El cristiano debe amar a los demás, y por
tanto, respetar las opiniones contrarias a las
suyas, y convivir con plena fraternidad con
quienes piensan de otro modo.
 Sólo el egoísmo tiene patria. ¡La fraternidad
no la tiene!
 La fraternidad de los hombres no puede
tener más fundamento que la conciencia de
la común paternidad de Dios.

Estoy tratando desde mi lugar de subrayar la
verdadera fraternidad entre los hombres.
 Yo he nacido castellano; mas doquiera que
me he visto, soy cristiano, y como Cristo
prediqué fraternidad.
 La fraternidad es, no hay duda, la base de
toda sociedad, la condición primera para el
progreso social, pero no el progreso. Lo
hace posible, le suministra los elementos
indispensables, pero no lo define.

Los que no aman a sus semejantes tienen
una vida estéril.
 La fraternidad humana y la libertad son los
únicos correctivos que hay que oponer a
las enfermedades del organismo humano
que conducen a lo que se llama crimen.
 Yo deseo llevar a cabo la fraternidad o
identidad no sólo con los seres llamados
humanos, sino que quiero llevar a cabo la
identidad con toda la vida.

no se puede promover la fraternidad y el
progreso de la humanidad promoviendo e
incitando al odio de clases.
 Si alguna vez no te dan la sonrisa
esperada, sé generoso y da la tuya.
Porque nadie tiene tanta necesidad de una
sonrisa, como aquel que no sabe sonreír a
los demás.
 Si no perdonas por amor, perdona al
menos por egoísmo, por tu propio
bienestar.

Si deseas felicidad de los demás, sé
compasivo. Si deseas tu propia felicidad,
sé compasivo.
 La gente de distintas partes del mundo
podrá tener diferentes costumbres, idiomas
extraños. Pero hay algo más hondo en
común: la afinidad que nos da saber que
todos somos miembros de la familia
humana. Todos somos hermanos.
 No busco glorias si no la unión de los
americanos y la prosperidad de la patria.

Hay momentos en los que Dios exige
obediencia, pero hay momentos en los que
desea probar nuestra voluntad y nos desafía
a entender su amor
 Hay una fraternidad que sólo se encuentra al
otro lado de la muerte.
 La fraternidad es una de las más bellas
invenciones de la hipocresía social.

La fraternidad es una de las más bellas
invenciones de la hipocresía social.
 La fraternidad humana y la libertad son los
únicos correctivos que hay que oponer a las
enfermedades del organismo humano que
conducen a lo que se llama crimen.
 Si alguna vez no te dan la sonrisa esperada,
sé generoso y da la tuya. Porque nadie tiene
tanta necesidad de una sonrisa, como aquel
que no sabe sonreír a los demás.




Propongamos sin miedo una gran asamblea donde
allí se proclame que la gente se ame contra viento
y marea, desterrar la codicia, tirar la injusticia
desde una azotea y colgar un letrero que diga te
quiero y todos lo vean.
Se dice que nuestro enemigo es nuestro mejor
maestro. Al estar con un maestro, podemos
aprender la importancia de la paciencia, el control y
la tolerancia, pero no tenemos oportunidad real de
practicarla. La verdadera práctica surge al
encontrarnos con un enemigo.
La gente de distintas partes del mundo podrá tener
diferentes costumbres, idiomas extraños. Pero hay
algo más hondo en común: la afinidad que nos da
saber que todos somos miembros de la familia
humana. Todos somos hermanos.
La fraternidad es el amor recíproco, la
tendencia que conduce al hombre a hacer
para los demás lo que él quisiera que sus
semejantes hicieran para él.
 La fraternidad humana y la libertad son los
únicos correctivos que hay que oponer a las
enfermedades del organismo humano que
conducen a lo que se llama crimen.
 Yo deseo llevar a cabo la fraternidad o
identidad no sólo con los seres llamados
humanos, sino que quiero llevar a cabo la
identidad con toda la vida.

Descargar

Descarga