“Por el solo privilegio de ser llamado cristiano”
Acostumbraba acompañar a unas hermanas a ministrar a un
centro de rehabilitación, yo casi no participaba pues eran
mis inicios en el servicio; pero me gozaba viendo su labor.
Ellas son el vivo ejemplo de cómo un cristiano comparte a
Cristo. Estas hermanas sin prejuicios compartían la vida que
ha sido depositada en ellas. Oraban por todos y cada uno de
ellos, y lo disfrutaban como un gran privilegio. Estas
hermanas no buscaban reconocimiento o agradecimiento,
simplemente querían servir.
Era un acontecimiento muy peculiar pues por lo general los
jóvenes internados en estos centros tienen muchas heridas,
peculiar en el sentido de que rostros endurecidos
comenzaban a mostrar destellos de vida. Hasta comenzar a
alabar al Señor. Ellas estaban desesperadas por qué sus
palabras se anidarán en los corazones de estos jóvenes, tanto
que el oír a uno solo de ellos participar; remuneraría el viaje.
Júbilo hay por fin
En la tierra, el Rey
Salvador ha llegado.
Unirá a Su pueblo y
Será glorificado.
“Por el solo privilegio de ser llamado cristiano”
Con paciencia estas hermanas asistieron a ese lugar a
ministrar, y poco a poco éstos jóvenes encontraban en ellas la
familia que necesitaban.
En una ocasión mi pequeña prima les llevó material
devocional que preparó en la semana, lo empezó a repartir y
llena de angustia le digo a su papá – Papi, no van a alcanzar,
a lo que su papá le contestó – Ten fe
El Señor no permitió que una pequeña sierva pasara
angustia y proveyó con material a todos.
La pequeña dijo – Como el milagro de multiplicación de
peces papi.
A su nivel esta pequeña me dio una gran lección de Fe y
servicio.
Júbilo hay por fin
En la tierra, el Rey
Salvador ha llegado.
Unirá a Su pueblo y
Será glorificado.
“Por el solo privilegio de ser llamado cristiano”
El haber acompañado a estas hermanitas en su labor ha
puesto el nivel del servicio al Señor alto.
Ellas me enseñaron que el servicio a mi Señor no debe de ser
para lucir; si no para bendecir, no debe se ser para obtener; si
no para dar y sobre todo que debemos de mantener un
corazón humilde. Y como la pequeña, que todo servicio que
haga a mi Señor; lo haga con amor.
Ha sido difícil mantener éstos estándares, pero lo he
intentado para realmente compartir a El que me ha salvado.
Yo te invito hermano, a que sirvas a tu Rey con el mismo
amor que Él te ha mostrado.
No por reconocimiento, más por el solo privilegio de ser
llamado cristiano.
Dios los bendice hoy………………………………….
Júbilo hay por fin
En la tierra, el Rey
Salvador ha llegado.
Unirá a Su pueblo y
Será glorificado.
<°))))))><……………Por: Richy Esparza
Recordad no más las cosas pasadas. Oh
Israel, he aquí Yo hago cosa nueva, abriré
Caminos en el desierto para este pueblo que
He creado para mí, mi escogido. Lo qué hago
Yo ¿Quién lo estorbará?,Yo anuncié y Salvé.
Descargar

Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que …