Antonio Amador José de Nariño y Álvarez del Casal (Santafé, 9 de abril de 1765 — Villa de
Leyva, 13 de diciembre de 1823) fue político y militar neogranadino de destacada
actuación en los albores de la independencia del Virreinato de Nueva Granada. Junto a
Pedro Fermín de Vargas, Francisco de Miranda, José Cortés de Madariaga y Eugenio
Espejo se le considera precursor de la emancipación de las colonias americanas del
Imperio español.
ntonio Nariño viaja hacia Santafé y se lleva la sorpresa de que a los criollos no se les es
tratado justamente, por lo cual él siendo el único personaje que tenía una imprenta en
esa época traduce del francés los derechos del hombre y del ciudadano y los reparte por
todas las casas a la madrugada, lo que lo llevó a estar preso un tercio de toda su vida; por
lo cual, se le considera uno de los patriotas más valientes.
La libertad de expresión es un derecho fundamental o un derecho humano,
señalado en el artículo 19º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de
1948, y las constituciones de los sistemas democráticos, también lo señalan. De ella
deriva la libertad de imprenta también llamada libertad de prensa.
El derecho a la libertad de expresión es definido como un medio para la libre difusión
de las ideas, y así fue concebido durante la Ilustración. Para filósofos como
Montesquieu, Voltaire y Rousseau la posibilidad del disenso fomenta el avance de las
artes y las ciencias y la auténtica participación política. Fue uno de los pilares de la
Guerra de la Independencia de los Estados Unidos (Primera Enmienda) y la
Revolución francesa, hechos que revolvieron las cortes de los demás estados
occidentales.
El asilo político es el derecho que tiene una persona a no ser extraditado de un país a
otro que lo requiere para juzgarle por delitos políticos.
Cuando el asilo político se concede a personas que se encuentran en lugares que
por las convenciones diplomáticas se consideran una extensión del territorio nacional,
tales como la sede de embajadas o consulados, la residencia del embajador o los
buques de guerra anclados en puertos extranjeros, se lo denomina asilo diplomático.
a libertad de culto o libertad religiosa es un derecho fundamental que se
refiere a la opción de cada ser humano de elegir libremente su religión, de no
elegir ninguna (irreligión), o de no creer o validar la existencia de un Dios
(ateísmo y agnosticismo) y poder ejercer dicha creencia públicamente, sin ser
víctima de opresión, discriminación o intento de cambiarla.1
Este concepto va más allá de la simple tolerancia religiosa que permite, como
una concesión graciable, el ejercicio de religiones distintas a la oficial, en
situaciones de confesionalidad del Estado propias del Antiguo Régimen. En las
democracias modernas generalmente el Estado garantiza la libertad religiosa
a todos sus ciudadanos, pero en la práctica la elección del credo está dado
generalmente por costumbres familiares y sociales, asociándose
frecuentemente ciertas sociedades a ciertas religiones.
La Voting Rights Act of 1965 (Ley de Derecho al Voto de 1965) es una ley histórica
dentro de legislación estadunidense ya que prohibió las prácticas discriminatorias en el
derecho al voto a los afroamericanos en los Estados Unidos. Kissin' Kate Barlow Esta ley
consiguió que después de casi 100 años de la promulgación Decimoquinta Enmienda a
la Constitución de los Estados Unidos -la cual prohibe cualquier tipo de discriminación al
voto basándose en la raza o en el color de los ciudadanos de los Estados Unidos- el
derecho constitucional al voto estuviera protegido ya que hasta el momento había
estados que para votar exigían pruebas de alfabetización o el pago de algún
impuesto, utilizando estos recursos para limitar el derecho al voto de la gente de color.
Esta ley fue promulgada por el presidente B. Johnson, el cual ya había promulgado La
Ley de Derechos Civiles el año anterior.
El derecho a la salud otorga a las personas el derecho a acceder a los servicios de
cuidado médico. Sin embargo, el derecho a la salud no significa el derecho a estar
sano. El derecho a tener buena salud supondría que los países deberían asegurar una
buena salud a todas las personas (obligación de resultado). Esta hipótesis es
inconcebible en la medida en que una buena salud depende, principalmente, de
factores biológicos y socioeconómicos que son independientes de la voluntad de los
países o de las personas.
El Derecho universal a una vivienda, digna y adecuada, como uno de los derechos
humanos, aparece recogido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos en su
artículo 25, apartado 1 y en el artículo 11 de Pacto Internacional de Derechos
Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC):
Descargar

Presentación de PowerPoint