El verano pasado, yo fui a Nepal con mi novio, Patrick. Compré mi
boleto de avión por dos mil dólares y salí del país para una aventura en las
montañas Himalaya.
Cuando llegué a Katmandú, fui por taxi a visitar a muchas personas.
Después yo preparé para el viaje a Poon Hill. Por cinco días, nosotros subimos
las Himalaya. ¡Yo hice mucho ejercicio porque caminé mucho!
Llovía cada día porque era la estación de monzón. Pero, me gustaba el
viaje mucho porque las montañas eran muy hermosas. Yo saqué muchas fotos –
fotos de las personas, los campos y la naturaleza.
Mi parte favorita del viaje era la familia del pueblo Bathma. Esta
familia vive sin electricidad, sin dinero, sin las cosas materiales. Solo tiene sus
hijos y sus sueños. Yo jugué fútbol con los hijos en un estadio de “basura” (¡Sí,
basura!) con un balón viejo. No sé- todos del país entienden que la vida es
preciosa- no les importan las cosas estúpidas como los iphones, relojes o botas de
Uggs.
Quiero regresar a Nepal porque quiero vivir del mismo modo. Quiero
vivir pensando en la importancia de ser humano… un concepto que hoy no existe
en los Estados Unidos.
-Sra. Custis
Descargar

El verano pasado, yo fui a Nepal con mi novio, Patrick