades u órganos (inserción y retirada de
catéteres intravenosos, aspiración de secreciones, exámenes pélvicos y
vaginales, extracción de sangre, o durante la reparación de heridas por
trauma. Los guantes estériles se utilizarán siempre al realizar técnicas o
procedimientos invasivos(cateterización vascular central, cateterismo
vesical, cura de heridas, etc.), y cuando se manipule material estéril, etc.
RECOMENDACIONES DE USO
•
•
•
•
•
•
Los guantes deben cambiarse:
Cuando se cambie de paciente.
Cuando se cambie de actividad en un mismo paciente.
Después de entrar en contacto con agentes químicos cuyo efecto sobre el
material de guante sea desconocido.
En caso de contacto con cremas de base hidrocarbonada u oleica (incompatibles
con los guantes de látex).
Cuando haya contacto con material contaminado porque ocurra una salpicadura,
rotura o perforación. En este último caso si existe un contacto directo con el
material infectado o se ha producido una herida, deberá procederse según la
manera que dicte el protocolo en función del riesgo de contagio existente. El
cambio periódico de los guantes está siempre recomendado en función del uso
que se haga de los mismos y de su desgaste. El uso prolongado hace que el efecto
barrera del guante sea menor. La híper hidratación producida combinada con la
grasa del cuerpo provoca desgaste del guante. Así, dependiendo del tipo de
guante se recomiendan los siguientes cambios: * Guantes de examen de látex
cada 15 a 30 minutos. *Guantes de examen de vinilo cada 15 minutos. * Guantes
de cirugía de látex y neopreno cada 1 a3 horas. * Guantes de nitrilo cada 15 a 30
minutos. Recomendaciones generales El uso de guantes no sustituye al lavado de
manos, por lo tanto es necesario lavarse las manos antes y después del uso de
guantes.
• * El guante debe estar adaptado a la naturaleza del
trabajo: Los guantes extra gruesos se recomiendan para
prácticas quirúrgicas de elevado riesgo de corte y fricción
y en la descontaminación de equipos e instrumental.
• * El guante deberá ser los suficientemente largo para
cubrir el espacio entre el guante y la manga del
trabajador. Los guantes con puños largos deberán tener
los bordes dispuestos sobre la manga de manera que las
sustancias que se manipulan no puedan gotear dentro del
guante.
• * El guante deberá ser desechado en caso de detectarse
picaduras u otras imperfecciones del mismo.
• * Se debe quitar el guante cuando este se rompa o
desgarre, a continuación lavarse las manos y ponerse
unpar nuevo.
Medidas higiénicas:
•
•
•
•
•
•
•
Antes de ponerse el guante, lavar las manos y quitarse las joyas que lo puedan
romper. Llevar las uñas cortas y no usar uñas artificiales cuando se trabaja en
unidades de alto riesgo.
* No se aplicarán cremas antes de colocarse los guantes, ya que pueden alterar
las propiedades del mismo. Estas se reservarán para períodos de descanso o al
finalizar la actividad.
* Después del uso de guantes deben volver a lavarse las manos con un
detergente suave y secarse con toalla o papel desechable, nunca con aire
caliente, para evitar el efecto de maceración.
* Debe evitarse el uso de guantes durante tiempo prolongado ya que esto causa
sudoración y maceración de la piel, pudiendo provocar lesiones, incluso en la piel
sana.
* Cuando se realizan técnicas invasivas que entrañan alto riesgo de infección por
punción o corte se recomienda utilizar doble guante, este reduce el riesgo de
perforación a un tercio con respecto al guante simple. Se recomienda que el
guante que va en contacto con la piel sea una talla mayor que la del segundo
guante ya que esto permite conservar un mayor sentido del tacto.
* Para conservar la integridad del guante se recomienda no almacenarlos a altas
temperaturas ni en presencia de radiaciones, evitar el uso de cremas de base
hidrocarbonada u oleica (incompatibles con el látex) y no reutilizarlos cuando
estén indicados para un solo uso.
Descargar

Tecnicas De Posturas De Guantes