¿Tienes muchos problemas?
¡Confía en Dios a
pesar de todo!
El amor de Dios no siempre nos libra de dificultades,
pero es un amor que siempre nos libera a través de las dificultades.
La vida está llena de pruebas y
dificultades.
Todo el mundo atraviesa situaciones o circunstancias que
dejan que desear, o con las que tenemos que lidiar y
enfrentar todos los días.
La vida en la Tierra es un banco de pruebas y
ensayos que nos enseña a tomar decisiones
acertadas a pesar de las contrariedades.
Nos enseña a ver con ojos positivos aunque no veamos
esperanza, a optar por amar, compartir y sacrificarnos
aun cuando no tengamos suficiente, a decidirnos a obrar
bien aun cuando a nuestro alrededor todo esté mal.
The difficulties that you face in
life are what shape character.
These are the tools that God uses
Sin esas debilidades y molestias fastidiosas, sin esos pecados
to make you into the men and
asediantes y defectos vergonzantes, tu fe no se vería puesta a
women that He needs you to be.
prueba.
Sin las pruebas no habría testimonio.
Sólo en el
candente horno
de la aflicción,
los cristianos
nos deshacemos
de la escoria a la
cual, por nuestra
necedad, nos
aferramos con
vehemencia.
Aunque no siempre entiendas por qué tienes pruebas, dificultades,
pesares y quebrantos, ¡recuerda que Dios sabe lo que hace! Él conoce
todos los objetivos que persigue con cada prueba, dificultad o aflicción.
Él ha prometido que “ a los que
aman a Dios, ¡Todas las cosas
les ayudan a bien!” (Romanos
8:28) ¡Como hijo del Señor que
eres, Él no permitirá que te
pase nada que no sea para tu
bien!
Claro que muchas veces
pensamos: “ ¡Pues… caramba,
a mí me han pasado un montón
de cosas que no parecen nada
buenas!”
¡Pero tarde o temprano
comprobarás que sí fueron
buenas para ti de alguna
manera!
Todos los que han sido muy útiles al Señor, primero tuvieron que
pasar quebrantamientos y humillaciones para que perdieran toda
confianza en si mismos.
De otro modo, se habrían enorgullecido tanto y habrían quedado
tan seguros de sí mismos, de sus talentos y de sus dotes carnales
y naturales, que de haberse servido Dios de ellos, se habrían
atribuído la gloria a sí mismos.
Por eso Él prefiere valerse de lo débil y lo necio, “¡para que nadie
se jacte en Su presencia!” (1Corintios 1:25-29)
Una barra de acero vale $5
Cuando se la convierte en herraduras, pasa a valer $10
Si se la convierte en agujas, su valor asciende a $350
Convirtiéndola en hojas para navajas, se incrementa a $32.000
Y si de ella se hacen resortes para relojes, se multiplica hasta los $250.000
¡A cuántas transformaciones debe someterse esa pobre barra para alcanzar ese
valor! Sin embargo, cuanto más se la manipula, cuanto más se la golpea y pasa por
el fuego, cuanto más se la comprime y pule, mayor es su valor.
—Sir Henry Bessemer (1813-1898), inventor e ingeniero británico.
El diamante
no puede ser
pulido sin
fricción,
tampoco el
ser humano
puede ser
perfeccionado
sin
tribulaciones.
Para que sometida a prueba vuestra fe,
mucho más preciosa que el oro, el cual
aunque perecedero se prueba con
fuego, sea hallada en alabanza, gloria y
honra cuando sea manifestado
Jesucristo.
1Pedro 1:7
Descargar

¡Confía en Dios a pesar de todo!