ANTROPOMETRIA
ETHEL LUCHO
ABYGAIL GONZALES
SUE CABALLERO
BAÑOS PARA
DISCAPACITADOS
Ante el problema del
ciudadano discapacitado
físico, debemos preguntamos
cuantas y que personas se
encuentran en tales
circunstancias.
Se estima que más del 30%
de la población actual está en
condiciones de discapacidad
física más o menos severa,
siendo algunos de los más
notorios los siguientes
colectivos.
• Incapacitados motrices derivados
de accidentes traumáticos
• Personas con problemas espásticos
o espasmódicos.
• Poliomielíticos.
• Distróficos.
• Enfermos de esclerosis múltiples.
Dimensiones Básicas
La figura 1, muestra el espacio
necesario para que una persona
deambule utilizando un bastón,
mientras que la figura 2,
corresponde a un inválido con
muletas.
Las personas ancianas, aunque
sufran minusvalías, están aquejadas
de reducción en sus distintas
capacidades, aún cuando la
importancia de dicha reducción
depende de múltiples factores que
son difíciles generalizar y de diversa
índole, como son: campo visual o
sujeción horizontal o vertical.
El espacio ocupado por los usuarios
de sillas de ruedas, estará en relación
con la edad y con el tipo de aparato
que usen.
Zona del inodoro
El inodoro: que dispondrá de dos barras de
ayuda firmemente ancladas que permitan
apoyarse o agarrarse con fuerza en la
transferencia.
La barra situada en el lado del espacio de
aproximación deberá ser abatible, (si la
aproximación se puede realizar por los dos
lados del inodoro, ambas barras serán
abatibles y se colocarán a 35 cm del eje del
inodoro y a 70-75 cm de altura).
Es conveniente que una de las barras
disponga de un accesorio para colocar el
papel higiénico.
El plano del asiento del inodoro estará
colocado a 45-47cm de altura para facilitar
la transferencia (paso desde la silla de
ruedas al inodoro y viceversa). El inodoro
tendrá a un lado, y si es posible en los dos
lados, un espacio libre suficiente para
situar la silla de ruedas y realizar la
transferencia (mayor o igual a 75 cm).
Zona del lavabo
En todos los casos hay que tener
presente, además que requiere una
zona lateral para un posible
acompañante y/o para realizar la
maniobra de salida con rotación de
90 grados de la silla de ruedas.
El lavamanos: deberá estar colocado
una altura libre inferior mínima de 70
cm, con una profundidad de 0,25 m
permitirá el acceso por debajo ,
también con una barra de ayuda, o
apoyo. El grifo se accionará
mediante un mecanismo de presión o
de palanca.
El espejo será preferentemente
reclinable y dotado de accesorios que
aumenten la comodidad, como
jabonera, porta papel, etc.
Zona de la ducha y zona
de la bañera
La ducha resulta más práctica y
cómoda que la tina. El receptáculo no
debe tener bordes que impidan el
acercamiento de una silla de ruedas,
basta con un desnivel de 1.5 cm, y
una pendiente del 2% hacia el
desagüe para evitar que el agua
escurra por el resto del baño.
Deben instalarse barras de apoyo a 85
cm. en sentido horizontal, y hasta 140
cm, en sentido vertical. La ducha ha
de incorporar un asiento, fijo y
abatible (idealmente de 45 x 45 cm. y
a 50 cm. de altura) o movible
(cualquier silla plástica de jardín
podría serle de utilidad). La grifería
de ducha debe ser de tipo teléfono ya
que resulta más cómoda y fácil de
manipular.
La apertura de la puerta será
preferiblemente hacia el exterior o se
instalará una puerta corredera.
El traslado de la bañera se debe efectuar con la disponibilidad de
espacio que se consigna en el esquema y con una atenta
disposición del pasamanos y las agarraderas; en el caso citado
arriba se ha previsto un asiento al borde de la bañera que permita
que el usuario entre y salga de ella con facilidad
Un círculo de 1,50 m de diámetro del giro de la silla de ruedas,
libre de obstáculos.
Fotos de baños
Bibliografia
• www.todoarquitectura.com
• www.arete-pi.com.ar
• www.hagaloustedmismo.cl
Descargar

BAÑOS PARA DISCAPACITADOS