M. CARMEN DE JESÚS SALLÉS ES UNA MUJER DE
AYER, HOY Y SIEMPRE.
UNA VIDA QUE BUSCA SU FELICIDAD EN LA
ENTREGA.
.
.
ESTA ES MI
VIDA...
CARMEN
SALLÉS.
Soy Carmen Sallés Barangueras.
... Con mi vida quiero entrar en tu vida...
Nací un 9 de abril en Vic Barcelona
y fui bautizada el día 11 de 1848.
Fui la segunda de 10 hermanos
La educación humana y cristiana de los hijos era una de
las prioridades para mi familia
En una época en que la asistencia a la escuela era más bien
escasa, mi familia destacaba por su nivel cultural …
Mis padres me llevaron al Colegio de la
Compañía de María.
Aprendí oraciones que se quedaron grabadas en mi
mente y tradiciones que marcaron mi infancia como
la fiesta de la Niña María...
También nos explicaban el catecismo, que en la Diócesis de Vic por mandato del Obispo,
tenía que ser el del P. Claret, nacido allí. El método empleado por el P. Claret era hacer
conocer las verdades de la fe a través de estampas. Yo misma utilizaba también este
método con mis hermanos.
Así fui pasando mi infancia y adolescencia y … mis padres y
hermanos intuyeron pronto en mí que “Alguien” habitaba en mi
corazón,.. porque me veían pasar largos ratos a los pies del
Crucifijo
En esos años pertenecía a la Asociación de Hijas de
María … donde fui monitora de aquellos grupos
de jóvenes
Tenía “ansias de Dios” y un día llamé por mi cuenta a las
puertas de un convento de clausura: la Capuchinas. Sentía
deseos de vivir sólo para Dios.
En mayo de 1869, cuando la vida religiosa española sufría las
consecuencias de una fuerte revolución, comencé una nueva etapa en
mi vida entrando en el noviciado de las Adoratrices en Barcelona.
Esto fue lo que viví allí...
Admiré siempre en la M. Micaela la confianza que tenía
en la posibilidad de reeducación de la persona,
devolviendo a las jóvenes caídas su verdadera
personalidad.
El contacto con Cristo en la Eucaristía tenía un
papel muy importante en esta formación
religiosa.
Quizá fue en el noviciado adoratriz donde intuí con más fuerza y
luz el valor de la educación, al comprender que, como en la
Inmaculada, es mejor prevenir que curar.
Tras 20 meses, abandoné el noviciado de las Adoratrices, aunque estaba
convencida de que Dios me seguía llamando a su servicio en la vida religiosa,
y a los siete meses, después de consultarlo con mis confesores, ingresé en las
Terciarias Dominicas de la Anunciata
El P. Francisco Coll comenzó en 1856 una obra en la que su objetivo
primero era abrir un camino de vida religiosa constituyendo comunidades
de religiosas dedicadas a la enseñanza de las niñas con una finalidad
apostólica, y en los ambientes más necesitados.
Las religiosas tenían que enseñar la doctrina, educar las
virtudes, inculcar y hacer germinar la piedad….
… La Superiora General, M. Rosa Santaeugenia, al descubrir que
era una joven culta e instruida, me envió, poco tiempo después de
vestir el hábito de Sto. Domingo, a dirigir el Colegio de Tortellá en la
provincia de Gerona.
Fui adquiriendo a la vez experiencia de la vida
religiosa y de la educación de las niñas.
Después fui destinada a Barcelona. ..
Comencé la clase de adultas, en donde trabajé con todo
tesón y diligencia.
Fiel a las propuestas P. Coll aprendí a dar el
mismo cuidado a la oración que al estudio.
Al ser nombrada Priora (Superiora) en 1883, me
relacionaba menos con las niñas. En lo que podía, continuaba
ocupándome de la formación de las alumnas, inspeccionaba
las clases y preparaba personalmente a las niñas para la
recepción de los sacramentos.
Percibía que poco a poco, la mujer se estaba
introduciendo en el mundo del trabajo y de la
cultura, por lo que consideraba necesario
ampliar las enseñanzas en el Colegio
Enseñaba y educaba logrando contagiar a
las niñas el amor de Dios…
Permanecí Terciaria Dominica durante
casi veintidós años.
Se sucedieron una
cadena de sucesos muy
desagradables que
acabaron con mi salida
de Dominica...
Yo no quería fundar una nueva Congregación,
sino una rama de la Orden Dominicana, pero…
”Dios escribe derecho con renglones torcidos”
Me vi forzada a iniciar un camino nuevo y
acompañada de tres compañeras inicié una
Congregación nueva en la Iglesia
...llamadas Concepcionistas de Santo
Domingo, hoy Concepcionistas Misioneras de
la Enseñanza
Nuestra obra comenzó a crecer y abrimos nuevos colegios en Burgos, Segovia,
El Escorial, Madrid, Pozoblanco, Santa Cruz, Manzanares... En estos
colegios fui personalmente... Estuve con vosotros hasta el 25 de Julio de 1911.
Pero hoy... Sigo con vosotros y desde el cielo os recuerdo... ¡ADELANTE,
SIEMPRE ADELANTE DIOS PROVEE!
El AMOR me ha hecho compartir sin medida. Y la tierra sigue
dando su fruto.
La presencia concepcionista ha abierto fronteras...
Estamos presentes en España, Brasil, Japón,
Venezuela, EEUU, Santo Domingo, Méjico, Corea,
Filipinas, Italia, Congo, Guinea, Camerún y la India.
Junto a vosotros he recordado mi tierra, mi
historia...
Gracias por la atención que habéis prestado a
mi vida... Yo,desde el cielo sigo velando por
vosotros.
¡QUE SE NOTE QUE SOIS EDUCADOS EN UNA
CASA DE MARÍA INMACULADA!.
Miradla y aprended de Ella.
Descargar

Presentación de M. Carmen - Concepcionistas Misioneras de la