“Bienaventurados los misericordiosos, porque
ellos alcanzarán misericordia. ” Mateo 5:7
En una ocasión me encontraba caminando en el centro de mí
ciudad en compañía de mis Brothers y nos disponíamos a
comer unas banderillas, en eso mi mirada se fijo en un
indigente que estaba sacando comida de un bote de basura.
Me partió el alma ver que un ser humano tuviera que
rebajarse a subsistir de esa manera, cuando existe tanta
gente que en ocasiones no valoramos lo qué tenemos.
Sentí una gran necesidad de ayudar a ésta persona, pero no
hice nada.
Esa imagen se quedó clavada en mi mente, y me puse a
reflexionar que detrás de cada una de esas personas existe
una historia que no conozco. Me puse a reflexionar también
que ese es su fondo de sufrimiento, de la misma manera que
yo tuve el mío. Tal vez yo no anduve buscando comida en
basureros, pero si estuve agonizando por encontrar la
salvación. Tal vez no anduve en las calles día y noche, más sin
embargo anduve buscando refugio del enemigo día y noche.
Júbilo hay por fin
En la tierra, el Rey
Salvador ha llegado.
Unirá a Su pueblo y
Será glorificado.
“Bienaventurados los misericordiosos, porque
ellos alcanzarán misericordia. ” Mateo 5:7
Como conocedor de la salvación, me sentí con obligación de
ayudar a ese hermano. Pero cuando volví a mirar, él ya no
estaba. Algo dentro de mí le pidió perdón a mi Señor.
En otra ocasión iba al servicio y encontré al mismo individuo
caminando en la cera de enfrente, y pensé “Gracias Dios” .
Me dirigí a comprarle provisiones a un supercito y volví a
buscarle, pero ya no estaba. Y dije – No de nuevo no, por
favor Señor muéstrame a esa persona. Otra vez lo había
hecho, no ayudé a la persona en el momento. Le busqué unos
cuantos bloques abajo y por fin le pude ver. Le hable, le dí las
provisiones y le bendije.
Aun tuve impotencia y levante esta oración “Es muy poco lo
que puedo hacer Señor, pues no soy lo suficientemente
valiente para ir más allá, pero te pido que bendigas a
aquellos soldados tuyos que pueden rescatar a estas
personas, mientras tanto trataré de aportar eso poco que
puedo hacer”
Júbilo hay por fin
En la tierra, el Rey
Salvador ha llegado.
Unirá a Su pueblo y
Será glorificado.
“Bienaventurados los misericordiosos, porque
ellos alcanzarán misericordia. ” Mateo 5:7
Quiero que hagas algo junto conmigo, y te reto a que seas
valiente, no te preocupes; no te voy a decir qué salgas a
alimentar al mundo. Solo trata de ser honesto al imaginarte
esto, sé que no es la vida que te tocó vivir; solo imagínatelo:
-Imagínate que eres alguien que no ha comido en 4 días, y a
los lejos miras como personas desperdician comida. Te
acercas a ellas desesperado por un pedazo de pan y eres
ignorado por personas que cargan biblias.
¿Triste no? , tal vez esa actitud es normal para alguien qué no
conoce a Jesús, más no para sus hijos que hemos sido salvados.
Yo te invito hermano, a que tengamos más conciencia de
quien vive en nosotros. Cada vez qué tu ser se encuentre
debatiendo entre ayudar al necesitado o ignorarle, te
preguntes; ¿Qué es lo que haría Jesús, si estuviera aquí?
-Noticias Brothers/Hermanitas, Él está aquí.
Dios los bendice hoy………………………………………………………
Júbilo hay por fin
En la tierra, el Rey
Salvador ha llegado.
Unirá a Su pueblo y
Será glorificado.
<°))))))><……………Por: Richy Esparza
Recordad no más las cosas pasadas. Oh
Israel, he aquí Yo hago cosa nueva, abriré
Caminos en el desierto para este pueblo que
He creado para mí, mi escogido. Lo qué hago
Yo ¿Quién lo estorbará?,Yo anuncié y Salvé.
Descargar

Él está aquí