1. Antecedentes y Causas de la
Guerra de Independencia
Americana.
La sociedad norteamericana preindependentista del siglo XVIII
poseía ya una sólida madurez de
conciencia americanista.
La victoria en la Guerra de los
Siete Años fue resultado de un
esfuerzo conjunto de los británicos
y los colonos.
Desde este momento vieron a
Inglaterra
con
una
nueva
perspectiva, y ya nunca volverían a
sentirse tan dependientes como
antes.
1.1. Antecedentes
En el siglo XVIII las colonias crecieron deprisa. A los colonos ingleses se sumaron
escoceses, irlandeses y alemanes. Además, existía una gran parte de población
esclava de raza negra.
Pese a este impresionante crecimiento, era la clase dirigente la que se beneficiaba
principalmente de los beneficios comerciales y además monopolizaba el poder
político, existiendo una gran desigualdad entre ricos y pobres.
En estas fechas Inglaterra estaba involucrada en diferentes conflictos, como la
Guerra de la Reina Ana y la Guerra del Rey Jorge, lo que producía alzas de
precios y la carestía en los productos básicos de alimentación. A medida que se
incrementaba la brecha entre ricos y pobres, aumentaba el problema del control
por parte de las élites coloniales, haciéndose cada vez más difícil este control.
1.1. Antecedentes
Esta conciencia americanista se formó por diversos factores. Uno de ellos se basa
en la pérdida del patriotismo e identificación con sus países de origen.
Otro factor es el comienzo de la posesión de la conciencia de derechos por parte
de estas poblaciones. Poseían un anhelo natural, implícito en todas las sociedades
desarrolladas, de darse a sí mismas sus propias leyes y administrar su economía.
estaban en desacuerdo con las actuaciones de las metrópolis.
Las protestas se debieron al desacuerdo con las actuaciones de la metrópoli.
Existió una importante pugna entre el parlamento británico y los colonos de los
dominios de Ultramar, que finalmente condujeron a la independencia.
1.1.2. Tratado de París
El Tratado de París de
1763, puso fin a la
guerra de los Siete
Años y significó un
considerable aumento
de
preocupaciones
para
el
gobierno
inglés.
El más agudo era el
desentendimiento del
gobierno inglés con
los problemas sociales
que
surgían
en
Norteamérica.
1.1.2. Tratado de París
El Tratado de París remodeló el mapa colonial de América del Norte y el Caribe.
Esta victoria inglesa proporcionó a los colonos la posibilidad de expandir la
frontera hacia el oeste.
Los colonos vieron nuevos espacios abiertos que podrían satisfacer sus sueños de
obtener nuevas tierras. La población había superado ya los dos millones y había
cierta escasez de tierra cultivable. Todos estos sueños de los colonos se esfumaron
cuando el gobierno británico barrió sus esperanzas de conseguir más tierras.
En 1763 hubo un grave levantamiento por parte de los indios, de manera que el
gobierno británico decidió no permitir que los colonos se asentaran más allá de
las montañas Allegheny, en los Apalaches. Esta política de defensa y seguridad del
territorio debilitó más todavía las relaciones entre el gobierno inglés y los colonos
americanos.
1.2. Nuevos Impuestos en las Colonias
Desde este momento vieron a Gran Bretaña con nueva perspectiva, ya nunca
volverían a sentirse tan dependientes como antes. Por otra parte, vieron nuevos
espacios abiertos que podrían satisfacer sus sueños de obtener nuevas tierras.
Se aprobó el Acta de Proclamación, que tuvo el objetivo de controlar una
expansión de los colonos más gradual. La rebelión de los indios no se sofocó del
todo hasta 1776, de modo que a los británicos esta decisión les pareció razonable.
La metrópoli decidió cargar a las colonias con impuestos para paliar esa fuerte
deuda. Vamos a ir explicando estos impuestos y los sucesos uno por uno y
analizando las consecuencias que tuvieron en la relación colonias-metrópoli.
1.3. El acta del azúcar
El primer ministro británico,
introdujo en 1764 una ley sobre el
azúcar que gravaba la recolección
de melaza. Los oficiales aduaneros
ausentes fueron obligados a volver
a sus puestos y recobraron
también sus poderes de registrar a
cualquiera en busca de mercancías
de contrabando.
En Halifax, Nova Scotia, se creó
un
Tribunal
Especial
del
Almirantazgo para juzgar los
casos de contrabando y de impago.
Los colonos se enfrentaron a causa
de estos acuerdos y se limitaron a
pagar sus impuestos.
1.4. La ley del Timbre
El plan de los británicos era la imposición de una tasa sobre los sellos en los
periódicos y en los documentos legales. Los colonos propusieron, por el contrario,
que las asambleas coloniales se encargaran de dicha contribución.
Los sentimientos acerca del Acta eran muy diferentes entre las colonias y la
metrópoli. Hubo protestas, peticiones dirigidas al rey ya al Parlamento por parte
de un congreso de nueve estados, reunidos en Nueva York.
En Norteamérica dicha Acta se consideró como otra medida que enriquecería a
los británicos a expensas de los colonos. El pueblo, destrozó las casas de los
recaudadores de impuestos.
Un poco más adelante, tuvo que ser retirada. Al mismo tiempo, el Parlamento
aprobó un Acta de Declaración, en el que se garantizaba el derecho a aprobar
toda clase de leyes para Norteamérica.
1.5. Los impuestos de Townshend
Charles Townshend, amplió las medidas
financieras que inició Grenville. Propuso
gravar con impuestos las mercancías, a
fin de pagar al ejército y los salarios de
los oficiales del rey acuartelados en
Norteamérica.
Tras la muerte de Townshend se crearon
más Tribunales del Almirantazgo en
Boston, Filadelfia y Charleston. La
respuesta de los colonos fue el boicot a la
compra de mercancías británicas.
En enero de 1770 Lord North se
convirtió en el Primer Ministro de
Inglaterra. Tras unas fuertes presiones,
su gobierno anuló casi todos los
impuestos el 5 de marzo de 1770.
1.6. La masacre
de Boston
1.7. El Acta del
Té
Ocurrió un gélido 5 de marzo de
1770 y fue la chispa que hizo saltar
la “Revolución Estadounidense”. La
tensión ocasionada por la ocupación
militar de Boston, se incrementó
tras los disparos que un grupo de
soldados realizaron contra un grupo
de nobles que estaban protestando
contra la subida de tasas por parte
de Inglaterra para así recuperarse
de las pérdidas económicas tras la
guerra. John Adams diría más
tarde que, tras la noche de la
Masacre de Boston, la fundación de
la independencia de América fue
instaurada.
Fue una ley promulgada por el
Parlamento de Gran Bretaña en
mayo de 1773 que permitía a la
Compañía Británica de las Indias
Orientales vender su té en las
Trece Colonias de América del
Norte sin pagar impuestos.
La ley se promulgó para tratar de
relanzar a la Compañía, que se
encontraba en una grave crisis,
otorgándole un lugar monopolista
en el comercio británico.
Como consecuencia, se inició un
boicot al té británico por parte de
los colonos de las Trece Colonias,
que culminó con el Motín del té de
Boston.
2. El Estallido del Conflicto: el
primer Congreso Continental
A finales de 1774 la mayor parte de
las colonias eran gobernadas por
grupos locales que luchaban entre
sí por el control del poder ante la
impotencia de las autoridades
reales.
El 5 de septiembre de 1774 se
realizó en el salón de los
carpinteros de Philadelphia, el
primer congreso continental.
La tensión siguió en un peligroso
aumento, solo se necesitaba un
“casus belli” para iniciar el
conflicto armado.
2.1. El Inicio de las Hostilidades
Las actuaciones de presión
propuestas por Gran Bretaña
no hicieron sino aumentar la
unión de las colonias y
acercarlas a la guerra contra
la metrópoli.
En abril de 1775 en la colonia
de la Bahía tuvieron lugar los
primeros enfrentamientos.
El 15 de junio de 1775 fue
nombrado,
George
Washington
general
y
comandante en jefe del
ejército de las colonias unidas.
2.2. La Declaración de Independencia y el
Inicio de la Guerra
La política propuesta por el rey
Jorge III de Inglaterra de
terminar la revuelta con el uso de
la fuerza, hizo que todas las
colonias
vieran
en
la
independencia la única forma de
defender sus derechos.
A pesar de las tensiones sociales
una colonia tras otra aceptó la
independencia, y el 2 de julio y 4
de julio de 1776 se aprobó la
Declaración de Independencia.
2.2. La Declaración de Independencia y el
Inicio de la Guerra
Será en las colonias del
norte, donde se iniciarán los
primeros combates abiertos.
La batalla de Saratoga fue el
punto decisivo de la guerra,
ya que tras este momento se
inicia la reconquista de los
territorios por parte de los
americanos y el inicio de la
ayuda extranjera a los
rebeldes, es decir el conflicto
se hace internacional.
3. Internacionalización del
Conflicto
La entrada de Francia en la guerra
en 1778 había cambiado la estrategia
británica, y el General británico
Clinton abandonó Filadelfia para
reforzar la ciudad de Nueva York,
ahora vulnerable al poder naval
francés.
Después de la entrada de Holanda y
España en la guerra, los británicos
volvieron su atención a las colonias
del sur, donde esperaban recuperar
el control mediante la contratación
de un gran número de leales.
3.1. La Paz inalcanzable
Tras la noticia de la rendición en Saratoga y la preocupación por la
intervención francesa, los británicos decidieron aceptar por completo las
demandas originales realizados por los colonos americanos, formándose una
Comisión para negociar directamente con el Congreso Continental.
Se ofreció a los estadounidenses autonomía completa, así como una
representación en el parlamento británico.
Los americanos pretendían acordar la no presencia de tropas en suelo
americano, pero la Comisión lo rechazó, negándose a seguir negociando.
El rey Jorge III renunció a someter a los Estados Unidos por la vía pacífica,
planeando destruir su comercio, bombardear sus puertos; saquear y quemar
pueblos a lo largo de la costa y usar a los indios nativos para atacar a la
población civil en los asentamientos fronterizos.
Los teatros bélicos del norte, del sur, y los navales se reunieron en 1781 en
Yorktown, Virginia.
3.2. El Conflicto se Internacionaliza.
La flota británica, desconocían que los
franceses habían enviado toda su flota a
Estados Unidos,
envió una fuerza
inadecuada al mando del almirante Graves.
Las fuerzas navales francesas derrotaron a
la flota británica en la batalla de la bahía de
Chesapeake.
El General británico Cornwallis, que estaba
al mando de la defensa de la ciudad, todavía
esperaba refuerzos.
La fuerza combinada franco-estadounidense
de 18.900 hombres comenzó el asedio a
Cornwallis a principios de octubre. Durante
varios
días,
los
franceses
y
los
estadounidenses bombardearon las defensas
británicas, y luego comenzaron a tomar los
reductos exteriores.
3.3. Jaque Mate a Inglaterra
La posición insostenible que estaba volviéndose para los británicos, hizo que
Cornwallis entregara todo su ejército de más de 7.000 hombres el 19 de octubre de
1781, el mismo día que la flota británica en Nueva York zarpaba para socorrerle.
La noticia de la rendición en Yorktown llegó a Gran Bretaña en noviembre de
1781. El rey Jorge III tomó la noticia con calma y pronunció un discurso
desafiante comprometiéndose a continuar la guerra, la mayoría de la Cámara de
los Comunes aprobó la misma.
Tanto los españoles como los franceses, tuvieron éxito en varias de las islas de las
Indias Occidentales, consiguiendo casi la expulsión completa de Gran Bretaña del
caribe, así como Menorca, y el riesgo de perder Gibraltar.
El Parlamento Británico, voto a favor de poner fin a todas las operaciones
ofensivas en América, y de buscar la paz, esto se realizó el 27 de febrero 1782.
3.4. España en la Revolución Americana
España, a través de los mercaderes Diego de
Gardoqui en Bilbao y Oliver Pollock en Nueva
Orleans,
enviaban
dinero,
mosquetones,
municiones y avíos militares en grandes
cantidades como ayuda a los americanos de
forma encubierta.
En 1777, Benjamin Franklin, destacó a Arthur
Lee para que fuera a España, para acordar el
envío a través de la Compañía Española de José
Gardoqui e Hijos, material bélico para ser
expedidos desde un barco de un puerto francés
vía Las Bermudas hacia Boston.
Tras la declaración de guerra por parte de
España el 21 de Junio de 1779, Carlos III
comisionó al General Bernardo de Gálvez,
Gobernador de Luisiana, organizar una campaña
militar contra los británicos en diversos puntos
estratégicos del golfo de México.
3.4. España en la Revolución Americana
Gálvez organizó una Armada y una Marina,
derrotando a los británicos en las batallas de
Manchac, Baton Rouge y Natches en 1779, en
Mobile en 1780 y en Pensacola en 1781.
Mandó proteger el alto del río Mississippi y el río
Ohio, derrotando a los británicos en San Luís,
Missouri y San José, Michigan, y ayudando a
George Rogers Clark en sus batallas de
Vincennes (Indiana), Kaskaskia (Illinois) y
Cahokia (Illinois).
Después de la exitosa batalla que permitió la toma
del Fuerte George en Pensacola, Gálvez despidió
a la flota Francesa y dotándola con 500,000 pesos
oro, con lo cual esta viajó a lo largo de la costa
atlántica hacia la Bahía de Chesapeake, llegando
en el momento preciso para ayudar a Washington
a derrotar a Lord Cornwallis en Yorktown el 19
de Octubre de 1781.
4. La Paz de París
El Tratado de París se firmó el 3 de
septiembre de 1783, Gran Bretaña
reconocía las colonias como Estados libres,
soberanos e independientes, renunciando
al gobierno, propiedades y derechos
territoriales sobre ellas.
Una vez reconocida la Independencia y los
derechos de la Confederación sobre los
territorios situados entre los Grandes
Lagos y Florida y entre el Atlántico y el
rio Misisipí, surge la creación de una
nueva nación y supone para Inglaterra un
claro retroceso en el camino seguido desde
mitad del siglo XVII abiertamente
enfocado hacia el dominio de los mares y
la hegemonía colonial.
5. Hacia la Constitución de 1787
Cada
Estado
emprende
su
propia
organización,
ya
que
los
antiguos
gobernadores dejaron su cargo desde el
comienzo de las hostilidades. La autoridad se
transfiere a las Asambleas provinciales.
Los Artículos de la Confederación no fueron
ratificados hasta 1781 por la totalidad de las
asambleas legislativa
La “soberanía del pueblo” se ejercía al nivel
de los Estados y el Congreso era, simplemente,
una Cámara deliberante.
La Constitución fue adoptada en su forma
original el 17 de septiembre de 1787 por la
Convención Constitucional de Filadelfia,
Pensilvania y luego ratificada por el pueblo.
Descargar

La Independencia de las colonias Norteamericanas