1
¿QUIÉNES SON NUESTROS HÉROES?
¿A quiénes queremos imitar en la vida, identificarnos con ellos, seguir su ejemplo, reconocer como
personas de veras grandes?
A. PARA ALGUNOS NUESTRO HÉROE ES:
1. Robin Hood (el famoso carácter ficticio inglés)
Su nombre consiste en un juego de palabras:
Robin (robar), Hood (máscara, disfraz).
Esta persona era ladrón. Dios aborrece el robo.
Uno de los Diez Mandamientos, Exo. 20:15; en el
Nuevo Testamento, Rom. 13:9, No hurtarás.
El cristiano aborrece lo que Dios aborrece.
¿Cómo, pues, puede ser un ladrón héroe del cristiano?
2
No obstante, muchos padres permiten que sus
hijos tengan a Robin Hood en muy alta estima, digno de imitar. Con gusto les compran videos de él.
Quiere usted que sus hijos roben?
b. “Pero era un ladrón muy bueno; robaba a los ricos para dar a los pobres.”
Este es el viejo argumento de que el fin justifica
los medios.
Dios esto lo condena. Rom. 3:8, ¿Y por qué no
decir (como se nos calumnia, y como algunos, cuya
condenación es justa, afirman que nosotros decimos): Hagamos males para que vengan bienes?
¿Quiere usted ayudar a los pobres? Entonces, escuche a Dios. Efes. 4:28, El que hurtaba, no hurte
más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que
es bueno, para que tenga qué compartir con el que
padece necesidad.
3
Ningún ladrón es héroe de Dios.
2. Atletas famosos (fútbol, béisbol, baloncesto, las
Olimpiadas, carreras de coches, etc.)
3. Actores y actrizes del cine (muchos cristianos
quieren imitarles en vestir, hablar, presentarse…)
4. Cantantes y artistas de música y de grabación.
En algunas casas se ven afiches, cuadros, de
tales artistas en las cámaras de los jóvenes.
Las personas de arriba son del mundo; pone antes
que a Dios a la fama y la fortuna. Son pecadores
perdidos; ¿y éstos son nuestros héroes?
5. El matón en la escuela, el líder de la pandilla, el
machista. Estos son héroes de los que procuran
identificarse con el poder físico, la independencia, y
el control sobre otros.
4
B. ¿POR QUÉ HACER LA PREGUNTA? “¿Quiénes
son nuestros héroes”?
Porque la respuesta revela:
1. Nuestro sentido o concepto de grandeza
(exaltación).
Jesús nos enseña que la grandeza consiste en
servir, no en ser popular ( = del pueblo), poderosos,
ricos, atractivos, fotogénicos, famosos.
Luc. 14:11, Porque cualquiera que se enaltece,
será humillado; y el que se humilla, será enaltecido.
Mar. 9:35, Entonces él se sentó y llamó a los
doce, y les dijo: Si alguno quiere ser el primero, será
el postrero de todos, y el servidor de todos.
Mat. 19:30, Pero muchos primeros serán postreros, y postreros, primeros.
5
Mat. 20:25-28, Entonces Jesús, llamándolos, dijo:
Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen
sobre ellas potestad. 26 Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre
vosotros será vuestro servidor, 27 y el que quiera
ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; 28
como el Hijo del Hombre no vino para ser servido,
sino para servir, y para dar su vida en rescate por
muchos.
Luc. 14:7-11, Observando cómo escogían los primeros asientos a la mesa, refirió a los convidados
una parábola, diciéndoles: Cuando fueres convidado por alguno a bodas, no te sientes en el primer
lugar, no sea que otro más distinguido que tú ….
6
esté convidado por él, 9 y viniendo el que te convidó a ti y a él, te diga: Da lugar a éste; y entonces comiences con vergüenza a ocupar el último lugar. 10
Mas cuando fueres convidado, vé y siéntate en el
último lugar, para que cuando venga el que te convidó, te diga: Amigo, sube más arriba; entonces tendrás gloria delante de los que se sientan contigo a la
mesa. 11 Porque cualquiera que se enaltece, será
humillado; y el que se humilla, será enaltecido.
Porque la respuesta revela:
2. Nuestra evaluación de carácter (la grandeza
interior).
¿Es nuestro héroe de grandeza interior?
Compárese Jn. 1:47, Cuando Jesús vio a
Natanael que se le acercaba, dijo de él: He aquí un
verdadero israelita, en quien no hay engaño.
7
Phil. 2:3,4, 19-22, Nada hagáis por contienda o por
vanagloria; antes bien con humildad, estimando
cada uno a los demás como superiores a él mismo;
4 no mirando cada uno por lo suyo propio, sino
cada cual también por lo de los otros … Espero en el
Señor Jesús enviaros pronto a Timoteo, para que yo
también esté de buen ánimo al saber de vuestro estado; 20 pues a ninguno tengo del mismo ánimo, y
que tan sinceramente se interese por vosotros. 21
Porque todos buscan lo suyo propio, no lo que es
de Cristo Jesús. 2 Pero ya conocéis los méritos de
él, que como hijo a padre ha servido conmigo en el
evangelio.
8
Porque la respuesta revela:
3. La dirección de nuestra vida
Si son nuestros héroes el mundo que aborrece a
Dios y a su palabra, ¿a dónde nos dirigimos?
Sant. 4:4, ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que
la amistad del mundo es enemistad contra Dios?
Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo,
se constituye enemigo de Dios.
¿Quiere usted ser enemigo de Dios? Yo, no.
4. Nuestro sentido de prioridades
Ya que admiramos a nuestros héroes, ponemos
primero en nuestras vidas lo que es de alta prioridad
para ellos.
Pero Jesús dice: Mat. 6:33, Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas
cosas os serán añadidas.
9
Porque la respuesta revela:
5. Mucho acerca de nuestros vestir, maneras, lenguaje, metas y promociones.
Los jóvenes en particular deben tener cuidado al
escoger a sus héroes. Pero todos nosotros nos hallamos imitando a nuestros héroes en estos aspectos de la vida. ¿Qué es más natural que imitar a
quienes admiramos?
Modelo a imitar = ejemplo a seguir al funcionar o
desenpeñar un papel; una persona que admiramos y
cuyo ejemplo queremos imitar.
Muchos jóvenes hoy se visten sin atención y
desordenadamente porque es de moda (la mentalidad de “yo también”), pero los que iniciaron tal manera de vestirse lo hicieron como rebelión contra el
buen orden y la decencia.
10
C. TODOS TENEMOS NUESTROS HÉROES
1. Héroes poco recordados
Tal vez algún anciano, predicador, miembro de
la iglesia, hombre o mujer.
Yo he estado predicando desde el 1943, no porque haya predicadores en mi familia, pues no los
hay, sino porque como joven admiraba mucho a un
hermano que ganaba la vida como maestro de la escuela pública pero que predicaba en la iglesia donde
yo era miembro sin remuneración alguna. Era hermano responsable, noble y de abnegación. Yo le
admiraba mucho. Era mi héroe secreto. Cuando me
animó a ser predicador, seguí su consejo y al salir
de la escuela superior, comencé mi carrera de predicador. Esto fue en el año 1943.
11
2. HÉROES SON DIRIGENTES (MODELOS A
IMITAR)
Ellos naturalmente ejercitan mucho poder e influencia sobre otros. Por esto es muy importante
que escojamos con cuidado a nuestros héroes.
Nuestros héroes tienen que ser los que verdaderamente son la sal de la tierra y la luz del mundo,
porque imitamos a ellos. Imitándoles, llegamos a
ser como ellos son.
Mat. 5:13-16, Vosotros sois la sal de la tierra; pero
si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No
sirve más para nada, sino para ser echada fuera y
hollada por los hombres. 14 Vosotros sois la luz del
mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se
puede esconder. 15 Ni se enciende una luz y se
pone debajo de un almud, sino sobre el …….
12
candelero, y alumbra a todos los que están en casa.
16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres,
para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen
a vuestro Padre que está en los cielos.
Fil. 2:14-16, Haced todo sin murmuraciones y
contiendas, 15 que seáis irreprensibles y sencillos,
hijos de Dios sin mancha en medio de una
generación maligna y perversa, {2.15:-Dt. 32. 5.} en
medio de la cual resplandecéis como luminares en
el mundo; 16 asidos de la palabra de vida, para que
en el día de Cristo yo pueda gloriarme de que no he
corrido en vano, ni en vano he trabajado.
13
3. LOS CRISTIANOS MISMOS SON MODELOS A
IMITAR; DIRIGEN, NO SIGUEN
Los cristianos, siendo luz (dirección) y sal (preservación), no se someten a la presión de socios,
como la luz no se somete a las tinieblas.
La luz pone presión sobre las tinieblas, y no
viceversa. Los cristianos no son movidos por la presión de socios, sino ponen presión al pecador para
que ande en la luz.
a. Que el cristiano tenga cuidado; gente
pequeña y grande le está mirando. ¿Qué ven ellos?
Por ejemplo: el niños andando tras el padre en
la nieve, tratando de pisar las huellas del padre.
b. No hacer excusas.
Por ejemplo: “Nadie es perfecto.”
Bueno, ¡yo lo soy! (maduro, crecido),1Cor.2:6
14
Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han
alcanzado madurez (gr., teleios = perfect).
Fil. 3:15, Así que, todos los que somos perfectos
(gr., teleios = perfect), esto mismo sintamos.
Por ejemplo: “Todos tenemos nuestras debilidades.”
¿Será cierto? ¿Cuál es la mía? ¡Nómbrese!
Hermano, si usted tiene debilidades, corríjalas;
sea fuerte, no débil.
1 Cor. 16:13, Velad, estad firmes en la fe;
portaos varonilmente, y esforzaos.
¿Podemos hacer estas cuatro cosas? ¡Son mandamientos de Dios!
1 Jn. 2:14, Os he escrito a vosotros, jóvenes,
porque sois fuertes, y la palabra de Dios permanece
en vosotros, y habéis vencido al maligno.
15
D. ALGUNOS PASAJES SOBRE “IMITAR”
1. 1 Cor. 11:1, Sed imitadores de mí, así como yo de
Cristo.
1 Cor. 4:16, Por tanto, os ruego que me imitéis.
¿Vivimos de tal manera que digamos a otros:
“imítenme a mí”?
“Haga cómo yo digo,” dice el mundo.
“Haga cómo yo hago,” dice el cristiano.
2. 2 Tes. 3:6-12, Pero os ordenamos, hermanos, en
el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que ande desordenadamente,
y no según la enseñanza que recibisteis de nosotros. 7 Porque vosotros mismos sabéis de qué manera debéis imitarnos; pues nosotros no anduvimos
desordenadamente entre vosotros, 8 ni comimos de
balde el pan de nadie, sino que trabajamos ….
16
con afán y fatiga día y noche, para no ser gravosos
a ninguno de vosotros; 9 no porque no tuviésemos
derecho, sino por daros nosotros mismos un ejemplo para que nos imitaseis. 10 Porque también
cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos
esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma.
11 Porque oímos que algunos de entre vosotros andan desordenadamente, no trabajando en nada, sino
entremetiéndose en lo ajeno. 12 A los tales mandamos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo,
que trabajando sosegadamente, coman su propio
pan.
3. Heb. 13:7, Acordaos de vuestros pastores, que
os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál …
17
haya sido el resultado de su conducta, e imitad su
fe.
4. 3 Juan 11, Amado, no imites lo malo, sino lo
bueno.
5. Efes. 4:31--5:11, Quítense de vosotros toda
amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda
malicia. 32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como
Dios también os perdonó a vosotros en Cristo. 5:1
Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados.
2 Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y
se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante. 3 Pero fornicación y
toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre
vosotros, como conviene a santos; 4 ni palabras
deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que …
18
no convienen, sino antes bien acciones de gracias.
5 Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el
reino de Cristo y de Dios. 6 Nadie os engañe con
palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira
de Dios sobre los hijos de desobediencia. 7 No
seáis, pues, partícipes con ellos. 8 Porque en otro
tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el
Señor; andad como hijos de luz 9 (porque el fruto
del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad),
10 comprobando lo que es agradable al Señor. 11 Y
no participéis en las obras infructuosas de las
tinieblas, sino más bien reprendedlas.
6. 1 Tes. 1:6-10, Y vosotros vinisteis a ser
imitadores de nosotros y del Señor, recibiendo la …
19
palabra en medio de gran tribulación, con gozo del
Espíritu Santo, 7 de tal manera que habéis sido
ejemplo a todos los de Macedonia y de Acaya que
han creído. 8 Porque partiendo de vosotros ha sido
divulgada la palabra del Señor, no sólo en Macedonia y Acaya, sino que también en todo lugar vuestra
fe en Dios se ha extendido, de modo que nosotros
no tenemos necesidad de hablar nada; 9 porque
ellos mismos cuentan de nosotros la manera en que
nos recibisteis, y cómo os convertisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero, 10
y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de
los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera.
20
1 Tes. 2:14-16, Porque vosotros, hermanos, vinisteis a ser imitadores de las iglesias de Dios en Cristo Jesús que están en Judea; pues habéis padecido
de los de vuestra propia nación las mismas cosas
que ellas padecieron de los judíos, 15 los cuales
mataron al Señor Jesús y a sus propios profetas, y a
nosotros nos expulsaron; y no agradan a Dios, y se
oponen a todos los hombres, 16 impidiéndonos hablar a los gentiles para que éstos se salven; así colman ellos siempre la medida de sus pecados, pues
vino sobre ellos la ira hasta el extremo.
7. Heb. 6:12, a fin de que no os hagáis perezosos,
sino imitadores de aquellos que por la fe y la
paciencia heredan las promesas.
21
E. EL HÉROE MUNDANO ES DADO A LA EMULACIÓN (rivalidad, esforzarse por ser igual a otro, o a
superarle), Gál. 5:20, celos, una obra de la carne.
F. ¿A QUIÉNES HA APUNTADO DIOS PARA DEMOSTRAR LA CUALIDAD DE HÉROE? ¿QUIÉNES
SON HÉROES EN LA VISTA DE ÉL?
1. Job 1:8, Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has
considerado a mi siervo Job, que no hay otro como
él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de
Dios y apartado del mal?
2. Ezeq. 14:14-20, si estuviesen en medio de ella
estos tres varones, Noé, Daniel y Job, ellos por su
justicia librarían únicamente sus propias vidas, dice
Jehová el Señor. 15 Y si hiciere pasar bestias feroces por la tierra y la asolaren, y quedare desolada de
modo que no haya quien pase a causa de las …
22
fieras, 16 y estos tres varones estuviesen en medio
de ella, vivo yo, dice Jehová el Señor, ni a sus hijos
ni a sus hijas librarían; ellos solos serían librados, y
la tierra quedaría desolada. 17 O si yo trajere espada sobre la tierra, y dijere: Espada, pasa por la tierra; e hiciere cortar de ella hombres y bestias, 18 y
estos tres varones estuviesen en medio de ella, vivo
yo, dice Jehová el Señor, no librarían a sus hijos ni a
sus hijas; ellos solos serían librados. 19 O si enviare pestilencia sobre esa tierra y derramare mi ira sobre ella en sangre, para cortar de ella hombres y
bestias, 20 y estuviesen en medio de ella Noé,
Daniel y Job, vivo yo, dice Jehová el Señor, no librarían a hijo ni a hija; ellos por su justicia librarían solamente sus propias vidas.
23
3. Mat. 8:11,12, Y os digo que vendrán muchos del
oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham
e Isaac y Jacob en el reino de los cielos; 12 mas los
hijos del reino serán echados a las tinieblas de
afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.
F. JESÚS ES EL ÚNICO Y ABSOLUTAMENTE VERDADERO “MODELO A IMITAR.”
2 Tim. 2:8, Acuérdate de Jesucristo, del linaje de
David, resucitado de los muertos conforme a mi
evangelio.
Heb. 12:2, puestos los ojos en Jesús, el autor y
consumador de la fe.
Col. 3:1-4, Si, pues, habéis resucitado con Cristo,
buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. 2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. ….
24
3 Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. 4 Cuando Cristo, vuestra
vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.
CONCLUSIÓN
¿Quiénes son nuestros héroes?
¿Nuestros modelos a imitar?
25
26
Descargar

¿Quiénes Son Nuestros Héroes?