Fe- fraternidad-servicio
Fueron su vida
"Una estudiante de bachillerato se apuntó a un grupo de su parroquia para pasar un
domingo con los ancianos e inválidos del hospital. Al entrar allí, su primer impulso
fue el de huir. Se quedó abrumado ante aquellas gentes en sillas de ruedas, al ver
sus caras secas y arrugadas. Ancianas encorvadas, viejos olvidados, parapléjicos,
niños desnutridos que reclamaban mudamente atención y cariño.
No pudo soportarlo. Salió corriendo al jardín del hospital. Y allí, sin saber por qué,
empezó a descargar toda su rabia contra Dios, por permitir tanto dolor y
sufrimiento.
Pasó allí alrededor de una hora y, también sin saber cómo, su actitud fue
transformándose. Empezó a adivinar que, en realidad, Dios quería a todas aquellas
personas de una manera especial.
Volvió al hospital, donde sus compañeros de la parroquia estaban ayudando a los
discapacitados, dándoles de comer, empujando las sillas de ruedas, arropando al
que lo necesita. Se unió a ellos con entusiasmo y comenzó a hablar con los
pacientes.
Luego recordaba:
Conseguí que muchas caras sonrieran y se brillaran muchos ojos, pero hay una que
sobresalía de alegría entre todas las demás: la mía. Nunca me había sentido tan
contento conmigo misma, nunca había sentido tal alegría."
Tener una actitud de servicio hacia los más necesitados supone ante todo una
sensibilidad especial.
¿Estás de alguna manera vinculado a algún tipo de servicio a los demás?
¿Has pensado con seriedad en dedicar más tiempo y energía a servir a los que más
lo necesitan?
Lo espiritual no se puede hacer vivir,
sólo uno mismo es quien debe dar nombre al misterio. El
educador puede propiciar experiencias. "El sentido
se transmite más por gestos que con palabras",
Espiritualidad es aquello que produce en
nuestro interior una transformación. Todas
las personas tenemos mayor o menor
espiritualidad, en la medida en que nos
manejamos y cuidamos
más o menos nuestra evolución interior, con
nuestras creencias y confianzas.
Como dice Teilhard de Chardin: "Mientras
queramos imponer desde fuera a nuestros
contemporáneos una Divinidad prefabricada,
aunque estemos inmersos en la
muchedumbre, predicaremos
irremediablemente en el desierto. Sólo hay un
medio de hacer reinar a Dios en los hombres
de nuestro tiempo: pasar por su ideal; buscar
con ellos, al Dios que ya poseemos,
pero que está todavía entre nosotros como si
no lo conociéramos". Somos educadores que
enseñamos a mirar la realidad en todas sus
dimensiones. Por tanto, es propio de nuestro
ser lasalianos el plantear el tema de la fe.
Deseamos que nuestros alumnos no salgan de
nuestras aulas siendo insensibles
a esta dimensión.
La fe
La fe no es visible
ni se la puede tocar:
Pero la puedes sentir en tu corazón.
La fe es lo que te afianza
cuando otros se resignan.
Es lo que te hace creer
en la bondad de los demás,
a pesar de las limitaciones y los errores.
Es creer en ti,
y tener la valentía
de creer tus sueños.
Fe es
la serenidad en la tormenta,
la determinación ante la adversidad,
y la esperanza en las dificultades.
Fe es una intuición,
es confiar en un poder
mayor que el tuyo
y saber que,
pase lo que pase,
este poder te ayudara a franquear
lo que sea.
Porque nada puede herir el alma
cuando es protegida por la fe
Muchas veces para que la ayuda y el servicio
sean efectivos, es necesario un equipo, poner
las manos,
la cabeza y el corazón juntos.
Fraternidad:
Respeto
Empatía
Presencia
Compartir
Cooperar
Un buen ejercicio para el corazón es inclinarse
para ayudar a otros a levantarse. Autor
desconocido
«Amar es encontrar en la felicidad de otro tu propia
felicidad»
"Todo lo han recibido gratuitamente, denlo
todo gratuitamente, nos pide Jesús en el
Evangelio, y sabemos que para San Juan
Bautista de La Salle, la gratuidad, es elemento
esencial de lo que somos“
Hno. Álvaro Rodríguez
Descargar

La Salle_bach